Nacional

Y LA CULPA NO ES TUYA

Alfonso García Sevilla


En el pleno día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, 25 de noviembre, dos sujetos a bordo de una motocicleta asesinaron de dos balazos a Abril González, quien circulaba rumbo al aeropuerto para abordar un vuelo a su ciudad natal, Monterrey en el estado norteño de Nuevo León. Este cobarde y lamentable suceso se dio en presencia de sus hijos.

Abril se suma a las 2 mil 833 mujeres que han sido asesinadas en México durante 2019 por su condición de ser mujeres, esto es, por crímenes de odio, derivados de la misoginia, de la creencia de que la mujer es un objeto subordinado a su hombre, y viene precedida por: violación, violencia psicológica, violencia física, violencia doméstica, mutilación, desfiguración, privación de libertad, incomunicación o tortura.

No es equiparable a los homicidios, no es minimizar diciendo que matan más hombres, no es menoscabando un movimiento que solo busca respeto y seguridad para nuestras mujeres, que puedan salir tranquilas a la calle con la certeza de que regresarán a salvo y sin sobresaltos de acoso o agresión verbal o sexual en su trayecto a sus centros de estudio, de trabajo, lugares de recreación, etc,

A diferencia de los homicidios, el feminicidio es perpetrado por un hombre, pareja sentimental regularmente. Misma sospecha se tiene en las mujeres que han desaparecido en nuestro país, que ronda una escandalosa cifra de 3 mil mujeres que salieron de sus casas y no han vuelto a ser vistas de nuevo.

No son “feminazis”, la violencia con la que actuaron un solo día es ínfima comparada a la que padecen a diario, a la que sufren de las omisiones de los gobiernos de los diferentes ámbitos y de una justicia que no llega.
En casos como el de Abril González, incluso se puede hablar de la complicidad del juez que con artimañas legales puso en libertad a su pareja, principal sospechoso de su asesinato, cuando en enero la intento matar golpeándola en la cabeza con un bate de beisbol.

Y mientras las cosas en una cultura de machos no cambie, no esperemos marchas en paz. Nuestra sociedad mexicana muestra un avanzado estado de descomposición y es la violencia contra las mujeres la que mide el tipo de país que somos.

Espero justicia para Abril y para las casi tres mil víctimas de feminicidio y que reaccionemos y pongamos un hasta aquí a esta aberrante práctica contra lo más valioso y hermoso que un ser humano puede tener: nuestras mujeres.

Amemos las letras, ellas son libertad

Fabiola Serratos

No podemos escribir sin ser libres y no hay lectura que no regale un tanto de libertad de pensamiento.

En Tlajomulco existen magníficos talentos ocultos, amantes y creadores de las letras. He tenido la suerte de representar a mi municipio en otros estados siendo de las primeras exponentes de novela erótica en el estado de Jalisco.

Recientemente impartí un taller de narrativa erótica previo a la FIL donde brindé algunas reflexiones sobre el ser autor y aprender la diferencia entre “autor, lector y nuestros personajes “
-Tenemos tanto temor a ser nosotros mismos a escuchar la pasión que somos capaces de sentir y construir que censuramos nuestros sentidos impidiendo que el pensamiento arme una estructura de la seducción y la libertad.

Como narradores pensamos en exceso la forma en la que seremos leídos y si seremos comprendidos creando en cada narración una justificación innecesaria para el mundo.

“Después de todo creemos que los únicos lectores serán los familiares y amigos y es ahí dónde encontramos el principal temor de hablar sobre la libertad”

Escriban siendo libres, escriban para el mundo entero sin temor al juicios de ustedes como narradores (que es distinto a la crítica de la obra). Preparen sus letras para ser juzgadas amadas, ignoradas o vividas. Pero dejemos de sentir que por aquello no vale la pena escribir.
Escribir nos hará libres en el momento en el que le entreguemos al mundo nuestras letras porque de esa manera entenderemos también la libertad de ser autor.

“Quien no lee no sabe escribir y quien no sabe escribir tampoco encuentra la claridad al pensar”
Disfrutemos de cada exposición, del mundo exquisito de las letras. Jalisco está de fiesta y vale la pena embriagarse de cultura.

1 Año del Gobierno de AMLO

Tiempo de contar…
“Hemos avanzado mucho, se han sentado las bases para llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública de nuestro país, ya hay un marco legal distinto, se hicieron reformas a la Constitución, en el sentido estricto, práctico, real, ya hay una nueva Constitución que combate la corrupción, que promueve la justicia, que impulsa la democracia». -Andrés Manuel López Obrador-

Quirino Velazquez

Este domingo 1° de diciembre Andrés Manuel López Obrador cumple su primer año como presidente de México.Ha sido un período inédito, dicen los especialistas, no solo porque es el primer gobierno de izquierda en la historia del país, sino por algunas decisiones de la administración pública le han valido críticas, pero también reconocimientos.

Ha sido un año de claroscuros, dice Jaime Cárdenas, académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Por un lado, parece existir «un buen ánimo del presidente y de sus funcionarios» para concretar sus proyectos de gobierno. Pero al mismo tiempo hay resistencias, dice. Hay desconfianza de algunos sectores sociales y desde organizaciones empresariales.

Enseguida, les cuento en seis puntos algo sobre este primer año del gobierno del presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

1- Violencia histórica

El 1 de diciembre de 2018 López Obrador recibió al país con la mayor ola de violencia de su historia reciente.

Más de 36.000 personas fueron asesinadas violentamente ese año, de acuerdo con el gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi). Una violencia con elementos distintos a otros años. En el pasado la mayor parte de la violencia era generada por la guerra contra y entre carteles de narcotráfico.

Ahora, parte de los homicidios e inseguridad es provocada por bandas de extorsión y robo de combustible, según especialistas como Guillermo Valdés, exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Para combatir la violencia, AMLO modificó la estrategia de gobiernos anteriores, basada fundamentalmente en operaciones militares. El nuevo plan contempla atacar las causas de la delincuencia con programas de becas y empleo a jóvenes, así como un amplio programa contra las adicciones. También se creó la Guardia Nacional, integrada por policías militares y navales para sustituir a la Policía Federal.

Parte del plan fue una operación especial contra el robo de combustible, conocido como «huachicoleo» y que es uno de los principales desafíos a las autoridades dicen especialistas.

La estrategia contra la inseguridad, sin embargo, no ha logrado contener la violencia. En lo que va de este año se han cometido más de 29.000 homicidios, según el Inegi. Es un tema que debe revisarse dice el investigador Cárdenas Gracia. «En la política de seguridad el gobierno no ha sido exitoso. Tal vez convenga hacer ajustes a la estrategia».

López Obrador reconoce que es un tema pendiente. «No son buenos los resultados» dijo en su primer informe de gobierno. «Constituye nuestro principal desafío».

2- Economía estancada

Según especialistas, la economía mexicana está virtualmente estancada. Hay varias razones:

Por un lado, está un «complejo entorno internacional», marcado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Esto provocó una reducción en la inversión a nivel global que afectó al país, aunque también existen factores internos.

Por ejemplo, la política de austeridad del gobierno, que canceló contratos de servicios y de obra pública, como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Esto, a decir de algunos, aceleró la crisis que padece la industria de la construcción desde hace varios años. Se trata de uno de los sectores que más población emplea en el país.

Además de la reducción en el gasto público, también bajó el ritmo de la inversión privada, reconocen consultoras como el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

Pero, al mismo tiempo, existen indicadores positivos. Por ejemplo, hasta octubre pasado la inversión extranjera directa superó los US$26.000 millones, un aumento de 7,8%. La tasa de inflación para este año se espera que sea de 3,8%, menor a la registrada en 2018 que fue de 4,9% Y los pronósticos de desempleo indican una cifra de 3,4% este año, similar al del período anterior (3,2%).

3- El desafío del T-MEC

Días después de ganar la elección presidencial el 1 de julio de 2018, Andrés Manuel López Obrador enfrentó su primer desafío: la renegociación el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El presidente Donald Trump había amagado con sacar a su país del acuerdo, lo cual significaba su posible cancelación.

Casi toda la economía mexicana depende de la relación comercial con Estados Unidos. El intercambio de mercancías es de US$549.000 millones al año, en promedio.

Del TLCAN depende el 25% del PIB de México, según datos oficiales. Las consecuencias de su cancelación hubieran sido graves.

El equipo de López Obrador participó en las negociaciones, y en octubre de 2018 se concretó un nuevo acuerdo llamado Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Más de un año después, el convenio comercial todavía no ha entrado en vigor, porque solo México lo ha ratificado. El proceso en Estados Unidos está detenido el enfrentamiento entre Donald Trump y legisladores del Partido Demócrata. Canadá espera la ratificación estadounidense. El gobierno mexicano confía en que el T-MEC entre en vigor en 2020.

4- El polémico acuerdo migratorio

Otro de los problemas que AMLO enfrentó desde el primer día de su gobierno fue el éxodo de miles de personas procedentes de Centroamérica, quienes cruzaron la frontera sur de México en numerosas caravanas en su camino hacia EE.UU.

Al principio el gobierno de López Obrador ofreció permisos de residencia y empleo a los migrantes. Pero en pocos meses cambió la estrategia.

En junio pasado, Donald Trump amenazó con imponer aranceles de 5% a las importaciones mexicanas si no se reducía significativamente el número de migrantes que cruzan irregularmente la frontera estadounidense. Para evitar estos aranceles, el gobierno mexicano estableció un plan de 90 días en el que desplegó 6.000 elementos de la Guardia Nacional para controlar el flujo migratorio en sus fronteras. También aceptó albergar en su territorio a miles de migrantes mientras esperan una resolución a su petición de asilo en cortes estadounidenses.

El plan redujo el número de migrantes irregulares, según datos del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

«Se pudo pactar de otra forma», dice el académico Jaime Cárdenas. «Trump no parece aportar lo mismo que México».

5- AMLO y Latinoamérica

El desafío más reciente del gobierno de López Obrador ha sido el asilo al expresidente de Bolivia, Evo Morales.

Es una decisión que internamente fue cuestionada, pero que, de acuerdo con especialistas, es parte de la política exterior de AMLO, que pretende acercarse a América Latina.

En este camino se encuentra el Mecanismo de Montevideo promovido por México con Uruguay, Barbados y Trinidad de Tobago. El acuerdo busca un diálogo en Venezuela entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

Lo mismo sucede con el plan de ayuda e inversión en el Triángulo Norte de Centroamérica, formado por Honduras, Guatemala y El Salvador.

Con ello México recupera el protagonismo de la diplomacia que tuvo hasta el inicio de los años 90, dice a BBC Mundo el exembajador Eduardo Navarrete.

El inesperado protagonismo de México en la crisis de Bolivia al conceder asilo a Evo Morales «Es el ejercicio de una tradición bien plantada que no es vieja ni obsoleta», recuerda.

6- Popularidad de AMLO

Una encuesta reveló que el nivel de aprobación para el presidente López Obrador bajó del 80% del que gozaba l cumplir 100 días de mandato a 68% al acercarse el primer aniversario del inicio de su gestión, de acuerdo con una encuesta divulgada este lunes pasado (18 de nov/2019).

Otros indicadores, entre ellos su imagen, también han mostrado algunos cambios significativos, pues actualmente, 65% de los mexicanos tienen una imagen positiva de él. Esto representa una baja de 15 puntos porcentuales respecto a la primera evaluación.

De igual manera, la calificación de su trabajo a lo largo del último año ha ido cambiando. A los 100 días de gobierno, 42% le dieron calificaciones de 8 a 9. Hoy, a casi un año de haber sido nombrado presidente, 40% le otorgan estas calificaciones (bajó el 2%).

Respecto a las características con las que identifican a López Obrador, 72% creen que es una persona sincera, 79% que es un líder, 80% lo consideran una persona cercana a la gente, 73% lo ven como alguien que tiene experiencia para gobernar, 67 % tiene la percepción de que es alguien capaz de resolver problemas y 7 % consideran que toma sus propias decisiones.

La ciudadanía considera que a lo largo de este último año ha habido avances importantes en temas como libertad de expresión (67%), combate a la corrupción (58%), combate a la pobreza (58%) educación pública (55%), creación de empleos (49%) y servicios de salud pública (45%).

Por otra parte, 52% de los mexicanos aseguran que, con la llegada de López Obrador al poder el 1 de diciembre de 2018, ellos y sus familias están mejor que antes.

De las Heras realizó el estudio del 21 al 22 de noviembre por medio de mil encuestas telefónicas a personas mayores de 18 años seleccionadas mediante un muestreo aleatorio sobre el listado de teléfonos del país, y cuenta con un 95 % de confianza y error estadístico de 3,2 %.

Finalmente, les cuento que a través de sus redes sociales el presidente Andrés Manuel López Obrador compartió un video en el que invita a todos los ciudadanos a que asistan al Informe que dará el domingo 1 de diciembre en el Zócalo de la Ciudad de México, para conmemorar un año del inicio de su gobierno constitucional.

En dicho video, el Primer Mandatario señala que la cita para dicho evento será a las 11:00 horas. “Hemos avanzado mucho, se han sentado las bases para llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública de nuestro país, ya hay un marco legal distinto, se hicieron reformas a la Constitución, en el sentido estricto, práctico, real, ya hay una nueva Constitución que combate la corrupción, que promueve la justicia, que impulsa la democracia», destaca el mensaje del presidente.

EJIDO EL ZAPOTE Y SU LUCHA EN LA ERA DE LA 4TA TRASFORMACIÓN

“…[Zapata] comenzó el movimiento revolucionario para restituir las tierras que las haciendas les habían arrebatado a los pueblos de Morelos y a los pueblos de todo México. Esa es una enseñanza mayor: No al abuso, no a la prepotencia; sí a la justicia, sí a la justicia” -Adres Manuel López Obrador-

Quirino Velazquez

El pasado 10 de abril se cumplieron cien años del asesinato de Zapata y por ese motivo el gobierno federal decretó al 2019 como “Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata”. En contrapunteo a los ánimos celebratorios (de aquel acontecimiento), este texto recuerda otra historia que reflejan las aspiraciones y el devenir de aquel movimiento popular la lucha del Ejido El Zapote por lograr justicia.

Ya en la era de la “4ta Trasformación Nacional” la historia de oprobio gubernamental y la digna lucha del ejido El Zapote, sobre las 307 hectáreas en las que se ubican parte de las instalaciones del aeropuerto internación de Guadalajara, prosigue.

Esta disputa tiene origen desde hace casi 70 años cuando les fueron ilegalmente arrebatas parte de sus tierras. Les presento una breve relatoría cronológica de la sustracción ilegal de las tierras (307 has) del ejido El Zapote, usurpadas hoy por el GAP (Grupo Aeroportuario del Pacifico), y de la desigual lucha entre el gobierno federal (en contubernio con el GAP) y nuestros paisanos ejidatarios de El Zapote.

  1. En 1949 el Gobierno Federal ocupó (ilegalmente) una superficie aproximada de 247-53-97 hectáreas de terrenos propiedad del ejido El Zapote, para la construcción del Aeropuerto Civil Federal de la ciudad de Guadalajara. Exp. SOP/408 relativo al procedimiento de expropiación instaurado por la entonces Dirección General de Tierras y Aguas del denominado Departamento de Asuntos Agrarios y Colonización (hoy SEDATU).
  • En julio de 1950. Se inicia la construcción del nuevo aeropuerto de la ciudad de Guadalajara, en un predio de 250 hectáreas del Ejido El Zapote y el fracc. Asturias. El aeropuerto «Las Ánimas» tendría 2 pistas. Periódico El Informador de fecha 21/07/1950.
  • En marzo 1951 fue inaugurado por el entonces presidente de la República Miguel Alemán el Aeropuerto Civil Federal de la Ciudad de Guadalajara, que tuvo un costo de 10 millones de pesos, contando con dos pistas: la principal de 2,200 metros (actual 10-28) y una secundaria de 1,800 metros (02-20), ambas de 56 metros de ancho, así como un edificio terminal de 1,500 metros cuadrados de construcción. Periódico El Informador de fecha 01/03/1951 y 02/03/1951.
  • En 1967 en su Segundo Informe del Gobernador de Jalisco Francisco Medina Ascencio, mencionó: “En la segunda gran remodelación del Aeropuerto de Guadalajara, la Federación invirtió 120 millones de pesos (Información obtenida de la Biblioteca del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente).
  • En mayo de 1968, el Jefe del entonces Departamento de Asuntos Agrario y Colonización (posteriormente Secretaria de la Reforma Agraria hoy SEDATU) autorizó, de manera ilegal, a la Secretaría de Obras Públicas (hoy SCT) la ocupación provisional de 257-03-51.77 hectáreas propiedad del ejido El Zapote Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco. (ya se había construido el aeropuerto). Exp. SOP/408.
  • El 1° de agosto de 1968 fue inaugurado (reinaugurado), por el entonces presidente de México Gustavo Díaz Ordaz, el Aeropuerto Internacional de la ciudad de Guadalajara. Periódico El Informador de fecha 02/08/1968.
  • El 19 de septiembre de 1975 se decretó (de manera ilegal) la expropiación a favor de la entonces Secretaría de Obras Públicas (ahora SCT), de una superficie del ejido El Zapote, Municipio de Tlajomulco, Jalisco, de 306-89-60 Has., para ser destinadas a la ampliación del Aeropuerto de Guadalajara, Jalisco. El citado decreto fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 26 de noviembre de 1975.
  • El 29 de junio de 1998, el Gobierno Federal, por conducto de la Secretaría de Comunicaciones y Trasporte (SCT), otorgó (de manera ilegal), entre otros, la Concesión de bienes del dominio público (propiedad del ejido El Zapote), a favor de la empresa AEROPUERTO DE GUADALAJARA, S.A. DE C.V. subsidiaria del Grupo Aeroportuario del Pacifico, SAB de CV (GAP).
  • El 15 de noviembre de 1999, se modificó íntegramente las condiciones y anexos de la Concesión, referida en el punto inmediato anterior.
  1. El 25 de noviembre de 2009 el Comisariado ejidal del ejido El Zapote del Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, promovió juicio de amparo indirecto, en contra de la ocupación ilegal ordenada el 14 de mayo de 1968, de un total de 306-89- 60 hectáreas de terrenos de su propiedad; del Decreto expropiatorio de fecha 19 de septiembre de 1975 y su ejecución; así como de su respectivo avaluó; además en contra de la concesión otorgada de los mismo.
  1. El 31 de julio de 2014, el decreto presidencia de expropiación (anotado en el punto 7 anterior) fue dejado insubsistente al declararlo inconstitucional por sentencia dictada el Juez Tercero de Distrito en Materia Administrativa y de Trabajo en el Estado de Jalisco, en el juicio de amparo indirecto número 1788/2009.
  1. Por resolución de fecha 14 de abril de 2016, pronunciada por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito, en el Recurso de Revisión número 298/2015, se confirmó la concesión del amparo y la protección de la Justicia de la Unión en cuanto ve al Decreto Presidencial Expropiatorio emitido el 19 de septiembre de 1975 y publicado el 26 de noviembre del mismo año. La ejecutoria referida en su resolutivo cuarto literalmente dispone: “CUARTO. Se CONFIRMA la concesión del amparo y la protección de la Justicia de la Unión al quejoso, poblado «EL ZAPOTE», del Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, por cuanto ve al decreto expropiatorio reclamado, con el consecuente pago de la indemnización con motivo de la expropiación…». (foja 801 de la Ejecutoria de la Revisión Principal 298/2015).
  1. El 4 de julio de 2016  el Diputado Federal (en ese entonces) Salvador Zamora Zamora (hoy presidente municipal de Tlajomulco) presentó, ante la Cámara de Diputados, una proposición con punto de acuerdo de urgente y obvia resolución “por la cual se exhorta al titular de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes para que dé cumplimiento a la sentencia mediante la cual deberá restituir o en su caso indemnizar las tierras ejidales de los ejidos de El Zapote…” del municipio de Tlajomulco de Zúñiga, donde se ubica el hoy aeropuerto internacional de la ciudad de Guadalajara.
  1. En el año 2018 el aeropuerto internacional de Guadalajara se consolidó como el tercer lugar con mayor afluencia a nivel nacional, al acumular 14 millones 351 mil pasajeros durante el año pasado, según el balance del GAP, administrador de la terminal. El total de usuarios superó en 12.1% el registro de 2017, cuando utilizaron el espacio 12 millones 808 mil usuarios nacionales e internacionales.

Del total de personas que utilizaron el aeródromo, ubicado en tierras del ejido El Zapote, en 2018, 10 millones 313 mil son nacionales y 4 millones 038 mil son internacionales. En ese mismo año aproximadamente 164.2 mil toneladas métricas de carga fueron transportadas a través del aeropuerto

Asimismo, el aeropuerto de Guadalajara en el año 2018 tuvo una utilidad de operación de 2 mil 454 millones de pesos (información obtenida del Reporte anual del GAP que presenta de acuerdo con las disposiciones de carácter general aplicables a las emisoras de valores y a otros participantes del mercado).

Por otra parte, cabe señalar que desde el mes de abril del 2016 la resolución, anotada en el punto 11 anterior, se convirtió en sentencia ejecutoriada, por ende, en cosa juzgada por que surge de una sentencia definitiva e inatacable y, por tanto, desde esa fecha es la verdad legal sobre el litigio de las tierras propiedad del ejido El Zapote, que hoy usurpa el GAP. Y digo que usurpa porque una consecuencia natural y jurídica del amparo concedido al ejido el Zapote, se entiende que el procedimiento y consecuente decreto expropiatorio se encuentran viciados y son ilegales, por haberse violentado en su perjuicio la garantía de audiencia. Entonces si no hay decreto expropiatorio la ocupación de las tierras por parte del GAP resulta también ilegal.   

Ya agotadas todas las instancias legales, el anterior gobierno federal priista (afortunadamente a un año de haber concluido su funesto periodo) que encabezó Peña Nieto, con el apoyo del gobierno priista de Jalisco (también concluido hace un año gracias a Dios) encabezado por Aristóteles Sandoval, retardaron, con “triquiñuelas y huisacheadas”, el pago que por orden de la autoridad debió hacer al ejido El Zapote por las 307 hectáreas, incluso después de haber alcanzado varios acuerdos (incumplidos todos).

Las tácticas dilatorias llegaron hasta el punto de aprender a los líderes del ejido, mientras realizaban una manifestación pacífica. La Fiscalía General del Estado de Jalisco (encabezada en ese entonces por un nefasto servidor público de nombre Eduardo Almaguer Ramírez) ordenó la detención de 15 manifestantes, entre ellos el presidente del Ejido, en ese entonces, Nicolás Vega Pedroza, su hija Violeta Vega, así como ejidatarios y asesores legales, argumentando delitos “fabricados”. La falta de cargos contra los detenidos dio lugar a su posterior liberación, lo que dejó clara la estrategia de intimidación contra los ejidatarios, que han ganado en todas las instancias los juicios en reclamo de sus tierras.

Ahora bien, no se puede ocultar que la historia de la expropiación de tierras ejidales de El Zapote se ha traducido en corrupción e injusticia para esa comunidad agraria. El despojo de la tierra ha sido un problema persistente reflejado hoy en día es la desigual lucha entre el ejido El Zapote y el gobierno-GAP.  

Cierto, la lucha del ejido El Zapote por recobrar sus tierras u obtener el pago de las mismas siempre ha sido una lucha desigual,  porque gobierno y GAP siempre han estado en ominoso contubernio, basta con que sepamos que el actual Director General del GAP Lic. Raúl Revuelta Musalem “fue Subdirector de finanzas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) por seis años en donde participó en diferentes procesos de privatización en el sector comunicaciones y transportes y tiene una amplia experiencia en concesiones federales” (información tomada de la página oficial del GAP). Y otro ejemplo de ese aciago contubernio entre el gobierno y el GAP es que el Lic. Sergio Flores Ochoa actual Director Jurídico del GAPfue anteriormente Gerente de lo Contencioso y Administrativo de la Dirección General Adjunta de Asuntos Jurídicos de ASA y Subprocurador de Justicia de la Ciudad de México, además de haber sido Jefe del Departamento Legal del INFONAVIT y Gerente Jurídico de NAFINSA (en la época de los gobiernos federales priistas y panistas).

Así, con la confabulación entre gobierno-GAP y no obstante que han pasado casi 70 años del ilícito despojo de esas tierras y que el ejido El Zapote ya ganó en lo jurídico el pago de sus tierras, y a pesar de que el año pasado, el Gobernador Enrique Alfaro Ramírez (en ese tiempo electo), expresará en su Twitter que “su lucha es legítima” y anunciará que se comprometía a hacer su parte “para que se haga justicia y el gobierno federal salde esta deuda histórica, aún no les pagan a los ejidatarios las tierras donde se asienta una gran porción (estacionamiento, parte de pistas, hangares, terminal, etc.) del aeropuerto internacional de Guadalajara.

Por otra parte, cabe señalar que el GAP cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y en la Bolsa de Valores de New York (NYSE) bajo el símbolo “GAP B” y “PAC” respectivamente, y opera, administra y desarrolla 12 aeropuertos internacionales en las regiones del pacífico y centro de México y uno en el Caribe (Jamaica) y tiene como socio a la empresa AENA Internacional que es una sociedad propiedad de Estado español que administra todas las operaciones aeroportuarias en España, lo que la convierte en una de las operadoras de aeropuertos más grandes del mundo. AENA Internacional es uno de los tres socios clave de GAP, actuando como su socio operador (ni así nos quieren pedir perdón los “gachupines” por los desmanes de la conquista).

El Consejo de Administración del GAP es presidido por la señora Laura Díez Barroso Azcárraga quien es una de las personas más acaudaladas de México y prima hermana del magnate Emilio Azcárraga Jean dueño de televisa.

Se deja así evidencia de la desigual lucha entre el ejido de El Zapote y el binomio en contubernio gobierno-GAP. Ojalá el actual mandatario federal termine con esa infame confabulación. Aunque en obvias desigualdades, y al grito de “¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!”, “¡Si Zapata viviera, con nosotros estuviera!” el ejido el Zapote, encabezado por su líder Nicolás Vega, sigue en la lucha contra el binomio gobierno-GAP por el pago justo de sus tierras.  

Al mismo tiempo se desea, en el marco del 109 aniversario de la Revolución Mexicana, que ahora sí se haga realidad lo dicho por el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador “…[Zapata] comenzó el movimiento revolucionario para restituir las tierras que las haciendas les habían arrebatado a los pueblos de Morelos y a los pueblos de todo México. Esa es una enseñanza mayor: No al abuso, no a la prepotencia; sí a la justicia, sí a la justicia”.

REVOLUCIÓN SIN DESTINATARIO

Alfonso García Sevilla

Se cumplen 109 años del levantamiento armado de 1910, cuya herencia más preciada fue la utopía de un país más justo, plasmada en una Constitución de vanguardia mundial que nunca fue entendida por los encargados de los destinos de la nación, vamos, lejos de lograr reducir la desigualdad económica y social, esta se ha ensanchado y no se ha logrado hacer que la mayoría de los mexicanos logremos siquiera un ligero nivel de bienestar en los servicios que recibimos llámense salud, educación, agua potable, seguridad, espacios públicos, entre otros.

Uno de los aspectos que ha jugado en contra del pueblo ha sido el modelo educativo posrevolucionario, mismo que durante décadas se encargó de fomentar la deserción escolar y privilegiar lo informativo sobre lo formativo, machetear sucesos y fechas para pasar exámenes y no formar pensamiento crítico a partir del desarrollo de habilidades y capacidades, por ello se explica que siempre hemos padecido en la enseñanza del inglés y las matemáticas, materias que siguen generando que alumnos dejen las aulas.

No es difícil entonces de explicar nuestro promedio de escolaridad de 9 años, equivalente a tercero de secundaria, lo que ha mantenido a un país rico en recursos naturales sumido en la mediocridad. La ausencia de la inteligencia necesaria para extraer y transformar la materia prima por nacionales ha hecho que seamos exportadores y maquiladores de la misma.

Y el futuro no es halagador. En la actualidad, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) nuestro país ocupa el primer lugar en el abuso sexual, violencia física y homicidios de menores de 14 años, situación que no es nueva y que lamentablemente al estado mexicano le ha valido, incumpliendo sistemáticamente con la Convención Internacional de los Derechos del Niño, que establece que los Estados deben adoptar medidas para proteger a sus niños y adolescentes contra cualquier abuso o explotación.

Lejos estamos de contar con política públicas que garanticen el acceso de nuestra niñez a una vida libre de violencia y sí a la educación, formación, recreación y todo lo necesario para formar seres humanos responsables y comprometidos con su sociedad.

Al contrario, lo que nos ha dejado las omisiones han sido adultos resentidos, sin compromiso con su entorno y con una formación baja, que incide en repetir en su seno familiar los patrones de violencia que vivieron en su infancia.

Los números son fríos, según la OCDE, en la actualidad son cerca de 5 millones de infantes que son víctimas de la violencia en nuestro país, sin que a la fecha se reconozca como lo que es: un cáncer que frena el desarrollo futuro de nuestro país y más que se actúe en consecuencia… Lamentablemente al Estado Mexicano NO le importa su niñez ni las familias donde se supone, deberían formarse los ciudadanos responsables.

¿Hasta cuándo? Hasta que la sociedad despierte y se concientice que el México violento e ignorante que vivimos se debe reformar desde los cimientos y el Estado caiga en cuenta que debe ser el individuo el objeto de la atención de las políticas públicas tendientes a mejorar nuestra nación. Mientras eso no pase a seguir estancados en el tercer mundo y desperdiciando la riqueza de nuestro país. A ver cuando nos llega la revolución de conciencia necesaria para que las cosas cambien de fondo.

Ejidatarios se entrevistan con AMLO

Antes de abordar el avión para regresar a la Ciudad de México, el presidente de la República dialogó con representantes del Ejido El Zapote, que le pidieron su intervención para solucionar conflicto con GAP y SCT.

Víctor Hugo Ornelas/Tlajomulco

Poco antes de las 19:00 horas del domingo 18 de noviembre, Ejidatarios de El Zapote tuvieron la oportunidad que buscaban, dialogar, aunque de manera breve, con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para solicitar la intervención del mandatario y de una vez reciban el pago que reclaman por sus tierras.

Nicolas Vega Pedroza, vocero de la comunidad agraria, fue el encargado de intercambiar el dialogo con AMLO, que detuvo la camioneta en la que arribó a la terminal aérea para atender ejidatario.

La conversación fue breve, alrededor de dos minutos en los que Vega Pedroza expuso al Presidente de México la situación que prevalece entorno al pago de tierras que demanda el Ejido desde hace varios años.

Además, el representante de los comuneros le entregó un documento al mandatario nacional, en el que detalla la petición y solicita la intervención, en tanto que la respuesta de López Obrador fue de revisar él mismo el tema y tratar de resolver a la brevedad.

El último acuerdo entre autoridades federales y el Ejido El Zapote, por el pago de tierras, consideraba una cifra de más de mil millones de pesos, sin embargo los ejidatarios han señalado en repetidas ocasiones la falta de voluntad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para destrabar el proceso y por ende, no se les ha liquidado y tampoco se ha negociado la compra de un nuevo predio para la ampliación de la terminal aérea.

Ejidatarios de El Zapote se plantan en el Aeropuerto

Buscan audiencia con Andrés Manuel López Obrador con el objetivo de que se salde deuda de terrenos donde se instaló el GAP

Víctor Hugo Ornelas/Tlajomulco

Aunque ya habían advertido que se manifestaría en en los próximos días, ejidatarios de El Zapote sorprendieron la tarde de este domingo al arribar al Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo y realizaron una protesta con la esperanza de llamar la atención del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien se esperaba que pudiera arribar a la terminal aérea para regresar a la Ciudad de México de una gira por occidente en la que también visitó Jalisco.

Integrantes de la comunidad agraria se hicieron presentes en el Aeropuerto Internacional con pancartas dirigidas al presidente de la República en donde exigen su ayuda y un «alto a la impunidad», pues sostienen que existe una resolución judicial que ordena el pago de más de 300 hectáreas en los setentas fueron expropiadas de manera irregular para la construcción de la terminal aérea.

Además los ejidatarios piden que se haga una «revisión urgente» de la concesión entre el grupo aeroportuario y el gobierno de México, puesto que aseguran que el capital no se invierte en el país, aunado a que, a su consideración, se valen del tráfico de influencias para violar «derechos y suspensiones judiciales».

Los integrantes del grupo agrario explicaron que únicamente reclaman lo que les «arrebataron desde hace 50 años» y también enviaron un mensaje para disculparse con los usuarios del aeropuerto por las molestias que pudiera generar sus actividades pero aseguraron que su patrimonio está en riesgo.

Sobre el tiempo que permanecerán en los alrededores del aeropuerto, los ejidatarios aseguraron que solamente se moverán hasta que logren que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes establezca una mesa de comunicación para continuar con el diálogo y establecer una fecha para el pago.

Adiós Chiva hermano, murió Jorge Vergara

El empresario falleció a los 64 años de edad, su hijo confirmó la muerte.

Víctor Hugo Ornelas

A causa de un paro cardiorrespiratorio, falleció el empresario Jorge Vergara éste 15 de noviembre en Nueva York, una noticia que fue confirmada por su hijo y principal heredero, Amaury Vergara, quien funge actualmente como presidente del club de fútbol Chivas.

Por medio de un comunicado, Amaury Vergara habló sobre el fallecimiento de su padre, noticia que acompañó de un mensa dirigido a la gente allegada al hoy fallecido, así como al público en general. «mi papá partió rodeado de luz en compañía de nuestra familia. Lleno de amor y bendecido por el profundo cariño de muchos de ustedes que siempre le hicieron llegar”.

Fundador del grupo Omnilife, Jorge Vergara alcanzó la fama luego de adquirir al club Chivas en 2002, al comprar la sociedad de la Promotora Deportiva Guadalajara a Francisco Cárdenas, hombre que en ese momento estaba al frente de la organización.

Iempre controvertido, en el tema deportivo Vergara logró dos títulos de primera división con Chivas, un título de Copa MX, un titulo de Loga de la Concacaf y una Supercopa, además de que consolido el proyecto del estadio que actualmente alberga los partidos de local del Rebaño Sagrado, equipo al que también llevó a una final de Copa Libertadores y a participar por primera ocasión en el Mundial de Clubes.

Jorge Vergara pasó el último año de su vida en Nueva York, ciudad en la que se trató de un padecimiento de saludo, finalmente, dejó la vida cuando se encontraba acompañado de su última esposa Rossana Lerdo de Tejada.

AMLO SUPERSTAR

Alfonso García Sevilla

Hablamos de “culto a la personalidad” para definir la adulación y devoción excesiva, que se asemeja a lo religioso, especialmente en jefes de estado, la figura un líder con gran carisma que exige devoción incondicional, con patrones de personalidad narcisista y megalómana.

No se trata solo de dictaduras autoritarias, de hecho los cultos a la personalidad se pueden dar también en democracias aunque sea menos probable. Ante todo, se identifica al líder con el estado, se les fusiona en uno. El líder se hace llamar con nombres de gran pompa, tales como “supremo”, “generalísimo”, “excelentísimo”, “honorable”, etc. Todas sus decisiones y órdenes son acatadas sin chistar y cualquier crítica se criminaliza como “traición a la patria”.

Su figura se reproduce constantemente a través de fotografías, imágenes en los medios y las instituciones, se llega a extremos de atribuirle poderes sobrenaturales, o ser el elegido de la Divinidad, e incluso se identifica con la Divinidad misma.

Este fenómeno ocurre sobretodo en sociedades en crisis, cuando una nación se siente dominada por la inseguridad, la ansiedad, la pobreza y el temor, se predispone a renunciar sus libertades y a la sumisión ciega a una autoridad que garantice la seguridad, o al menos produzca una sensación de bienestar.

Asimismo, el culpable de lo que pasa siempre es otro, se persigue a falsos culpables, todos los avances son del líder en cualquier materia gubernamental o social, y se pretende a toda costa, exagerar por todos los medios los atributos del líder, aunque estos no existan.

Así pues, en México vivimos una “Cuarta Transformación” encabezada por un presidente que se ha proclamado “honesto, cristiano y humanista”, que sostiene sistemáticamente que la culpa de las condiciones de violencia y pobreza que padecemos actualmente nuestro país son culpa de “Calderón, de la Mafia del Poder, de los conservadores, de la prensa sin bozal” y que a un año de su ascenso al poder los resultados sean magros y a pesar de ello, las encuestas siguen manifestando su altísima popularidad.

México es un país donde el nivel educativo de la población es en promedio de tercero de secundaria y el 60 por ciento padece de algún tipo de pobreza. No es raro entonces que sea caldo de cultivo de fanatismos religiosos, políticos y de cualquier otra índole.

GOLPE DE ESTADO

Tiempo de contar…

“EL GOLPE MILITAR REPRESENTA, EN LA ÉPOCA MODERNA, LA MÁS HORRENDA, ATROZ Y NECIA FORMA DE ASALTO”. -Ali Ahmad Said Esber-

Cierto es, que aún con un gran respaldo popular (según encuestas publicada en diferentes medios), el presidente Andrés Manuel López Obrador enfrenta una difícil situación económica y financiera del país (por causas internas y externas). También enfrenta la desesperación de sus opositores centrales, que no encuentran vía política (por falta de respaldo popular) para dar cauce pacífico a sus intenciones de frenar el curso de la autodenominada 4° Transformación. Igualmente, enfrenta los errores propios, en Palacio Nacional y sus extensiones en la administración pública (en cuanto a concepción y ejecución de políticas públicas, de comunicación social e idoneidad del gabinete en general). Además, enfrenta una aguda crisis de seguridad (heredada en gran medida por políticas desatinadas de gobiernos pasados). Para acabarla, enfrenta las escandalosas pugnas al interior de su partido, Morena (que debería ser sólida instancia de apoyo y respaldo a su fundador y máxima figura). Y a la par, enfrenta una precipitada sucesión de acontecimientos, especulaciones, enigmas y declaraciones públicas, que aparentan, por decir lo menos, una complicada relación entre el poder civil y ciertos segmentos cupulares del militar a causa del operativo fallido de Culiacán, Sinaloa (pero no sólo por este hecho aislado, sino también por otros que más delante les cuento).

En ese contexto multifactorial, agitado y difícil, tiene particular relevancia lo dicho, el 22 de octubre, por el general Carlos Demetrio Gaytán Ochoa, militar en retiro quien, con una narrativa francamente deliberativa y que podría escapar al principio de neutralidad política y a la disciplina castrense, enfatizó (beligerantemente), entre otros: “en México la sociedad está polarizada políticamente porque la ideología dominante, que no mayoritaria, se basa en corrientes pretendidamente de izquierda”.

El sábado 2 de noviembre el presidente López Obrado dio un paso un tanto controvertido al hablar con todas sus letras, y con un amplio contexto histórico (aun en el reducido mundillo de los mensajes de lo que se suele llamar redes sociales), del riesgo de un golpe de Estado. Así fue como en su Twitter, el presidente de México publicó: “¡Qué equivocados están los conservadores y sus halcones! Pudieron cometer la felonía de derrocar y asesinar a Madero porque este hombre bueno, Apóstol de la Democracia, no supo, o las circunstancias no se lo permitieron, apoyarse en una base social que lo protegiera y respaldara”.

“Ahora es distinto. Aunque son otras realidades y no debe caerse en la simplicidad de las comparaciones, la transformación que encabezo cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y de la paz, que no permitiría otro golpe de Estado”. Dijo el mandatario en un segundo twiter ese mismo sábado. Y continuó “Aquí no hay la más mínima oportunidad para los Huertas, los Francos, los Hitler o los Pinochet. El México de hoy no es tierra fértil para el genocidio ni para canallas que lo imploren. Por cierto, les recomiendo leer la fábula de Esopo ‘Las ranas pidiendo rey’.” (por cierto, esta buena la fábula luego se las cuento).

Todo mundo sabe que el Ejército es institucional. Pero quien sabe, dadas las circunstancias actuales del país, si este lejos de tentaciones golpistas. Sin dudad hay señales de inconformidad que han llevado al Ejecutivo a colocar en el imaginario popular la idea de un golpe militar. Esta idea nace desde el arribo de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de México que dibujó un nuevo escenario en las relaciones entre el gobierno y los militares. Además, el presidente ha sido crítico del desempeño militar y de la propia concepción de la “guerra contra el narcotráfico”.

Recordemos que desde campaña y al triunfar en las elecciones López Obrador anunció el desmantelamiento del “Estado Mayor Presidencial”, que fue el cuerpo responsable de la seguridad del presidente y de su familia. Esa corporación de elite militar (Estado Mayor Presidencial) estaba formada por aproximadamente 8 mil integrantes (con mayores sueldos y prestaciones que marinos y soldados) y que durante casi 8 décadas fue el “dizque” símbolo de la lealtad militar y de la confianza del presidente en turno en las Fuerzas Armadas. Además, el EMP tenía Cuerpo de Guardias Presidenciales, integrado por otros 4 mil efectivos y el 24 Batallón de Infantería de Marina de Guardias Presidenciales, que AMLO desdeño porque a él “lo cuida el pueblo”.

Al respecto, Erubiel Tirado, especialista en seguridad nacional y coordinador del diplomado en esa área de la Universidad Iberoamericana, dice que la decisión de López Obrador de sacar al Estado Mayor Presidencia de la Presidencia e integrarlo al Ejército tiene “una gran carga de simbolismo que puede marcar el inicio de la revisión de las relaciones entre civiles y militares, después de décadas en que éstos han conservado ese espacio de poder dentro de la propia presidencia” (Revista Proceso 28 de diciembre 2018).

El especialista señaló que: “pese a su presencia entre las élites políticas y sus manifestaciones de fuerza sin control ni responsabilidad legal, el EMP es una institución poco conocida en México. Muestra de su presencia e importancia en la vida pública del país es que participó en la provocación de la masacre del 2 de octubre en Tlatelolco”. Y que el EMP “se mueve principalmente en el mundo de las reglas no escritas del sistema político mexicano y de las normas discrecionales que prohijó un presidencialismo autoritario”.

También recordemos, que siendo ya electo AMLO anunció que no iba a usar el avión presidencial (aquel que ni Obama tenía) porque este proyectaba una imagen de poder y lujo. Aquel avión lo administraba el Estado Mayor Presidencia y fue parte de la flota de la Fuerza Aérea Mexicana.

Así las cosas, sería gravísimo que el presidente López Obrador tenga noticias ciertas de un intento de golpe de Estado. Quien creyera que México podría sobrevivir a un disparate de esa magnitud tendría que estar completamente ajeno a la realidad: tendría que estar loco. Tan pronto como algunos quisieran desconocer por la vía armada la legitimidad del jefe del Estado y clausurar la vigencia de las instituciones democráticas, encontrarían una resistencia masiva imposible de frenar. Una enorme mayoría saldría a las calles a defender la democracia, dispuesta a lo que sea para frenar tal despropósito.

Sin embargo, hay que tomarse muy en serio las palabras del presidente AMLO pues nunca, desde los años posteriores a la “Decena Trágica”, se había planteado esa posibilidad desde la más alta investidura del país. Se equivocaría mucho quien afirmara que el Siglo XX mexicano estuvo exento de ambiciones desatadas de toda índole; pero la amenaza de vivir un golpe de Estado quedó conjurada desde el primer tercio de ese siglo y, cuando algunos generales quisieron ensayarlo, al principio del sexenio del presidente Lázaro Cárdenas, fueron controlados y sometidos sin mayores aspavientos. Por eso resulta difícil de digerir que hoy, el mismísimo presidente nos advierta que hay “conservadores y halcones” que están planeando su caída violenta. Sin embargo, no es de echar en saco roto tal advertencia.

El azaroso e imprudente discurso del general Demetrio Gaytán otrora subsecretario de la Defensa (en el periodo presidencial del beodo Felipe Calderón) en aquel desayuno (del 22 de octubre) encabezado por Luis Crescencio Sandoval, titular de la Sedena, y la adhesión abierta y encubierta de segmentos opositores, es un amago inaceptable y una injerencia militar en asuntos civiles que, junto a otros “menjurjes” inocultables, permiten considerar con seriedad que se estén maquinando disyuntivas de fuerza contrarias al Obradorismo, incluyendo como opción extrema la del uso de militares insurrectos. Si la preocupación sobre un golpe militar es fundada, el Presidente debería darnos, a todos (simpatizantes y no simpatizantes de él) como pueblo, la información necesaria para quien quiera (que yo creo que una gran mayoría) defenderlo y combatir a los enemigos de la República; esa que con tanto anhelo deseamos preservar para nuestros hijos. Es decir, si la amenaza denunciada por el mandatario es verídica, entonces que a nadie le quepa la más mínima duda: no pasarán. Y coincido con lo expresado por AMLO: “nadie avalaría un golpe de Estado”.

Además, opino objetivamente que casi todo mundo y en todo el mundo se esta de acuerdo con la frase, del escritor, poeta, ensayista, profesor y traductor sirio, conocido por su seudónimo «Adonis», Ali Ahmad Said Esber: “EL GOLPE MILITAR REPRESENTA, EN LA ÉPOCA MODERNA, LA MÁS HORRENDA, ATROZ Y NECIA FORMA DE ASALTO”.

A %d blogueros les gusta esto: