Nacional

No somos todas

Karen Ortega

En el marco del Día Internacional de la Mujer, las actividades y protestas dieron inicio desde temprana hora en todo el mundo. En Guadalajara, la Plaza Universidad se convirtió en el punto de reunión para cientos de mujeres que tienen un objetivo en común, dejar de ser violentadas.

Conferencias, talleres, performances dirigidos principalmente a mujeres y niñas  fueron parte de los preparativos para la marcha agendada para la tarde de este domingo 8 de marzo. La convivencia entre este grupo de mujeres tenía como eje central la solidarización con quiénes han parecido algún tipo de violencia por el simple hecho de ser mujer. En las conferencias, el tema principal era hacer valer los derechos y exigir a los hombres el control de sus instintos, así como información de los procesos médicos a los que cientos de mujeres son sometidas al estar en labor de parto, dónde el trato humano queda de lado con el fin de agilizar atención en hospitales saturados.

Algunas de las asistentes estaban acompañadas de sus hijas e hijos quienes colaboraban con la creación de los pañuelos verdes y morados con las frases que retumbarían al unísono en la marcha «vivas nos queremos», » ni una menos», así como, «vivas y libres».

Varios comercios en la zona centro tomaron medidas de prevención ante actos vandálicos por lo que decidieron cerrar.

“Por una vida digna”, con esta frase se abría paso al contingente que partió desde este punto a las 18:00 hrs. sobre la avenida Juárez con rumbo a la “Glorieta de las y los desaparecidos”. La energía de todas las mujeres se concentraba en cantos que una batucada amenizaba y alentaba a todas a no estar calladas.

Todo marchaba en calma, sin embargo, las pintas en paredes y banquetas no quedaron de lado y el ánimo de las mujeres enardeció al pasar por la Rectoría de la Universidad de Guadalajara, institución que en los últimos días se ha encontrado en el ojo del huracán por las acusaciones a algunos de sus académicos tanto en sus Preparatorias, así como en los Centros Universitarios.

Durante el recorrido, la policía y protección civil (conformada solo por mujeres) se encontró salvaguardando a los asistentes, sin embargo, no pudieron evitar las agresiones a los comercios que se encontraron a lo largo de la marcha.

Al llegar a Chapultepec, hombres y mujeres de todas las edades e incluso mascotas, eran testigos del hartazgo y enojo de este grupo que se atrevía a alzar la voz y empatizaban con la causa de este movimiento lanzando consignas de apoyo al contingente con la frase “No están solas”.

La Glorieta de las y los desparecidos, iluminada con el característico color morado de este movimiento, y en sus muros escritas frases llenas de ira y depuración, recibía a más de 35 mil asistentes, quienes al estar ya en este punto y a los pies del Monumento de los Niños Héroes, los testimonios de familias que tienen a sus hijas desparecidas o fueron asesinadas llenaron el ambiente de dolor, pues escuchar como las voces quebradas de madres que padecen en carne propia este dolor hacia recordar que somos una sociedad que solo busca estar en paz.

Es nuestra culpa, no de ellas

Víctor Hugo Ornelas

Según la ciencia existen condiciones biológicas que nos permiten diferenciar entre los machos y las hembras en una especie, fisonomía, pares de cromosomas, genitales, tamaño del individuo, etc. Hablamos de condiciones irrefutables que, salvo extrañas excepciones, también aplican en el ser humano y eso es algo que debemos entender tanto hombres como mujeres. Biológicamente no somos iguales

Por otra parte, en términos sociales, hasta el momento no he podido encontrar ni un solo documento, al menos en nuestro país, que condicione los derechos y obligaciones de los ciudadanos tomando como base el sexo de cada uno de estos, nada que pueda determinar que las leyes deban aplicarse de manera diferente, ya sea a favor o en contra a un hombre o una mujer.

Y lo anterior es muy sencillo de entender, cuando hablamos de un crimen las consecuencias son exactamente las mismas sin importar el sexo de quien lo cometió, un asesinato tiene como resultado la muerte ya sea que el arma utilizada fuera empuñada por uno u otro de los sexos.

Piense que usted es un juez que está escuchando el testimonio de una asesina que trata de explicar las razones de su crimen, entonces de pronto ella dice: “perdón, es que me salí de control porque estaba en mi periodo menstrual”. Estoy seguro que está razón importará un carajo, nadie en sus cabales podría pensar que el motivo es justificable y determinaría poner de inmediato a la pobre mujer en libertad.

Ahora, ya que tenemos la idea clara pensemos en otro escenario, en el que la víctima ahora es una jovencita que sufrió de violación y al momento de hacer la correspondiente declaración para interponer la denuncia, el agente que le atiende le pregunta “¿Oiga, pero usted qué ropa traía?” en alusión a que la acción pudo haber sido provocada.

El planteamiento es igual de absurdo que en el ejemplo anterior, el de una reacción hormonal de cada uno de los sexos, la mujer que argumenta cometer el crimen cuando tenía alteraciones por su periodo menstrual y el hombre que argumenta la violación por estar alterado hormonalmente por el atuendo de su víctima. El primer caso expuesto jamás ha ocurrido, sin embargo, el segundo sí, he atestiguado dicho escenario al menos en tres ocasiones con diferentes protagonistas.

A ese tipo de cosas es a las que se deben enfrentar las mujeres, si la vida es complicada para cualquier persona, agregue unas rayitas más cuando de una mujer se trata. Si el transporte público resulta un calvario por el costo, los tiempos de recorrido y las condiciones de viaje, tomen en cuenta que las mujeres viven exactamente lo mismo, pero habrá que agregar que deben soportar a sujetos que por alguna extraña razón, en su cabeza creen que es una buena idea repegar sus partes a las de una chica.

Si la escuela resulta complicada por la cantidad de tareas, los horarios incompatibles con una oportunidad laboral y el costo de las colegiaturas, tomen en cuenta que las mujeres padecen exactamente lo mismo, pero además deben lidiar y soportar el acoso de sus compañeros de salón y sus maestros.

Un ambiente laboral donde los salarios son bajos, las prestaciones mínimas o nulas, la incertidumbre es pan de todos los días y las horas se vuelven largas es una constante para el grueso de la población, una población también integrada por mujeres, que además de lo anterior deben soportar salarios más bajos que el de los hombres y sumar el hecho de que las oportunidades se distribuyen de manera favorable y con prioridad al sexo masculino.

Sostener una familia es cada vez más complicado, el tiempo que se puede dedicar a los hijos es reducido porque la prioridad es cumplir con un trabajo para poder garantizar el alimento, algo que se torna en un infierno cuando la mujer debe de enfrentar también la violencia proporcionada por alguien que juró amarla y respetarla, pero que saca provecho de su superioridad física para maltratarla, dominarla y someterla.

Aunque en el papel es diferente, cada escenario que vemos en la vida real resulta más complicado para las mujeres que para los hombres, quienes aún tenemos el descaro de sorprendernos cuando las vemos salir a las calles y exigir igualdad de condiciones, no biológicas, esas ya entendimos que no dependen de nosotros, pero sí sociales, las cuales presentan un abismo entre géneros porque así lo hemos determinado.

Se critican sus movimientos, pero no entendemos que las hemos orillado a utilizar y gritar frases que no debería ser necesario pronunciar porque tendrían que estar sobre entendidas, las empujamos a tal abismo que ahora recurren a desaparecer todo un día para hacerse visibles.

Un día que tendría que estar destinado a celebrarlas, ellas lo utilizan para pedir lo que los hombres tenemos y que, por alguna extraña razón, en determinado momento de la historia establecimos que nos pertenece de manera exclusiva. Las diferencias entre hombres y mujeres son evidentes si de biología hablamos, pero al tocar base en lo social, no hay nada que nos haga distintos, salvo la ignorancia, los prejuicios y la falta de respeto con la que podamos actuar los unos y los otros.

Si aun conscientes de lo anterior no pensamos apoyarlas, entonces no debemos estorbarles, porque entendamos que su lucha y la dimensión de la misma ha sido generada por nuestro fracaso como colectivo.

EL CONFLICTO DEL AEROPUERTO, LAS MENTIRAS O MEDIAS VERDADES DEL DIRECTOR DEL GAP -PARTE 2-

Quirino Velázquez

En la entrega anterior (-parte 1-) les conté de las mentiras o medias verdades del Director General del Grupo Aeroportuario del Pacifico GAP Lic. Raúl Revuelta Musalem en sus declaraciones en torno al antiguo conflicto, entre el gobierno federal (SCT) que en contubernio con el GAP han sostenido en contra del ejido de El Zapote, suscitado por las tierras donde se encuentra parte del aeropuerto internacional de Guadalajara.

Pues bien, en esta segunda entrega le cuento que el pasado día 12 de febrero en entrevista (de la cual tengo grabación) con el periodista Enrique Toussaint en el programa #Zona3Noticias de la estación de radio 91.5 FM, el Director General del GAP Lic. Raúl Revuelta Musalemdeclaró:

1.- “…SÓLO POR RECORDAD, NOSOTROS SOMOS UNA CONCESIÓN FEDERAL, LOS TERRENOS SON DEL GOBIERNO FEDERAL…”. (1er mentira o media verdad).

Lo expresado por el Director del GAP es verdad en cuanto a que es una concesión federal, aunque, respecto a las casi 307 hectáreas de conflicto con el ejido El Zapote, yo le recomendaría que leyera la condición 11 de su título de concesión de fecha 29 de junio de 1998 y la condición 3.2. de la modificación, a ese título de concesión, ambas condiciones reemiten a los artículos 16 y 20 de la entonces vigente Ley General de Bienes Nacionales, que textualmente disponen: 

Artículo 16.- Los bienes de dominio público son inalienables e imprescriptibles y no estarán sujetos, mientras no varié su situación jurídica, a acción reivindicatoria o de posesión definitiva o provisional.

Artículo 20.- Las concesiones sobre bienes de dominio público no crean derechos reales; otorgan simplemente frente a la administración y sin perjuicio de terceros, el derecho a realizar los usos, aprovechamientos o explotaciones, de acuerdo con las reglas y condiciones que establezca las leyes.

Las disposiciones legales trascritas son claras en su redacción y de fácil interpretación. Así, el artículo 16 en su porción normativa mientras no varié su situación jurídica advierte que los bienes del dominio público pueden variar su situación jurídica (como las casi 307 hectáreas del ejido El Zapote por el ilegal decreto expropiatorio de 1975, nulificado por el amparo y protección de la justicia federal concedido al ejido en 2016) y entonces podrán ser objeto acción reivindicatoria o de posesión definitiva o provisional.

El artículo 20 contiene la disposición de “sin perjuicio de terceros” que ha operado históricamente como una garantía implícita, es decir, una conditio iuris en favor de quienes tienen títulos de propiedad o derechos reconocidos, frente a la concesión de bienes del dominio público que pudiera perturbar situaciones consolidadas con anterioridad, cómo puede ser el caso de las casi 307 propiedad del ejido El Zapote, dada la nulificación del decreto expropiatorio.

Lo que sí es una gran mentira o media verdad del Director del GAP es lo que, en la entrevista referida, expresó: “…los terrenos son del gobierno federal…” ya que en lo que respecta a las casi 307 hectáreas, expropiadas ilegalmente al ejido El Zapote, no son del gobierno federal en razón, de que precisamente el procedimiento y consecuente decreto expropiatorio (emitido en el año 1975) se declaró inconstitucional (sentencia ejecutoriada dictada en abril del 2016) por haberse violentado en perjuicio del ejido El Zapote la garantía de audiencia. Ello es así, porque al haberse calificado de inconstitucional el procedimiento y el decreto expropiatorio, la consecuencia natural sería devolver el terreno (casi 307 hectáreas) al ejido. Es decir, el efecto de la sentencia de amparo es restablecer las cosas al estado que guardaban antes de que se efectuara la violación. Por lo tanto, las casi 307 hectáreas no son propiedad de gobierno federal, sino que volvieron al estado o condición de propiedad ejidal que antes (del decreto expropiatorio tildado de ilegal) tenían; y mientras no les sean pagada la indemnización constitucional a que tiene derecho el ejido, éste sigue siendo propietario de esas tierras.

También le recomendaría al Director del GAP que conozca y lea la nota marginal donde se ordena dejar insubsistente la inscripción del Decreto Presidencial de fecha 19 de septiembre de 1975 registrado con el número 584663, del expediente 627 a fojas 34-35 de 27 de noviembre de 1975 del Registro Agrario Nacional.

En la referida entrevista el Director del GAP Lic. Raúl Revuelta Musalemexpresó:

2.- “…YA LLEGO A LA SUPREMA CORTE Y YA DIO SU DICTAMEN FINAL… SÓLO POR CAMINAR RÁPIDO EL ASUNTO LLEGO A LA SUPREMA CORTE Y LA SUPREMA CORTE DIJO: 1 LOS TERRENOS FUERON PAGADOS; 2 LOS PAGOS NO OCURRIERON EN EL TIEMPO QUE DEBÍAN OCURRIR; …HAY UN TERCER PEDAZO QUE DEBE HABER UN TIPO DE INDEMNIZACIÓN POR ESE DESFACE…”. (2da mentira o media verdad).

En efecto el asunto llego a la Suprema Corte, pero jamás la SCJN ha dicho que los terrenos fueron ya pagados eso es una grave mentira, argüida por el Director del GAP para distraer la atención o quien sabe por qué razón. La Suprema Corte jamás ha dicho que los pagos no ocurrieron en el tiempo que debían ocurrir eso es otra grave mentira; y la Corte jamás ha dicho que debe haber un tipo de indemnización por ese desface esa es otra grave mentira del Director del GAP.

Yo no sé, si el director del GAP es o sea hace… o simplemente tiene, al respecto, mala información de sus abogados (que puede ser) por eso y para que no incurra en mentiras ni medias verdades yo le recomiendo al Lic. Raúl Revuelta que lea el Incidente de Cumplimiento Sustituto radicado en la Suprema Corte de Justica de la Nación con el número de expediente  7/2018  derivado del juicio de amparo indirecto 1788/2009 del Juzgado Tercero de Distrito en materia Administrativa y del Trabajo promovido por el ejido El Zapote. Dicho incidente fue resuelto, por unanimidad de votos de los Ministros integrantes de la Segunda Sala de la SCJN, en sesión de fecha 20 de junio de 2018, determinando: “Esta Suprema Corte considera… en el caso debe… ordenarse la devolución de los autos al órgano jurisdiccional que conoció el juicio a fin que incidentalmente proceda a desahogar las pruebas necesarias para determinar si ha lugar al cumplimiento sustituto y… en la propia interlocutoria también se cuantifiquen los correspondientes daños y perjuicios…” (foja 23).

Para que no incurra en mentiras ni medias verdades, también le recomiendo al Director del GAP que lea la Inconformidad número 17/2017 resuelta, por Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito, el día 31 de agosto de 2017, que esencialmente dice: “En consecuencia,… a efecto de que, en esta primera fase, esto es, a partir de que se solicitó el cumplimiento sustituto de la sentencia de amparo, el Juez de Distrito reponga el procedimiento en el capítulo de cumplimiento del fallo protector, y proceda en términos de la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, relativa al incidente de cumplimiento sustituto…” (foja 136).

En la entrevista aludida el Director del GAP Lic. Raúl Revuelta Musalemdijo:

3.- “…SOLO QUEDA LA INDEMNIZACIÓN HAY QUE ESPERAR QUE LOS JUECES DICTAMINEN…”. (3ra mentira o media verdad).        

Efectivamente sólo queda la indemnización constitucional a que tiene derecho el ejido El Zapote y que se viene tramitando conforme lo marca la Ley de Amparo, es decir, mediante un Incidente de Cumplimiento Sustituto en el que las partes contarán con la oportunidad de aportar diversas pruebas tendentes a precisar el monto de la indemnización que deba pagarse a la parte quejosa (en este caso al ejido El Zapote) por concepto de daños y perjuicios y tiene por efecto que la ejecutoria se dé por cumplida. También procede celebrar un convenio entre las partes (cómo sucedió con el ejido Santa Cruz del Valle).

Es cierto que “…solo queda la indemnización hay que esperar que los jueces dictaminen…”, al respecto cabe señalar que la Suprema Corte de Justica de la Nación, ha señalado que: “La propiedad privada o ejidal… es un derecho humano que el Estado puede afectar a través de las formas que el orden jurídico previene, entre otras, la expropiación. Para evitar afectaciones injustificadas a ese derecho, el pago de la indemnización en caso de expropiación, en términos de los artículos 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 21 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, se erige como una medida para resarcir su afectación y garantizar el debido y adecuado respeto al mencionado derecho humano. (Tesis, Registro 2017905).

Por su parte la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha sostenido que en casos de expropiación: «El pago de una indemnización constituye un principio general del derecho internacional, el cual deriva de la necesidad de buscar un equilibrio entre el interés general y el del propietario». Y que para alcanzar el pago de una justa indemnización ésta debe ser «adecuada, pronta y efectiva» (Corte IDH. Caso Salvador Chiriboga Vs. Ecuador. Excepción Preliminar y Fondo. Sentencia de 6 de mayo de 2008. Serie C No. 179. Párrafo 96.).

En la entrevista antedicha el Director del GAP Lic. Raúl Revuelta Musalemexpuso:

4.- “…EL VOLUMEN DE OBRA QUE ESTAMOS PLANTEANDO EN GUADALAJARA PARA LOS PRÓXIMOS 5 AÑOS ES DEL MISMO TAMAÑO DE LOS ÚLTIMOS 70 AÑOS (que se ha hecho en el aeropuerto) …” (4ta mentira o media verdad).

En este pedazo (como el Director del GAP dice) de la entrevista el Lic. Raúl Revuelta además de mentiroso parece que se muestra con desvergüenza. No es verdad que hace 70 años ya había aeropuerto en Guadalajara, en 1950 apenas empezaba la construcción del Aeropuerto denominado “Las Animas” hoy aeropuerto de Guadalajara (véase Periódico el Informador de fecha 21/07/1950 pág. 1ª.) Y al señor se le olvida que la empresa Aeropuerto de Guadalajara, S.A. de C.V. (subsidiaria del GAP Grupo Aeroportuario del Pacifico, S.A.B. de C.V.) se le concesionó los servicios aeroportuarios y los bienes del dominio público desde el año de 1998 es decir, desde hace de 22 años. Por lo que si no han hecho obras es precisamente porque la empresa que representa ha sido negligente e incumplida en cuanto a las obras de infraestructura que tenía que llevar a cabo en esos 22 año de concesión.

Lo que sí es verdad es que el GAP a través de su Director General y otros diversos voceros intentan permanentemente maquillar la realidad, cerrar los ojos ante la evidencia o usar subterfugios respecto al conflicto sobre las casi 307 hectáreas propiedad del ejido El Zapote y en las cuales se asienta parte del aeropuerto de Guadalajara, como una manera de engañar a los ciudadanos en particular a los inversionistas y propietarios de las acciones que se cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (GAP BMV) y en la Bolsa de Valores de Nueva York (PAC NYSE). Pero al público, y por supuesto a los medios de comunicación, les toca desvelar las mentiras deliberadas y las medias verdades malintencionadas del Director y de otros empleados y voceros del Grupo Aeroportuario del Pacifico GAP.

Para finalizar les cuento que el día de hoy 05 de marzo de 2014 (fecha en que hice la entrega de esta colaboración) el GAP ofreció una rueda de prensa en la que su vocero Miguel Alejandro Solís dijo una sarta de mentiras y medias verdades en torno al conflicto del que les vengo hablando. Pero sobre eso y las mentiras o medias verdades del Director del GAP (parte -3-) en próximas colaboraciones les contaré.     

CRIMEN SIN CASTIGO

Alfonso García Sevilla

Impunidad se define como la cualidad de dejar una culpa o exceso sin el merecido castigo. La palabra proviene del latín impunitas que quiere decir, literalmente, “sin castigo”. A partir de esto, se tiende que la impunidad es la condición que permite que sean cometidos delitos sin que los responsables paguen las consecuencias.

En México durante 2019, solo se denunciaron ante las procuradurías y fiscalías 2 millones de delitos, sin embargo en el país se cometieron más de 30 millones de ilícitos, por lo que hay una cifra negra asciende a más del 90 por ciento, y ello responde a que los ciudadanos no denuncian porque no confían en la autoridad ni en la justicia.

La impunidad le cuesta a los mexicanos al menos 420 mil millones de pesos al año, indica el estudio Costos de la impunidad, elaborado por investigadores bajo la coordinación del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y Creatura, Critical Thinking Advocates.
Asimismo, las causas por la que padecemos de esta alta impunidad se deben a la falta de inversión de las autoridades en policías mejor capacitadas, personal de reclusorios, ministerios públicos insuficientes y lentos, lo que ocasiona una saturación del sistema de justicia.

Ante este escenario la costumbre se vuelve ley. La ausencia de castigo y la falta de conciencia de los mexicanos hacen un caldo gordo de cultivo para la violencia y el crimen en todas sus facetas. La percepción de los ciudadanos es que el nuevo gobierno, de la llamada “Cuarta Transformación” poco o nada ha logrado para detenerla. Así lo reflejan los números de la encuesta que publica hoy el diario “Reforma” y que le dan al presidente López Obrador, una baja considerable en su aceptación, con respecto a la última medición realizada, de 19 puntos.

Los temas donde menos resultados percibe la gente son precisamente el combate al crimen organizado y la violencia, con el 62 y 67 por ciento, respectivamente, aspectos en los cuales, por lo plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo y el Presupuesto de Egresos de 2020, poco se avanzará en este año.

Mientras no se le dé mayor auge a instrumentos tales como la mediación como una forma de resolver pacíficamente los conflictos sin que lleguen a judicializarse, y se sancione desde a aquellos que invaden una banqueta, que toman como suya la vía pública, que no respetan los señalamientos viales, que dejan de dar pensiones alimenticias o simplemente se niegan a darla, a los funcionarios que desvían recursos públicos para fines personales, a aquellos que inflan precios de adquisiciones públicas, y un largo etcétera, difícilmente podremos transitar a un estado de derecho, armónico y de paz.

Confirman primer caso de Coronavirus en México

El primer caso de Covid – 19 en el país es de un hombre en Ciudad de México, estaría por confirmarse el segundo contagio en Sinaloa

Víctor Hugo Ornelas/Guadalajara

México se convirtió en el segundo país de América Latina, en donde al menos uno de los ciudadanos ha dado positivo a contagio por Covid – 19 (Coronavirus), se trata de un hombre de 35 años que estuvo recientemente en Italia, reside en la Ciudad de México, confirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell.

El funcionario explicó que por el momento los síntomas no son graves y las autoridades se concentran en aislar a las personas que estuvieron en contacto con él, “el paciente no tiene neumonía, es un individuo joven, se localizó a cinco contactos que están en análisis, toda la familia está en aislamiento y no necesitarían estar hospitalizados, pero se quedan aislados para cumplir este procedimiento normado»

Además del caso mencionado, existe un segundo caso detectado en Sinaloa, que dio positivo en la primera prueba y que en cuestión de horas se podrá confirmar el contagio mediante una segunda prueba de protocolo.

Además de la persona el Sinaloa, las autoridades de salud ya contactaron con otras dos personas con quien tuvo contacto el paciente positivo de Ciudad de México, se trata de “personas asintomáticas, una del Estado de México y otra en la Ciudad de México que estarán en observación, todo está relacionado con una persona de Bérgamo, Italia en donde probablemente ocurrieron los contagios”.

A partir de éste momento las medidas de prevención para evitar contagio toman mayor relevancia en el país, por lo que las autoridades piden a la población seguir las recomendaciones y evitar auto medicarse ante la presencia de síntomas.

El conflicto del Aeropuerto de Guadalajara, las mentiras o medias verdades del director del GAP -parte 1-

Quirino Velázquez

Mucho se ha dicho y escrito (así lo han documentad y dan testimonio diversos medios de comunicación local y nacional) sobre el añejo conflicto que priva por las tierras donde se encuentra parte del aeropuerto internación de Guadalajara. De ese conflicto han sido principales protagonistas el gobierno federal (SCT) los ejidos de El Zapote del Valle y de Santa Cruz del Valle y un tercero interesado la concesionaría de los servicios (aeroportuarios en el que incluye complementarios y comerciales) y de los bienes (bienes del dominio público) la sociedad mercantil denominada Aeropuerto de Guadalajara, S.A. de C. V. (subsidiaria del GAP Grupo Aeroportuario del Pacifico, S.A.B. de C.V.)

Lo más destacado de las noticias al respecto, se dio el pasado día 05 de febrero en el marco de la “comida de gala” (a la que por cierto el Gobernador Alfaro llego sin ropa apropiada y se disculpó) que denominaron “LO MEJOR ESTSA POR VENIR” organizada por el GAP en la que, en voz de la Presidenta del Consejo de Administración, la Señora Laura Diez Barroso Azcarraga, el GAP anunció una inversión de 25 mil millones de pesos (MDP) en los próximos cinco años en la ampliación y modernización de su red de 12 terminales aéreas concesionadas. De ese monto, 11 mil millones se destinarán para el aeropuerto tapatío y otros cuatro mil millones para el aeropuerto de Puerto Vallarta. Más de la mitad de los recursos del Plan Maestro de Desarrollo del Grupo Aeroportuario del Pacífico 2020-2024 serán para Jalisco, informaron ese día.

Hasta aquí todo bien y ojalá esta vez sí cumpla el GAP (yo tengo mis reservas por los antecedentes de cómo actúa la concesionaría y sobre todo si no se soluciona el conflicto con el ejido El Zapote) con la inversión anunciada y con la tan esperada ampliación (construcción de nueva terminal, segunda pista, estacionamientos y hotel, entre otros) del tan “llevado y traído” aeropuerto.

La verdad sea dicha, el aeropuerto de Guadalajara (desde que fue concesionado en el año 1999) ha dejado mucho que desear para sus usuarios. Al grado tal que, en mayo de 2018, el hoy gobernador de Jalisco (en ese entonces candidato a gobernador) Enrique Alfaro durante su participación en The Construction Summit, que organizó en Expo Guadalajara la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Jalisco, exactamente dijo: «Si el Gobierno federal no puede, entonces vamos a tener que ver cómo resolverlo. ¿Qué pasa con el Aeropuerto Internacional de Guadalajara?, ¿nos vamos a quedar esperando cuántos años más a que el Grupo Aeroportuario del Pacífico, que es una de las empresas con mayores utilidades en todo el país, con mayores porcentajes de ganancia, haga la infraestructura que requerimos para tener un aeropuerto digno para la segunda ciudad más grande de México o nos vamos a poner de acuerdo todos para ponerle un alto a ese abuso?», cuestionó. «Decirle al Gobierno federal que, o aprieta al Grupo Aeroportuario del Pacífico o vamos a ir todos juntos a revocar esa concesión, porque no es posible que tengamos un aeropuerto como el que tenemos». Momentos después en entrevista comentó que ya también se debe de solucionar el problema con los ejidatarios de El Zapote, para que se libere la parte de la construcción de la segunda pista.

Pero entrando al tema que hoy nos ocupa, el Director General del Grupo Aeroportuario del Pacifico, S.A.B. de C.V. Lic. Raúl Revuelta Musalem, al término aquel suntuoso evento (en el que se hizo el anuncio de la inversión) en entrevista con diversos medios (de la cual tengo grabación en mi poder) expresó (cito textual): “…el único dueño de los terrenos (del aeropuerto) es el gobierno federal, el único dueño…”. (1er mentira o media verdad).

Al respecto puedo afirmar que el Director del GAP miente o por lo menos dice una media verdad. En lo tocante a las casi 307 hectáreas (donde se asienta la avenida de ingreso, la gasolinera, el estacionamiento, los locales comerciales y renta de autos y el edificio de la terminal aérea, entre otros) es hasta este momento propiedad del Ejido El Zapote, en virtud de la sentencia, que en abril del 2016, emitió el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito, en la que confirmó la concesión del amparo y la protección de la Justicia de la Unión en cuanto ve al decreto expropiatorio emitido en el año de 1975. La sentencia referida literalmente dice: “CUARTO. Se CONFIRMA la concesión del amparo y la protección de la Justicia de la Unión al quejoso, poblado «EL ZAPOTE», del Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, por cuanto ve al decreto expropiatorio reclamado, con el consecuente pago de la indemnización con motivo de la expropiación…». 

El Director del GAP ciertamente no es abogado (es economista) pero sus asesores o el director jurídico del GAP (Lic. Sergio Enrique Flores Ochoa) le debieron informar (para que no dijera mentiras o medias verdades) que, si se concedió el amparo al Ejido El Zapote, el efecto inmediato de ese amparo será nulificar la validez jurídica del Decreto Expropiatorio, por tanto, si no hay Decreto expropiatorio la tierra (casi 307 hectáreas) ya no son bienes del dominio público de la nación, sino que, mientras no de indemnice al ejido El Zapote, esa tierra pertenece al ejido. Para ilustración véase la jurisprudencia de rubro: “SENTENCIA QUE OTORGA EL AMPARO. TIENE COMO CONSECUENCIA INMEDIATA Y DIRECTA LA INSUBSISTENCIA DEL ACTO VIOLATORIO DE GARANTÍAS”, que en su texto dice: “Los efectos de una sentencia de amparo que establece la inconstitucionalidad de un determinado acto no están supeditados a que la autoridad realice alguna declaratoria formal sobre la insubsistencia del acto; por el contrario, el acto deja de surtir efectos legales desde que se pronuncia la ejecutoria correspondiente.”. Además, le debieron informar al Director del GAP que en el recurso de revisión 196/2019 tramitado en el Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito, relativo al juicio de amparo indirecto 2/2019) en  el que el GAP fue parte, en la ejecutoria (sentencia) respectiva se estableció textual: “… si en virtud de aquella concesión de amparo, el procedimiento de expropiación se estimó inconstitucional es evidente que el bien inmueble (las casi 307 hectáreas) no se desincorporó del régimen ejidal con independencia de que no se haya dejado sin efecto la concesión (del GAP) a virtud de la imposibilidad material de restituir al ejido quejoso del cito inmueble,…” (párrafo 22)  

También, es de explorado derecho (eso lo saben los abogados del GAP) que, si el amparo se concede contra actos reclamados de carácter positivo (cómo el amparo concedido del ejido El Zapote), es decir, que impliquen un hacer de la autoridad responsable, la sentencia que concede el amparo al quejoso tiene por objeto restituir al agraviado en el pleno goce de la garantía individual violada, restableciendo las cosas al estado que guardaban antes de la violación, lo que implica que la autoridad responsable deje insubsistente su acto que fue declarado inconstitucional. Cierto, de acuerdo con lo establecido en el artículo 77 fracción I de la Ley de Amparo en vigor (80 fracción I de la Ley de Amparo anterior) y en la tesis de jurisprudencia número 174, publicada en la página 297 de la Octava Parte del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación de 1975: “El efecto jurídico de la sentencia definitiva que se pronuncie en el juicio constitucional, concediendo el amparo, es volver las cosas al estado que tenía antes de la violación de garantías, nulificando el acto reclamado y los subsecuentes que de él se deriven.

En esa misma entrevista el Director del GAP dice: “nosotros ni siquiera somos participes de las demandas (del ejido El Zapote) nosotros no somos parte de las demandas…” (2da mentira o media verdad).

El Director del GAP o está mal informado o es o se hace… ya que en todos los juicios en los que el ejido El Zapote ha sido parte en defensa de las tierras donde se asienta el aeropuerto, el GAP (a través de su subsidiaria Aeropuerto de Guadalajara, S.A. de C. V.)   ha intervenido como tercer interesado, sólo mencionare dos ejemplos: Juicio de Amparo Indirecto 1788/2009 Juzgado Tercero de Distrito en Materia de Administrativa y del Trabajo; y Revisión Principal 298/2015 Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito.

Asimismo, en la entrevista citada el Director del GAP afirmó: “…tiene mucho que ver con la adquisición que hicimos por 750 millones de pesos al ejido Santa Cruz del Valle el año pasado…” (3er mentira o media verdad).

Para atreverse a decir lo anterior, seguramente al Director del GAP le dieron otro concepto y otras cifras sus abogados, ya que el GAP no adquirió nada, por 750 millones de pesos, al ejido Santa Cruz del Valle. Lo que realmente hizo el GAP fue que el 10 de julio de 2019 firmó, a través de su directos jurídico y apoderado legal de su filial Aeropuerto de Guadalajara, S.A. de C.V. (Lic. Sergio Enrique Flores Ochoa), un CONVENIO de cumplimiento de la ejecutoria de amparo dictada en el juicio 598/1997 tramitado por el Ejido Santa Cruz del Valle en el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa, Civil y del Trabajo en el estado de Jalisco, junto con gobierno federal a través de la SCT representada por Lic. Rodrigo Vásquez Colmenares Guzmán en su carácter de Director General de Aeronáutica Civil (hoy Agencia Federal de Aviación Civil) y el presidente, secretario y tesorero del comisariado del ejido Santa Cruz del Valle (Jorge Flores Soledad, Ángel Fierros Magdaleno y Severo López Quezada respectivamente). En el Convenio referido, se pactó una INDEMNIZACIÓN CONSTITUCIONAL en su modalidad de “COMPLEMENTARÍA Y DEFINITIVA” para el ejido Santa Cruz del Valle por la cantidad de $657’290,027.46 (seiscientos cincuenta y siete millones doscientos noventa mil veintisiete pesos 46/100 m.n.) que fue aportada por GAP, pero que seguramente, de alguna manera u otra, recuperará esa aportación (en otra colaboración les cuento). Pero que quede claro, el GAP no adquirir por 750 millones absolutamente nada del Ejido Santa Cruz del Valle.         

En la entrevista relatada el Director del GAP manifestó: “…la realidad es que nuestra relación con el ejido Santa Cruz del Valle es espectacular… la seguridad de los nuevos terrenos que compramos a Santa Cruz del Valle la están prestando ejidatarios…”(4ta mentira o media verdad).

Insisto el Director de GAP no sabe por qué no le informan bien o se hace o es un mentiroso, cualesquiera de las tres cosas creo que son delicadas ya que dirige una importante empresa que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (GAP BMV) y en la Bolsa de Valores de Nueva York (PAC NYSE) imagínese que si los compradores de acciones o inversionistas se enteran de las falacias o de lo mal informado que esta el Director del GAP… Bueno lo cierto como ya lo dije es que el GAP NO ha comprado terrenos al Ejido de Santa Cruz del Valle, sólo financió con sus recursos la INDEMNIZACIÓN CONSTITUCIONAL en su modalidad de “COMPLEMENTARÍA Y DEFINITIVA” que le entregaron a ejido Santa Cruz del Vallea través del convenio del 10 de julio de 2019 que antes mencione. Y en cuanto la relación espectacular que dice que tiene con el ejido la verdad es que aún no encuentro a ningún ejidatario que diga que lo conoce o que diga que tiene relación con él, y lo que sí es espectacular es que extrañamente se han desaparecido documentos (actas de asamblea) y hasta el exsecretario del ejido (Ángel Fierros Magdaleno) no aparece a raíz del convenio de marras (luego contare más al respecto). Además, si fuera de verdad una relación espectacular con el ejido Santa Cruz del Valle, yo creo por cortesía los hubieran invitado a la “comida de gala”(aquella del 5 de febrero) aunque no hubieran ido los ejidatarios (porque no todos tienen “tacuche”).  

Lo que sí es cierto y no es una media verdad, es que no obstante, que ya existe una sentencia ejecutoriada (es una resolución que alcanzó la categoría de cosa juzgada // que no puede ser ya combatida por algún medio legal) que obliga al consecuente pago de la indemnización con motivo de la expropiación a favor del Ejido El Zapote, la historia, de oprobio gubernamental (en contubernios con el Grupo Aeroportuario del Pacifico GAP) y la digna lucha de nuestros(as) paisanos(as) ejidatarios(as) de El Zapote, sigue.

Que lamentable que el decepcionante actual gobierno federal (SCT) aún no resuelva ese añejo problema, a pesar de contar con todos los antecedentes y documentos atinentes. Pero no se trate de indemnizar a las grandes empresas porque hasta maravillas hacen (véase el problema del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México) al igual que lo hacían los mal recordados gobiernos del PRIAN.

Concluyo diciendo que no hay peor individuo que el que hace uso constante de mentiras o medias verdades. Porque quien conjuga las medias verdad con la falsedad, tarde o temprano evidencia la mentira completa. Porque los engaños camuflados con buenas maneras son dañinos y desgastantes. Además, tienden a salir a flote, al igual que las mentiras enteras.

Mentir o decir verdades a medias es la estrategia más familiar que he visto en casi todas las declaraciones del GAP en la esfera del conflicto del ejido El Zapote por las tierras donde se asienta parte del aeropuerto internacional de Guadalajara.

En la próxima colaboración seguiré contándoles sobre las mentiras o medias verdades del Director del GAP en torno a ese conflicto.

DERECHOS A HUMANOS

Alfonso García Sevilla

Cualquier estudiante de Ciencia Política, Derecho, Sociología, Historia o carrera afín a las ciencias sociales conoce los orígenes del Estado y su fin primordial de conservar la vida de sus habitantes, la seguridad. De ahí se desprende el uso legítimo de la fuerza pública para la defensa de la nación ante amenazas externas e internas. Nadie puede hacer uso de la fuerza para someter a otro si no es el Estado mismo.

En estos términos, cito la obra de J. J. Rousseau, en “el Contrato Social”, que es fundamento del Estado actual: “cualquier malhechor, atacando el derecho social, se hace por sus maldades rebelde y traidor a la patria; violando sus leyes deja de ser uno de sus miembros; y aun se puede decir que le hace la guerra.

En tal caso la conservación del estado es incompatible con la suya; fuerza es que uno de los dos perezca; y cuando se hace morir al culpable, es menos como ciudadano que como enemigo. El proceso y la sentencia son las pruebas y la declaración de que ha roto el pacto social y de que por consiguiente ya no es un miembro del estado. Mas como ha sido reputado tal, a lo menos por su residencia, se le debe excluir por medio del destierro como infractor del pacto, o por la muerte como enemigo público; pues semejante enemigo no es una persona moral, es un hombre, y en este caso el derecho de la guerra es de matar al vencido.”

Ante ello, reproduzco también lo dicho por el presidente López Obrador, el pasado 15 de febrero, Al inaugurar el cuartel de la Guardia Nacional en el municipio de Tepatitlán de Morelos: “Sin excesos, sin autoritarismo, respetando los derechos humanos, pueden ser los delincuentes hasta familiares, hermanos, primos que se fueron por el camino equivocado de las conductas antisociales”. 

¿Podemos decir que alguien que secuestra, desuella, “pozolea”, decapita, tortura, viola, asesina y descuartiza, cuelga en puentes peatonales a sus víctimas, tiene humanidad en su ser? ¿Pueden estos seres “readaptarse” a la sociedad? Algo es cierto, en nuestro país se han incrementado los casos y la saña con la que actúan los delincuentes. Para muestra un par de botones: el feminicidio de Ingrid Escamilla y el brutal asesinato de la niña de 7 años Fátima, encontrada desmembrada en bolsas de plástico.

¿Es hora de poner en la mesa la pena de muerte contra este tipo de delincuentes? En un país donde la impunidad ronda el 90 por ciento, es imposible poder transitar a una sociedad donde prevalezca la legalidad, el orden y la armonía, sin tomar acciones de igual o mayor magnitud, de la mano con procesos de reeducación y sobre todo, prevención, misma que a los gobernantes no les interesa o no les alcanza la vista, para implementar.

Usted amigo lector ¿qué opina?

La cuarta Utópica

Alfonso García Sevilla

Se cumplieron 103 años de nuestra Carta Magna, concebida como la primera Constitución de corte social del planeta y que albergó desde su nacimiento las causas revolucionarias que dieron pie al surgimiento de un nuevo régimen político, la tercera transformación, al establecernos como una República representativa, democrática y federal. Así pues, se consagran en ella para los aquí nacidos las Garantías Individuales (hoy derechos humanos por la reforma del 2011) y se reconocen derechos y libertades sociales tales como: el derecho a la libre expresión, asociación y tránsito, Derecho a la educación, siendo ésta otorgada por el Estado de manera laica y gratuita, a la libre profesión de cultos, a una jornada máxima de 8 horas de trabajo, acceso a una vivienda digna y a la salud, entre otros más.´

Hoy la realidad mexicana nos demuestra que desde su nacimiento, a un siglo de distancia, el espíritu del constituyente post revolucionario sigue sin verse realizado en un país justo y con oportunidades y acceso al bienestar integral del mexicano. Hoy vivimos una profunda crisis económica y social derivada de décadas de omisiones por parte de los gobiernos, de ejercer las obligaciones que les mandata la Carta Magna.

Los estudios de la OCDE no mienten, según éstos cada año en México se ensanchan la desigualdad y la pobreza extrema, en contraparte aumentan la impunidad y la corrupción, cada vez más mexicanos trabajan más para vivir igual, y contraviniendo los preceptos de jornada de 8 horas y un salario que satisfaga las necesidades sustantivas de la familia, como lo marca la Constitución, los servicios de salud no son universales ni de calidad y cada vez empeoran, basta recordar la reciente crisis que atravesamos por causa del dengue, y la incierta y tortuosa transformación del Seguro Popular al Instituto de Salud para el Bienestar, Insabi, y el rezago educativo sigue sin abatirse gracias a los recortes recurrentes por las prioridades encauzadas al asistencialismo populista.

Siguiendo con datos duros, nuestro país es el segundo más violento en América; en lo que va del sexenio de AMLO, los homicidios suman alrededor de 35 mil debido principalmente a la guerra entre grupos delincuenciales y el narco y es el lugar más peligroso del mundo para el ejercicio del periodismo, con 13 periodistas asesinados durante la presente administración.

Todo lo antes expresado se refleja en lo expuesto por organismos como la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y Amnistía Internacional, que coinciden en señalar que en nuestro país se vive una grave crisis de respeto a los derechos humanos; los casos no disminuyen y no existe castigo a las autoridades que los violentan, por lo que nuevamente nos encontramos con la cifras que señala la OCDE: Somos el país más inseguro, corrupto e impune de sus miembros.

¿Nos hace falta una nueva Constitución que mejore nuestras condiciones? No lo creo, aun con sus más de 200 reformas sigue vigente su espíritu, lo que nos hace falta son instituciones limpias, comprometidas y eficientes para resolver la problemática social, en pocas palabras, estadistas que sepan cumplir y hacer cumplirla, así como ciudadanos capaces de conocer y exigir su cumplimiento… por lo que llegamos al centenario sin el cabal cumplimiento de una Carta Magna cuyo espíritu visionario no correspondió con la capacidad y compromiso de los encargados en aplicarla. Lástima de Constitución.

¿Se cumplirá con la pretensión utópica de AMLO de que este periodo 2018-2024 sea una transformación de la envergadura de la Revolución de 1910 y nos deje un legado de la trascendencia de la Constitución de 1917? Usted amigo lector ¿Qué opina?

Analizan posible caso de Coronavirus en Tlajomulco

El paciente alertó a las autoridades sanitarias al presentar síntomas, vivió en Wuhan, regresó el 15 de enero a nuestro país.

Víctor Hugo Ornelas/Tlajomulco

La posibilidad de que exista Coronavirus en México se dio a conocer durante éste domingo, luego de que un hombre con domicilio en Tlajomulco informara a las autoridades sobre la presencia de síntomas característicos de dicha enfermedad.

Hasta el momento, la información ofrecida por las autoridades es que se trata de un hombre de 54 años de edad que estuvo expuesto a la posibilidad de contraer Coronavirus debido a que era residente de la comunidad de Wuhan, China, lugar en el que surgió el primer caso de la mencionada enfermedad.

El paciente presentó algunos síntomas que podrían encontrarse en el resfriado común, tales como secreción nasal, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos fiebre y cuerpo cortado, sin embargo, se trata de padecimientos que también adquieren los portadores del Coronavirus, por lo que el mismo hombre de 54 años de edad, fue quien alertó a las autoridades.

El Coronavirus se propagó a finales de 2019, mientras que el paciente, con domicilio en el municipio de Tlajomulco, permaneció en China hasta el día 14 de enero, posteriormente viajó a Taipéi para tomar un vuelo a la Ciudad de México, a donde arribó el 15 de enero, para finalmente llegar a su destino el día 16 del mismo mes.

La Secretaría de Salud Jalisco, a través del área de epidemiología, tomó la muestra biológica correspondiente y la envió a la capital del país para su estudio en el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos, quien emitirá el resultado en las próximas horas.

En caso de confirmarse, se trataría del primer caso de Coronavirus en México y como protocolo, las autoridades sanitarias tendrían que dar seguimiento a las personas con las que el paciente pudo haber tenido contacto durante el periodo de tiempo transcurrido desde su regreso a México.

MORENA y los tres anteriores “grandes” partidos mexicanos

Tiempo de contar…

“Puertas abiertas para que ingresen quienes tengan algo que aportar; puerta abierta para que se vayan los oportunistas (persona que se acomoda a las circunstancias para obtener provecho, subordinando, incluso, sus propios principios), mal que sufre cualquier partido en el poder”.  -Jesús Reyes Heroles-

Quirino Velázquez

La política no es algo elemental y sencillo, sino que es algo muy confuso y difícil. Sobre todo, en un país tan enredado como el nuestro. Con población y territorio muy grandes. Con desigualdades muy polarizadas. Con perversiones estructurales muy arraigadas. Con sistemas de sostén muy fracturados. Con dos vecindades muy conflictivas. Con un gobierno que aún no logra encarrilarse y con una oposición que aún no logra cimentarse. Y para acabarla, con factores anímicos que en mucho nos estorban y que en muy poco nos inspiran.

Así, es que no es nada fácil pensar la política. Mucho más difícil es hablar de política. Pero mucho más complicado que todo lo anterior, es hacer política. Y si no lo creen pregúntenles a los partidos y en particular a Morena.

En efecto, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se encuentra ante una de las encrucijadas decisivas de su historia, que solo podía abordar asumiendo su responsabilidad como lo que debería ser: un partido político hecho y derecho (con todas la de ley) cuya labor fundamentalmente es hacer política. Sin embargo, y muy a pesar de todo, los hechos demuestran lo contrario.

Hace algunos meses nos preguntamos si la política partidaria mexicana iba a cambiar por el hecho de que teníamos nuevo de presidente y nuevo partido en el poder. Al parecer la realidad nos dice que la política en los partidos no ha cambiado en nada.

Hagamos un pequeño repaso de la historia reciente de los partidos políticos en México.

Los anteriores “grandes” partidos mexicanos (PRI, PAN y PRD) se fueron hundiendo en su propia antinaturaleza. Todos fueron contribuyendo a su propia debacle y a su autonegación. Dejaron de ser aquello para lo que cada uno existía y quisieron convertirse en otra cosa distinta. Como en el circo: saltaron sin red y se estrellaron de manera terminal.

El PRI, que debía su origen y su existencia a un proyecto y a una promesa de bienestar y de progreso, quizás medios cumplidos durante sus primeros 40 años, no pudo procesar su paso temporal. Abrazó el gusto por un México aristocrático y desigual. Se corrompió ideológicamente. Después, se corrompió económicamente. Por último, se corrompió funcionalmente.

Al final de cuentas, en el 2018 para ser más exactos, el PRI no pudo resistir la opinión de los jóvenes. A todos los priistas los acusaron de ser rateros. A los pocos que no lo eran y a los muchos que si lo eran. La historia los enjuició al parejo. Nadie pudo (puede) defenderlos. Las nuevas generaciones los llevaron al paredón político.

El PAN, que debía su origen y su existencia a un proyecto de cambio, no pudo procesar su ineficiencia. Con el tiempo y con algunas concesiones del antiguo régimen fue logrando posiciones de poder. Primero, diputaciones y alcaldías. Más tarde, senadurías, gubernaturas y hasta la banda presidencial (con el “bembo” de Fox y el “tomandante bororlas” Calderón). Para que cambiara lo que los tricolores habían hecho mal o habían deteriorado. Para restaurar la seguridad. Para fortalecer la economía. Pero no pudieron. Todo se le fue en acusar al pasado. En renegar de los opositores (particularmente de AMLO). En deslindarse de responsabilidades y en tratar de endilgarles a otros sus ineptitudes. El cambio no llegó. La corrupción sobrevivió con más fuerza. A ella se asoció la inseguridad que aún prevalece y la ineficiencia panista. El resultado fue desastroso.

El PAN al igual que los tricolores, al final de cuentas (en el 2018) no pudo resistir la opinión de los jóvenes. A todos los acusaron de ser “pendejos”, persignados y rateros. A los pocos que no lo eran y a los muchos que si lo eran. La historia los enjuició al parejo. Su incapacidad no pudo defenderlos. Las nuevas generaciones los llevaron a la horca política.

El PRD, que debía su origen y su existencia a una oferta de salvamento, no pudo procesar su extravío. El tiempo se encargó de envejecerlo vertiginosa y prematuramente. Casi desde su nacimiento se mostró como un partido anciano y obsoleto. Rápidamente se llenó de los vicios que a los otros los habían invadido en décadas. Buscó posiciones y se burocratizó. Buscó recursos y se corrompió. Buscó un discurso y se confundió. Cuando resulto gobierno se parecía mucho al PRI. Cuando resultaba oposición se parecía mucho al PAN. Pero nunca logró una identidad propia y original.

El PRD al igual que los tricolores y los blanquiazules, al final de cuentas (en el 2018) no pudo resistir la opinión de los jóvenes. A todos los acusaron de ser salvajes e insurrectos por todo. A los pocos que no lo eran y a los muchos que si lo eran. La historia los enjuició al parejo. Su extravío no pudo defenderlos. Las nuevas generaciones los llevaron a la guillotina política.

Esos tres anteriores “grandes” partidos mexicanos habían llegado a ser verdaderos trasatlánticos de lujo. Pero el iceberg, el enemigo y la colisión que los golpeó tenían filosas puntas. Una de ellas fue su insensibilidad cupular. Malas dirigencias. Estancos de poder. Apropiación individual de la fuerza colectiva. La otra fue su incapacidad de renovación. Su mala aptitud para conectarse transgeneracionalmente. Con ambas puntas fueron golpeados, hicieron agua, no supieron sortear la marea, no tenían equipo de salvamento y naufragaron hasta tocar fondo.

Eso sí, eso tres anteriores “grandes” partidos (PRI, PAN y PRD) fueron como el famoso Titanic. Lo más suntuoso de la navegación política (gastaron y gastan mucho dinero). Pero se hundieron. Yo creo que ya no pueden rescatarse. La historia nos demuestra cómo los tres anteriores “grandes” partidos políticos mexicanos se fueron difuminando hasta casi extinguirse.

A raíz de aquello, emergieron nuevas corrientes, pero sobre todo nuevas agrupaciones, como Morena, para el ejercicio de la política. Morena podrían haber carecido de innovación ideológica y hasta programática. Pero representaban el atractivo de una alternativa confiable y respetable para los nuevos electores mexicanos. Sin embargo, parce que resultó casi igual que los otros (corrupción, ineficiencia, rijosidad, insensibilidad de su cúpula, etc.) por lo que no se le adivina futuro transexenal.

Así las cosas, se acerca la elección del 2021 (la elección más grande, más compleja
y probablemente con la mayor cantidad de partidos disputándose 17 gubernaturas, la cámara de diputados, numerosos congresos locales y centenares de municipios) y, como ya quedó evidenciado, Morena no existe como partido. No son capaces ni de organizar una elección interna porque, en realidad, solamente parecen ser una enorme masa de voluntades que se nutre de la autoridad moral y política que tiene el presidente AMLO. Sin su liderazgo, Morena no existiría y muchos no hubieran alcanzado los espacios que ahora ocupan (incluyendo algún regidor de Tlajo que ni en su corral lo hacían).

La encrucijada de Morena no puede terminar bien. Llama la atención que un partido joven, que ha alcanzado tales cotos de poder, esté enfrascado en una lucha interna tan virulenta, tan dura, con posiciones tan antagónicas en donde, incluso, lo que parece ser la única razón de ser del movimiento reconvertido en partido, la afinidad en torno al presidente López Obrador quien por momentos se ve ignorado.

La verdad, no hay modo con Morena. Sigue atrapado en un movimiento que, no partido, en el que prevalece el enfrentamiento y la lucha, implacable, por el poder. El domingo 26 de enero se dio otro capítulo de su incapacidad para asumirse como partido político y se refleja en dos vías: la distancia de AMLO con Morena, que él creó, y la incapacidad del partido para asumirse como tal.

En el Congreso de ese domingo, eligieron a Alfonso Ramírez Cuéllar (“La Polla” cómo se le conoce) cómo su presidente interino, lo que la presidenta en funciones, Yeidckol Polevnsky, desconoció, confirmando no la división, sino el enfrentamiento que, sólo la mano de López Obrador, aunque no quiera, podrá resolver.

Pero ese penoso acontecimiento parece no preocuparle al dueño, fundador y principal accionista del partido en el poder, argumentando que él no tiene por qué participar en el proceso de elección del dirigente de su partido. ¿Cuál es la línea para nombrar a los dirigentes del partido?, se preguntó el presidente AMLO en la mañanera. Y él mismo se respondió: La línea es que no hay línea, que se resuelva de manera democrática. ¡Por mí que se agarren a chingadazos!, quiso decir.

Aunque suene demasiado anticipado, muchos analistas, incluso encumbrados morenistas, dicen que lo que está en juego hoy en Morena es su candidatura presidencial para 2024. Bertha Luján y Alfonso Ramírez Cuéllar son claramente dos piezas clave en el equipo político de Claudia Sheinbaum. Los demás aspirantes a dirigir el partido pertenecen a otros grupos políticos. Mario Delgado, incondicional de Marcelo Ebrard, y Alejandro Rojas Díaz Durán, del equipo político de Ricardo Monreal. Por su parte Yeidckol Polevnsky corre por la libre de la mano de los hijos el mandamás, identificada como una de las responsables de la crisis por su afán de querer ser presidenta de la República. Se dice que ellos y otros más han convertido a este partido, en un botín de las ambiciones e intereses personales antes que en instrumento político para el fortalecimiento de la democracia en el país.

Por lo pronto Morena tiene hoy dos presidentes, y al mismo tiempo, ninguno. El presidente Andrés Manuel López Obrador, su creador, fundador y dueño no ha sido capaz de poner orden en el interior de su movimiento. El problema es que, con su actual crisis interna, Morena envía el mensaje de que es igual que los demás partidos. Sus grupos internos se disputan el poder, la militancia y las prerrogativas. Ojalá no se les olvide la historia de los tres anteriores “grandes” partidos mexicanos.

Morena debería hacerle caso al ideólogo Don Jesús Reyes Heroles cuando dijo: “Puertas abiertas para que ingresen quienes tengan algo que aportar; puerta abierta para que se vayan los oportunistas (Persona que se acomoda a las circunstancias para obtener provecho, subordinando, incluso, sus propios principios), mal que sufre cualquier partido en el poder” 

A %d blogueros les gusta esto: