Opinión

Entre la realidad y la histeria colectiva

hugo color 2016

#Columna: Víctor Hugo Ornelas @Hugo_Ornelas

Si el día de mañana alguna persona publica en sus redes sociales que fue visto en un recóndito lugar del País el “Chupacabras”, – temible criatura que en la década de los noventas aterrorizó al País entero – estoy seguro que no pasarían tres días para que en las mismas redes comenzaran a surgir los testimonios de personas que juren y perjuren haberlo visto.

Entonces comenzarían a surgir algunos medios que en busca de ganar lectores harían caso a esos testimonios sin asegurarse antes que exista al menos una probabilidad de veracidad en ellos, publicarían noticias sobre el regreso del “Chupacabras” y acto seguido se generaría una histeria colectiva.

Una situación de esa magnitud es la que estamos enfrentando en Jalisco actualmente como sociedad, pues en los últimos días se han comenzado a difundir un sinfín de denuncias de desapariciones y supuestos intentos de secuestro, un tema que sin lugar a dudas despierta el miedo en los ciudadanos debido a las condiciones de inseguridad que atraviesa la nación, pero que de alguna manera se ha sobre dimensionado por el mal actuar de algunas personas que aun no logro comprender el propósito que persiguen al difundir datos falsos sobre desapariciones y raptos.

Por otro lado se encuentran otros ejemplos, en casos como el de Evelyn, quien fue reportada desaparecida el 14 de marzo por la mañana, sin embargo la joven de 17 años había decidido no llegar a su domicilio por decisión propia y sus familiares tuvieron que hacer la aclaración de que se encontraba sana y salva; por otra parte, también se registran hechos que han concluido de manera violenta, como la muerte de Paola Ruelas, reportada desaparecida a través de redes sociales el 12 de marzo pasado, y localizada muerta dentro de su domicilio, víctima de su propio hermano.

Y en un tercer panorama está el de las jovencitas que aseguran haber sido víctimas de personas que las intentaron secuestrar, o subir a un automóvil en la vía pública y que aunque no se haya perpetrado el acto, genera desconfianza y temor entre la gente y un desconcierto sobre lo que está ocurriendo en las calles, ya que entre toda esta información, no faltan aquellos que difunden la existencia de un grupo de secuestradores de mujeres.

Todo lo anterior en conjunto dificulta la intervención de las autoridades, por un lado, no pueden ser omisas al problema de violencia contra las mujeres, que es evidente y existe, pero también hay casos en los que se maneja información falsa y hacer caso de todo ello, puede llevar a sobre dimensionar las cosas y que estas salgan de control.

La autoridad debe mostrar posturas claras, posicionamientos firmes y olvidarse de los asuntos políticos al hablar de situaciones relacionadas con la seguridad, pero no solo eso, los gobiernos y entes de procuración de justicia cometerían un grave error si desestiman las denuncias, por más mínimas que sean, pues en el momento en que una de estas sea verídica, se cuestionará la omisión de las autoridades.

En todo el territorio mexicano no se ha podido resolver el problema de las desapariciones, pero sí se puede evitar que la línea de la cordura social se sobre pase, las autoridades tienen todas las herramientas necesarias a su alcance para abordar los problemas que sean, pero para ello se tienen que crear estrategias adecuadas, se deben explotar todos los recursos y se debe perseguir y sancionar la difusión de información falsa que confunde y daña el tejido social, pero sobre todo, que desarrolla una percepción equivocada de la realidad y llegar a grados de psicosis colectiva como la que se llegó a registrar en junio de 2013 cuando a través de redes sociales se viralizaron las denuncias de supuestos robos de niños, lo que derivó en que muchos padres decidieran no llevar a sus hijos a la escuela, incluso en algunos casos, algunos planteles suspendieron clases por lo que resultó ser una falsa amenaza supuestamente del crimen organizado para secuestrar y matar a niños al azar en escuelas públicas.

Las redes sociales son una gran herramienta en nuestros tiempos, y puede ser utilizada tanto para bien, como para mal, por ello, hay que aprender a utilizarlas, manejando la información de manera responsable.

Se muere Pemex, se muere una parte de nuestra soberanía

aaron columna color

Por Aarón Estrada @aaronprensa

Petróleos Mexicanos (Pemex) es un moribundo que pese a múltiples inyecciones de eutanasia se niega a morir. Cada vez que está más cerca el final de la empresa paraestatal, se pierde un tanto la soberanía nacional.

La terapia intensiva de Pemex comenzó la semana pasada, cuando se anunció de manera formal que en próximos días iniciará la instalación de gasolineras de la empresa norteamericana GULF en México, para ofrecer combustible a un precio más bajo de lo que oferta la empresa mexicana.

Es un golpe contundente que a punto de cumplirse el 78 Aniversario de la Expropiación Petrolera de 1938, regrese a nuestro territorio, una de esas empresas norteamericanas que expulso Lázaro Cárdenas del Río, el mejor presidente que ha tenido este País.

La expropiación fue el acto patriótico más pacífico que se ha registrado en la historia de México. En cualquier parte del territorio nacional, los abuelos, ancianos, recuerdan como sus padres de ellos o incluso ellos siendo jóvenes, entregaron sus animales, dinero en especie, joyas, automóviles incluso, hasta terrenos, para pagarle a las empresas norteamericanas el dinero, a fin de finiquitar el saldo por el decreto de expropiación de 1938.

Las anécdotas sobre este acto patriótico y nacionalista, son de los más suculentos de nuestra historia civil. La forma en que el pueblo salió a esta gran consulta ciudadana, en plebiscito a refrendar la decisión tomada por los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, demostró un auténtico ejercicio de participación ciudadana, que seguro jamás se volverá a repetir.

El hecho conmovió incluso a otras naciones de Latinoamérica, Europa y el resto del mundo, nuestros abuelos, ancianos, fueron ejemplos de un acto nacionalista, de rebelión contra los intereses de los Estados Unidos, y todo esto, sin disparar una sola bala.

Todo el esfuerzo de una nación, su trabajo, su dinero, joyas, ganado, incluso disminuyeron la cantidad de sus alimentos, todo para que 78 años después, unos «hijos de… Hernán Colón», con corbatas del PRI, PAN, PRD, entre otros, avalaran la reforma energética de Enrique Peña Nieto, para abrir el regreso de los petroleros norteamericanos a nuestra nación, con esto, no hay memoria ni moral.

Pemex se muere, lo acabaron los mismos que gozaron de su enorme riqueza, los presidentes voraces, sindicatos corruptos, sus administradores con costal, además del deficiente manejo de las finanzas.

La empresa que dio recursos para escuelas, hospitales, carreteras, que pagó las profesiones de miles de egresados de universidades públicas de todo el País, que curó a enfermos, que dio paz y estabilidad a todo el territorio nacional, la compañía que pago campañas de los candidatos oficiales, la de los viajes de lujo de sus representantes, la del eterno soborno.. se acabó, está muriendo, y todos sus beneficiados están felices, esperando como aves de carroña su caída para devorar lo último de sus entrañas.

Por eso, este 18 de marzo, no hay nada que festejar, iniciaron los preparativos para los funerales de Pemex y lo peor, para nuestra soberanía. Lo dijo el mismo Lázaro Cárdenas, “quien esté contra los intereses de la soberanía nacional, es un traidor a la patria”.

Parece, que el `más si osare un extraño enemigo´, es quien nos gobierna y nos representa en los Poderes de la Unión.

Violencia sin salida

aaron columna color

#Columna Teiwari: Público y al aire

Por Aarón Estrada @aaronprensa

Tres muertes violentas con la estampa del crimen organizado se registran al día en promedio en la Zona Metropolitana de Guadalajara, eso sin contar lo que sucede en todo el interior del Estado, la lógica, es que estamos en una situación de guerra, aunque las autoridades responsables digan lo contrario.

En ese contexto, en los 62 días que han transcurrido de este 2016, se han registrado cerca de 200 muertes violentas en la Metrópoli, situación alarmante, la lógica es que estamos en un estado de guerra, algo que al parecer ya se les salió del control a las autoridades Federales, Estatales y obviamente Municipales.

Sin profundizar en casos, es sabido que la crisis de inseguridad que vive Jalisco, se suma al problema de credibilidad que tienen sus autoridades, principalmente las que dependen del Poder Ejecutivo.

Por si eso fuera poco, los congestionamientos vehiculares, embotellamientos y todo lo que en ellos deriva, -choques, molestias, contaminación- hace de esta Metrópoli, un clima poco cercano a la paz, concordia, equidad y justicia.

Estos factores podrían repercutir seriamente en el clima de inseguridad por la que atraviesa la Metrópoli, incluso de desencanto social, sumado a ella a la falta de empleos remunerados, ambientes adecuados para recreación. Todo ello se va sumando un embudo descontento y descomposición social, poco favorable para todos los sectores de los poderes y empresarios.

Ya han transcurrido cuatro meses del ingreso de las nuevas autoridades municipales, donde Movimiento Ciudadano tiene la mayoría de los Municipios Metropolitanos, pero se han dado con pocos cambios. Prácticamente nulos en materia de seguridad, puesto que la violencia va a la alza. Si bien no es de toda su responsabilidad, lo cierto es que los mismos alcaldes naranjas han demostrado que ellos no tienen la cara mágica para regresar un clima de seguridad en la ciudad.

Incluso se observa que ellos tampoco tienen una solución a corto plazo para cambiar la realidad, la violencia también le está pegando en sus indicadores electorales y ellos lo saben perfectamente, por esa circunstancia deben asumir con responsabilidad las acciones que van a emprender para la materia. Definitivamente tampoco se vale que ciertos actores saquen tajada política al respecto, para denotar a los presidentes de MC u otros para lanzar la piedra al Gobernador del PRI.

El garantizar un estado de derecho, seguridad y paz, es responsabilidad de los tres niveles de Gobierno, aunque pareciera que no hay un plan estratégico emergente entre ambas instancias para resolver la situación.

Lo peor es que no se observa un panorama donde se pueda decir que habrá tregua a la violencia, o seguridad en las calles, el clima de violencia que azota a Jalisco y su ciudad central, parece no tener fin, al menos en los próximos meses.

Todas las mañanas cuando Brozo dice en su Mañanero “Chamacos estamos vivos, pero sólo por hoy”, aplica para Jalisco y el resto de los 31 Estados de la República. Parece que no hay salida.

Viva Di Caprio, que muera Trump y nos cuenten el chisme

hugo color 2016

#Columna: De política y otras perversiones

Por Victor Hugo Ornelas

 

En los últimos días, tres temas se han conjuntado para de alguna manera ofrecernos una estampa de la sociedad actual en nuestro País, que es capaz de odiar a un güero ojo azul por su ambición de poder y el desprecio a los mexicanos, amar a otro güero ojo azul por su ambición de fama aunque también odia a los mexicanos, y demostrar un alto grado de interés por temas que de ninguna manera son coyunturales, por encima de crisis como la política, económica, ambiental y de violencia por la que atraviesa el País.

La noche del pasado domingo, cientos de personas salieron a las calles, en particular a dos monumentos que poseen un alto grado de representación social, la Minerva en Guadalajara y El Ángel de la Independencia en México, el motivo, Leonardo Di Caprio y su premio Oscar.

Los connacionales que salieron a las calles a festejar gritaban a coro frases como “Leo, hermano, ya eres mexicano”, pero entre líneas, lo que realmente estaban gritando a los cuatro vientos era su necesidad de un referente positivo, y por supuesto, lo vacía que están sus vidas cuando optan por convertir en un triunfo nacional lo que realmente no es otra cosa sino el logro personal de un extranjero que nunca ha tenido un gesto o aportación hacía este País.

Por otra parte, en la misma semana, en un evento al que los “gringos” le llaman el “Súper martes”, el magnate Donald Trump, dio un paso importante de cara a convertirse en el candidato a la presidencia de los Estados Unidos por el partido republicano, lo que representa una seria posibilidad de que se convierta en el mandatario más poderoso del mundo en las elecciones del próximo 8 de noviembre de 2016.

Este güero en particular, se ha ganado un desprecio por parte de los mexicanos que lo tachan de racista, represor, prepotente, ignorante y mediocre, cosa que ha sido tema de análisis por parte de muchos de esos que se auto denominan “intelectuales” aquí abro un paréntesis y pregunto, ¿De casualidad ya se asomaron a Los Pinos? Se rumora que ahí hay un tipo similar.

El desprecio hacía Trump por parte de los mexicanos también demuestra la intolerancia y visceralidad de la raza de bronce, que al escuchar un comentario despectivo se ofende, se enoja y despotrica contra el autor del mismo, pero que no es capaz de confrontarlo y revirar por la vía del intelecto, que no se da cuenta que hay más de 2.5 millones de mexicanos en Estados Unidos que pueden acceder de manera legal a la ciudadanía de ese País e incidir en las decisiones políticas y entonces sí, a ver quién se anima a señalarlos como los enemigos del Tío Sam, en otras palabras, lo que demuestra la reacción de odio contra Trump, es que no somos muy buenos para hacernos respetar y darnos a querer.

Por otra parte, además de ese exquisito programa con alto contenido cultural de la señorita Laura, a, uno de los éxitos en la última década de la televisión ha sido aquel que conduce Paty Chapoy y Pedro Sola, llamado Ventaneando.

Cuando inicié mis “pininos” en esto del periodismo, recuerdo el coraje que me daba escuchar a los conductores que se auto denominaban periodistas, cuando el contenido se basa no en noticias de espectáculos, sino en chismes sobre la vida personal de actrices, actores y cantantes, de vez en cuando uno que otro político, y mientras más morboso fuera el chisme, más éxito podría alcanzar.

Pero entonces ya dentro del medio, me doy cuenta que muchos que se desarrollan como periodistas o reporteros, basan mucho de su trabajo en chismes, incluso podría asegurar sin temor a equivocarme que sí el día de mañana alguien encontrara un chismógrafo respondido por Aristóteles Sandoval, Enrique Alfaro o Alberto Uribe en sus épocas de secundaria, habría medios que lo convertirían en portada dos o tres días seguidos.

Es así porque lamentablemente nos hemos acostumbrado a que el chisme y el morbo venden, y dejamos de lado la responsabilidad que llevamos en cada tecla que apretamos y cada palabra que elegimos para conformar los párrafos que ofrecemos a los lectores, contribuye a la formación de un criterio social, y al escribir y publicar idioteces, estamos marcando un rumbo de la misma índole para aquellos que confían en los medios, y que de alguna manera se pueden llegar a convertir en esos que critican a Trump porque todos lo hacen, festejan a Di Caprio porque está de moda y lee chismes, porque es más entretenido.

Homo sapiens mortale

blanca bravo 2015 color completa

#Columna:

Antropofagia cultural

Por Blanca Bravo  @AntropofaBravo

¿Cómo le resulta la existencia mi tlajomulca dueño del universo? ¿Disfruta del mundo que Dios le dio? ¿Se siente especial con el raciocinio que lo hace diferente de cualquier otro animal o que ya de plano lo hace merecedor a no ser considerado como tal?

“Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza; y que le estén sometidos los peces del mar y las aves del cielo, el ganado, las fieras de la tierra, y todos los animales que se arrastran por el suelo». (Génesis 1,26 ó 1:26 dependiendo de su filiación religiosa), dijo Dios poniéndose de acuerdo con no sé quién -pues según creo estaba sólo-,  antes de crear a su última obra y a la única verdaderamente directa, en la que literalmente metió las manos.

Dios les dijo al varón y a la mujer, además ,»Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todos los vivientes que se mueven sobre la tierra» (Génesis 1, : 28), y desde ese remoto y metafórico pasado se ha  transmitido el chisme éste, como todos los chismes, cortado, modificado. Ahora resulta que lo de fecundos era broma; pues ¿No dicen que ni verse en cueros podían Adán y Eva? “cuantimenos” hacer lo necesario para la multiplicada hasta que cometieron el  pecado original, que los mismos chismosos confunden con el sexo. Dios los castigó por su desobediencia. Sin embargo, según los hombres Dios quitó a la humanidad el poder de comer sin trabajar, el de vivir sin enfermedad alguna, pero que ’sque nunca le retiró su superioridad y derecho de dominio sobre el resto de las especies: las sin alma.

Muchos de los que leen esta “deliriosa” columna podrán pensar que es razonable que si esas criaturillas no tienen humanidad o alma, pues no tienen por qué tener un valor igualado al del majestuoso ser humano, pero… y si yo le digo que corrimos con suerte de no nacer en la conquista hispánica, en donde los nativos eran considerados  carentes de alma  y por lo tanto animales de trabajo y qué decir de tiempos en que las mujeres tampoco eran consideradas como seres “almados” y se toleraban simplemente por su capacidad reproductiva.

De cualquier modo, muchos seres simios bípedos Homo sapiens siguen considerándose superiores a otras especies por tener la capacidad de pensar, pero…recapacitemos (o pa’  qué es tamaño cerebrón a medio estrenar) ¿Somos los seres  más dichosos por pensar?

El ser humano hombre y mujer es, a diferencia del resto de los seres vivos, un ser consciente de su propia muerte.

Un toro de lidia es alimentado, cuidado y al final en un acto de desigualdad es toreado. Pero, previo a la corrida, los toros no tienen miedo de enfrentar la muerte, si acaso viven extraño el nuevo lugar en el que están mientras el torero se concentra, reza, se llena de miedo y adrenalina para salir a “defender su vida” del riesgo que él mismo busca. Durante las faenas, el torero teme que le destripen mientras luce cual muñeca de cajita musical en el ruedo enfrentando a una inmensa bestia. ¿El toro? Sólo siente confusión y el instinto de luchar contra un peligro, pero no está pensando en lo que perderá si muere, en su familia “toril”, en la herencia de su pastura. El torero como cualquiera de nosotros “en sano juicio” es consciente desde  niño de que morirá, de su finitud. Vive eternamente apegado a las cosas, a las personas porque sabe que las puede perder. Todos los días de su vida sabe que ésta puede acabar. Vaya gracia y regalo divino éste de ser el animal de la razón; el ser moldeado por las mismas manos de un Dios que seguro temía morir sin trascender.

¿O usted qué opina?

Colima no es Tlajomulco

12400920_885268214913563_8408641078779060361_n

Por Víctor Hugo Ornelas

El pasado fin de semana, como muchos de ustedes lo sabrán, se llevaron a cabo elecciones en el estado de Colima para definir quién será el próximo gobernador de dicha entidad; la contienda la ganó el candidato del PRI, o el nuevo PRI como le dicen los viejos priistas que creen que con una frase pueden cambiar la realidad de su partido, aunque esa es otra historia.

Lo que nos atañe en estas líneas, es hablar de la invasión naranja que hicieron algunos servidores públicos de Tlajomulco a la capital colimense para “apoyar” al candidato de dicho partido, Leoncio Moran Sánchez, pero dado el resultado ya comentado, para lo único que sirvió la visita de estos funcionarios fue para que se dieran cuenta que Colima, no es Tlajomulco.

¿Le suena a usted los nombres de  Omar Cervantes, Ghi Sandro Arreola, Georgina Camberos, David Morales o Fernando Tapía?, pues sí a usted que vive en Tlajomulco no,  a los colimenses mucho menos, y seamos sinceros, la presencia de estos y otros funcionarios municipales en aquella entidad no significó más que un punto a favor para mantener su posición privilegiada, pero no en el partido, sino en la cercanía que puedan tener con los hombres que manejan a Movimiento Ciudadano en Jalisco, porque sí estos sujetos el día de mañana consideran que la bandera naranja no es la más adecuada para sus intenciones políticas, migrarán al partido que sí lo sea, y ahí estarán la bola de lambiscones que no son fieles a una ideología partidista, sino a la gente que les puede dar chamba durante los siguientes años.

La presencia de estos hombres y mujeres, es por mucho, más necesaria en el municipio que les paga, que en un estado donde nadie los conoce, su compromiso, por encima de todo, debe ser con la ciudadanía del lugar en el que trabajan y no con un grupo político, porqué sí el compromiso es con este último, entonces que se vayan a trabajar al partido, al cual cabe señalar, también lo mantiene el dinero público.

Mi perro abrió los ojos a los 15 días de nacido, y todos estos sujetos nombrados y muchos otros que fueron aquel estado ya deberían de abrirlos también, y darse cuenta que no son políticos, son servidores públicos con una responsabilidad primaria que es el municipio en el que se desempeñan.

En cambio se comportan como peones que juegan a la política con publicaciones en sus redes sociales, pero que en algunos casos no tienen siquiera la calidad moral ni el respaldo de la gente y aun así se enfundan en un papel que no les corresponde.IMG_20151210_180602_edit_edit-712x357

Y ahora, si salen con que estaban en su tiempo libre, habrá algunos puntos que tienen que considerar, el salario que ganan, en especial estos que mencionamos, es suficiente como para que se enfoquen en su trabajo encomendado, además, debido al cargo que ostentan, el municipio requiere de su disposición a cualquier momento, y en el caso de los regidores, bueno, esos ni cómo defenderse ya que al ser un cargo de “supuesta” elección popular, su compromiso es de 24 horas del día.

A cada uno de los que mencionamos les podríamos enumerar una lista de actividades que pudieron haber llevado a  cabo o atendido en vez de ir hacer el ridículo electoral, pero sobre todo podemos apelar a decirles que la gente de Tlajomulco requiere a trabajadores públicos comprometidos en todo momento con las causas del municipio, no a gente que se haga chaquetas mentales creyéndose políticos que pelean por el bien común, cuando lo más común es que ni bien hagan en su propia casa.

A %d blogueros les gusta esto: