Municipio

¡Chapulines y se ofenden!

Hace días un comentario en redes sociales me dio para un análisis un poco más detallado sobre los chapulines. Sí, sobre aquellos rostros que hemos visto figurar en casi todos los partidos políticos y aunque en resumidas cuentas sabemos que se debe al interés del “hueso” y el enriquecimiento, me nació el interés de compartirles la incongruencia vergonzosa con la que brincan de un lado a otro.

Suponemos entonces que cada partido político tiene una derecha o una izquierda y que cada uno tiene principios peculiares.

Yo apostaba en mi publicación a la educación y a la necesidad de tener gobernantes preparados que comprendieran que en el municipio ese tema es terrible y está en abandono. Lo qué enseguida disgustó algunas personas militantes de un partido de izquierda, entonces indagué hasta comprender que la mayoría de los chapulines no tienen idea alguna de lo que refiere su posición, ni los principios de su partido.

Me encontré con comentarios basados principios religiosos, doble moral y que incluso se mencionaba que el éxito refería a una posición económica donde la educación académica no era necesaria. Cómo habrán de saber algunos soy de profesión filósofa y eso me hubiera dado mucho material para iniciar un debate que por evidentes razones consideré en desventaja e innecesario.

Lo que sí pude rescatar fue la intención de entablar con más saltarines ese tema y efectivamente me encontré con las mismas contradicciones.
En el municipio los viejos partidos políticos no representan principios, no representan nada más que una cortina de hipocresía en la que saltan de un lado a otro con la pretensión de salvar el privilegio. No se aferran a la ideología que profesan. Un día son una derecha conservadora y otro día son una izquierda revolucionaria. Incluso podemos decir que Tlajomulco dio vida a una nueva ideología.

Aquí son “conservadores cerdos capitalistas de izquierda” siempre y cuando convenga.

Me gustaría recomendarles que reflexionemos sobre todos esos rostros incongruentes, que hoy serán de limón, que parece de piña y sabe amargo. Porque presunción de buenas acciones veremos como cada elección.
¿Quienes son?
¿Qué hacen?
¿Cuáles su profesión?
¿De verdad representan los ideales de su partido?

Porque cuando se ha andado de partido en partido lo cierto es que no se tiene una ideología fija y por lo tanto la argumentación de la buena voluntad no es más que una excusa y método de manipulación sobre valorada. “El que cree que la educación es cara no sabe lo que cuesta la ignorancia”

El Poder y la Soberbia

Tiempo de contar…

“La soberbia es una discapacidad que suele afectar a infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder”. -José de San Martín-

Quirino Velázquez

Aquiles creía que era hijo de Zeus. Pero no lo era. Aquiles creía que era todopoderoso. Pero no lo era. Aquiles creía que era invencible e inmortal. Pero no lo era. Muchos hombres, particularmente los que se dedican a la política, de todos los tiempos han creído que son como Aquiles. Pero no lo son. Esa patología la han llamado el Síndrome de Aquiles. También se le ha conocido como mareo de altura o alpinismo de ladrillo.

En la historia inacabada de la política, el poder y la soberbia o la soberbia y el poder, se acompañan dando lugar a gobernantes que, alimentándose de ambos factores, pierden el horizonte de su condición transitoria y llegan a creer que nunca dejaran el cargo y hasta inmortales se creen. Son muchos los casos en que por accidente o sin accidente alguien deviene en gobernante, se instaura en el poder con un discurso de humildad y de servicio para terminar erigiéndose en sátrapa devorador de los dineros de su propio pueblo. Mucho de ello tiene que ver con la creencia de la eternidad y de que nunca menguará su poder.

Un ejemplo de la mezcla de esa soberbia con el poder lo dio Napoleón Bonaparte cuando logró que el Papa fuese de Roma a París especialmente para coronarlo en la catedral de Notre Dame. Pero en la ceremonia Napoleón tomó la corona en sus manos y se coronó él mismo con los símbolos imperiales frente al Papa, mostrando así una mezcla de poder y soberbia para destacarse por encima de todos los ahí presentes, incluido, desde luego, el representante de Dios en la Tierra.

La actitud que mostro Napoleón es una mezcla de prepotencia, orgullo, presunción, jactancia, vanidad y desde luego la esencia del soberbio: un gran deseo de estar por encima de los demás. El comportamiento de Napoleón me ha tocado verlo en muchos políticos, que tras un tiempo de haber recibido el poder parece que se transforman y se llenan de soberbia.

Les cuento que alguna vez (cuando aún no había reelección) un presidente municipal de Tlajomulco me preguntó cuál debería ser el mejor año de su trienio. Sin la menor duda, le contesté que el cuarto año. Me fijó su mirada y esbozó una sonrisa fingida cómo si hubiera oído un chiste malo. Y es que, en el fondo, no me creyó.

En aquella ocasión, el presidente municipal me vio con desdén y no como lo que era, y sigo siendo, un aprendiz de la política, pero realista. Ese presidente se dedicó, por completo, tan sólo a su presente. Sin embargo, hoy está convencido de que no le habrá de alcanzar su futuro para pagar todo lo que le quieren cobrar. No lo aprecian, no lo emulan y no lo respetan. Me duele mucho haber acertado.

Hubiera querido decirle al presidente que los tres años deberían ser la siembra de una cosecha final. Que, si así lo hiciera, el cuarto año sería aquel en el que más lo apreciaran, más lo emularan y más lo respetaran. El año en que lo extrañaran y en el que lo presumieran. El año en el que, ya no siendo funcionario, todos se sintieran orgullosos de su amistad, de su presencia o de su compañía.

Ahora bien, se afirma que el poder hace a la esencia de la vida política, implicando una relación de mando y obediencia. Tener poder es la posibilidad de producir consecuencias intencionalmente en otro u otros, a través de ciertos medios físicos o ideales. El poder político siempre se desarrolla entre seres humanos. El poder es una energía que logra la obediencia por medio de promesas de premios o amenazas de castigos. También se afirma que el poder, particularmente el poder político, es mágico, magnético, obsesionante, adictivo, envicia y puede ser fatal si no se sabe manejar, o mejor dicho controlar.

Es sabido que cuando el poder pierde el sentido de servir y el poderoso lo utiliza para servirse de los demás se convierte en un hombre soberbio que no escucha, únicamente acepta la adulación más no la crítica que le hacen ver sus errores. La adulación es parte de la vida del poderoso que pierde el piso y se sube al ladrillo, cuando la soberbia se apodera de la política se pierde la política como vocación de servicio. En el ejercicio del poder sobran los aduladores y los conversos radicalizados.

Decía Tomas de Aquino que “Sólo la soberbia y la envidia son pecados puramente espirituales, que pueden competer a los demonios”. Por su parte, Ramiro de Maeztu expresaba que el pecado del diablo es la soberbia, no porque sea muy malo, sino porque se cree muy bueno. De allí se deriva un poder putativo (que es considerado como propio o legítimo sin serlo). Si yo soy bueno, entonces soy superior y todos deben obedecerme. De la imaginaria bondad se pasa al sofisma de la prepotencia. Robespierre llegó a tener la soberbia de creer en su humildad, porque no se consideraba un hombre superior sino, tan sólo, un “Dios” menor. Otro tanto tiene que ver con la ilusión de la omnipotencia.

También la desmesura suele manifestarse en la borrachera del ejercicio del poder. Ese fenómeno se expresa en el viejo aforismo referido por Ángeles Mastretta: “El poder ofusca a los inteligentes y a los pendejos los vuelve locos”.

No tengo la menor duda, porque la historia así lo dice y además porque lo he visto, que el poder marea a los políticos inteligentes, pero, a los “pendejos”, los enloquece, la soberbia es un signo inequívoco de este mal. tal como diría el general jalisciense Marcelino García Barragán que nos dejó muchas lecciones de honor y de sabiduría.

La “soberbia política” es muy fácilmente diagnosticable toda vez que el gobernante presenta los siguientes síntomas: es egocéntrico; muestra una confianza desmedida en sí mismo; es imprudente; se siente superior a los demás; le otorga una desmedida importancia a su imagen; ostenta sus lujos; es excéntrico; se preocupa porque sus rivales sean vencidos a costa de cualquier cosa; no escucha a los demás; es monotemático; se siente iluminado y aunque falle, no lo reconoce.

En este camino, muchos pensadores opinan que se debe volver a recuperar una virtud (y una actitud) que la declinante política parecía haber olvidado: la humildad. Ese es el antídoto para combatir la soberbia. Por lo tanto, el político debe admitir sus errores y asumir su responsabilidad. Debe evitar aparentar ante los demás que lo sabe todo y, en consecuencia, debe aprender a decir con humildad “no lo sé”.

Lamentablemente la experiencia ajena nunca es extrapolable y menos aún sirve de guía para quien desde el poder cree que lo puede todo y contra todos. Cuando aquel político se dé cuenta de la realidad será tarde y le pasará quizás, metafóricamente hablando, lo mismo que le aconteció al héroe de la guerra de Troya (Aquiles). Aquiles creía que era hijo de Zeus. Pero no lo era. Aquiles creía que era todopoderoso. Pero no lo era. Aquiles creía que era invencible e inmortal. Pero no lo era.

Finalizo con la innegable la frase del militar y político rioplatense y uno de los libertadores de Argentina, Chile y Perú, José Francisco de San Martín y Matorras: “La soberbia es una discapacidad que suele afectar a infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder”.

Diles lo que quieren oír.

Fabiola Serratos

Decía un sabio filósofo y ex colega que para uno conseguir llegar a sus metas había que decir lo que otros querían escuchar. Porque dentro de la política hay que pintar esperanzas y buenos actos para que crean en personas infames.

Cabe recalcar que lo de filósofo era mero sarcasmo pues en realidad estaba evidenciando al «culto» director de atención ciudadana del cuál aprendí todo lo que NO se debe hacer en una campaña.

Comienzo contándoles un poco de esto, pues Justo con esa frase me dio por iniciar a escribir sobre todos los resucitados o aquellos que recién nacen para figurar e irse posicionando en la política. Es año de promesas, de convivios y de reactivar figuras que serán necesarias para la siguiente campaña.

Así entre tamales y fotografías de humildad nuestros magnates vuelven a darse baños de pueblo. Aunque muchos sabemos cuáles son las intenciones y pactos.

No es que vivíamos en una sociedad ingenua, me sorprende y satisface ver gran cantidad de habitantes críticos que han fomentado conciencia en redes sociales. Mientras otros más por privilegios y atenciones se convirtieron desde hace tiempo en tapetes y protectores de corruptos.

Lamentablemente la falta de representación verdadera hace que gran parte de la población deteste la política, dando entonces a la minoría el derecho de elegir sobre todo el municipio.

El año de elecciones es similar a una relación tóxica. Dónde durante tres años uno tolera cualquier tipo de abuso pero cuando ya se decide a terminar con tal cosa, viene la promesa del cambio.

La farándula, lo vulgar, la hipocresía cubierta con un velo de cinismo y oportunismo insensato. El ciclo donde los grilleros agarran chamba, donde los líderes se ponen precio y le ponen precio a su comunidad, donde los amigos dejan de serlo aunque se pongan frases de apoyo en redes. Dónde los pactos van tomando forma y los oportunistas van agarrando lo poco o mucho que sienten merecer, aunque se lleven a muchos entre sus malas decisiones.

Solo quiero compartirles que entre las tantas cosas por las que personalmente elegí mantenerme en la literatura y el activismo dejando a un lado los grupos políticos que pintaban a ser un verdadero cambio fue precisamente por todo lo mencionado en esta columna. Desde la frase popular “diles lo que quieren oír” hasta “la gente no quiere ayudarse, viven así porque quieren y uno debe buscar también su beneficio”

Personas así van a desfilar nuevamente, no importa cuantos baños de pueblo se den, no importa cuanto amor profesen a su comunidad, quien alardea de liderazgo y poder tiene sólo la finalidad de colocarse en un cargo. Cuando se tiene la verdadera intención de participar, un líder se aferra a su proyecto. Se busca en conjunto la estrategia adecuada para competir y crecer.

Entre partidos políticos titánicos unos ya con estrategia otros más sin pies ni cabeza y los seudoindependientes que presumen con orgullo en sus borracheras sus pactos con sus nuevos jefes (aquellos contra los que dijeron competir y quitar del poder).

Viene el año de la creatividad y nos corresponde a todos buscar las alternativas convenientes y lo más honestas posibles para mejorar el lugar donde vivimos.

No se trata de figurar como salvadores sino de ayudar a nuestra gente a generar un carácter crítico, decidido y que al elegir sepan que ellos y su comunidad son lo primero. Antes que cualquier promesa de político.

Caso en Tlajomulco, no es Coronavirus

Víctor Hugo Ornelas/Tlajomulco

Tras los estudios y análisis correspondientes, el paciente de Tlajomulco que se había convertido en el décimo caso probable de la enfermedad en México, fue descartado como portador de Coronavirus, información que confirmó la Secretaría de Salud y el Gobernador del Estado, Enrique Alfaro Ramírez.

El Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, que se ha encargado de analizar los diez casos sospechosos, ha informado en sus resultados que todos resultaron “negativos al 2019-nCoV. Todos con sintomatología leve. El Sinave continúa con el monitoreo activo para la identificación de casos”, informó la Secretaría de Salud del país.

En Jalisco, el gobernador también difundió la información para confirmar que no hay presencia del virus en la entidad “La sospecha de un caso de Coronavirus en Tlajomulco resultó negativo. No hay ningún contagio en Jalisco. Mantendremos la vigilancia epidemiológica”, publicó el mandatario en redes sociales.

El paciente de Tlajomulco se había mantenido aislado en su domicilio y las personas con quienes había tenido contacto se encontraban bajo observación, sin embargo, al descartarse el contagio de Coronavirus, podrán reanudar sus actividades de manera regular.

Analizan posible caso de Coronavirus en Tlajomulco

El paciente alertó a las autoridades sanitarias al presentar síntomas, vivió en Wuhan, regresó el 15 de enero a nuestro país.

Víctor Hugo Ornelas/Tlajomulco

La posibilidad de que exista Coronavirus en México se dio a conocer durante éste domingo, luego de que un hombre con domicilio en Tlajomulco informara a las autoridades sobre la presencia de síntomas característicos de dicha enfermedad.

Hasta el momento, la información ofrecida por las autoridades es que se trata de un hombre de 54 años de edad que estuvo expuesto a la posibilidad de contraer Coronavirus debido a que era residente de la comunidad de Wuhan, China, lugar en el que surgió el primer caso de la mencionada enfermedad.

El paciente presentó algunos síntomas que podrían encontrarse en el resfriado común, tales como secreción nasal, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos fiebre y cuerpo cortado, sin embargo, se trata de padecimientos que también adquieren los portadores del Coronavirus, por lo que el mismo hombre de 54 años de edad, fue quien alertó a las autoridades.

El Coronavirus se propagó a finales de 2019, mientras que el paciente, con domicilio en el municipio de Tlajomulco, permaneció en China hasta el día 14 de enero, posteriormente viajó a Taipéi para tomar un vuelo a la Ciudad de México, a donde arribó el 15 de enero, para finalmente llegar a su destino el día 16 del mismo mes.

La Secretaría de Salud Jalisco, a través del área de epidemiología, tomó la muestra biológica correspondiente y la envió a la capital del país para su estudio en el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos, quien emitirá el resultado en las próximas horas.

En caso de confirmarse, se trataría del primer caso de Coronavirus en México y como protocolo, las autoridades sanitarias tendrían que dar seguimiento a las personas con las que el paciente pudo haber tenido contacto durante el periodo de tiempo transcurrido desde su regreso a México.

Justicieros excluidos Lambiscones incluidos.

Fabiola Serratos


Dicen que es de bien nacidos ser agradecidos, pero existe una línea delgada entre el agradecer por un servicio y cegarnos ante la realidad por ser beneficiados con atenciones particulares.

Los servidores públicos en sus reuniones (permítanme agregar el “NO TODOS” para no herir susceptibilidades) piden el trabajo en equipo y entre apoyos exclusivos se van formando los populares consejos sociales. En las últimas semanas vía grupos de WhatsApp hemos visto cómo son excluidos ciudadanos que no caen en la adulación o son constenmente un dolor de cabeza al pedir su participación. Muchas han sido las demandas a jefes, coordinadores y directores que aseguran ignoran y limitan a las personas que exigen constantemente se cumpla con el trabajo.

“Recordemos y no olvidemos la función y finalidad de un consejo social”
Mientras unos dicen que son participaciones ciudadanas otros aseguran que son redes políticas. Lo cierto es que hemos visto desfilar a muchos ciudadanos traidores a su comunidad brincando de un partido a otro buscando benéficos personales y los verdaderamente interesados en la participación de la comunidad se ven envueltos en constantes trabas.

Y es que nuestro municipio parece un campo de batalla donde los grupos políticos pelean por tener el control y la razón. Un escenario donde vemos servidores que no apoyan a grupos contrarios como ciudadanos que se aferran a la grilla (nada les embona -dicen-) Las únicas afectadas son las personas que siguen en el olvido, ignoradas y con trabas para poder levantar la comunidad. Porque incluso ya dentro de los consejos también se les va gran parte del tiempo pidiendo comprensión para los servidores que no hacen como debieran su trabajo.

Justificar a un servidor nos convierte en gran parte del problema y si como consejeros no comprenden que el trabajo en equipo que ellos piden no implica estar siempre de su lado, sino el de la misma comunidad nunca veremos realmente un avance.
¿Usted que opina de los consejos sociales?
¿Están realmente del lado de la comunidad?

Funcionarios mediocres

Fabiola Serratos

Resulta que en semanas anteriores varios medios de comunicación expusieron el problema de los servicios en zona valle. A lo que casi enseguida respondieron algunos funcionarios públicos justificando nuevamente la falta de atención. Y es que algunos servidores han llegado a un cinismo tal que de fotografías y juntas vecinales hacen alarde de un trabajo excelente, cuando sabemos es incompleto o mal hecho. 

Sabemos de la carente educación que la mayor parte de los servidores y funcionarios tiene. Pero exponer su ignorancia y mediocridad en sus redes sociales es terrible, pues nos deja en evidencia la clase de gobierno que tenemos.

Una funcionaria pública recalca “que no es el gobierno sino la gente cochina que ha decidido vivir así”

Misma gente cochina que en su momento sirvieron como acarreados para el partido que hoy gobierna y ella trabaja. Es muy común que los servidores digan que mientras se tenga buena voluntad no son necesarios los estudios y supongo que desde ahí comenzamos a ver las prioridades de que quienes están encargados de nuestro municipio. 

La buena voluntad surge de la experiencia y esa no siempre es lo correcto para los demás. Sería primordial conozcan como mínimo ética e historia y comprendan que un gobierno no solo tiene como trabajo el recoger basura y posar en fotos.

-Es obligación de todos los gobiernos crear los escenarios y sistemas que ayuden al progreso de sus comunidades.

Es absurdo y ridículo que los funcionarios no conozcan como mínimo una teoría de sistemas que les haga entender la verdadera función de su cargo. No son activistas, no son reyes ni mártires sacrificándose por su entorno, son representantes y organizadores de un municipio y quizá no lo han comprendido porque no tienen ni idea de lo que implica gobernar, se han quedado en las labores comunitarias con las que “chapulinearon” al hueso. 

Últimamente en todo el país, las redes sociales se han visto abarrotadas de comentarios clasistas misóginos, homofóbicos y racistas por parte de funcionarios públicos. Tlajomulco no ha sido la excepción pues la gran mayoría de nuestros representantes o empleados parecen más influencers que verdaderos y coherentes servidores. Y dirán que dentro de la vida personal cada quien puede exponer lo que le plazca. Pero lo cierto es que desde la intimidad uno puede conocer realmente a quienes nos representan y si sus principios son tan reales como predican o como tenemos conocido en la política son viles máscaras publicitarias.

Que un ciudadano promedio se aferre a la libertad de expresión como permiso para decir falacias es un tanto entendible. Pero que un funcionario pretenda justificar sus opiniones con tal cosa es imperdonable.

De 3 predios, han extraído 129 cuerpos en Tlajomulco

Desde noviembre de 2019, autoridades estatales buscan restos enterrados en fincas del municipio

Víctor Hugo Ornelas/Tlajomulco

Desde la segunda semana de noviembre de 2019 a la fecha, autoridades estatales han localizado 129 cuerpos en tres fincas del municipio de Tlajomulco, los cuales corresponden a víctimas que fueron asesinadas de manera violenta y aunque no se ha logrado identificar a todas el ellas, una mayoría de los fallecidos que han sido reclamados por familiares, habitaban en este municipio que está considerado uno de los más violentos en todo el país debido a la inseguridad y violencia que reina en su territorio.

La búsqueda de cuerpos inició como parte de las investigaciones luego de la detención a cargo de la Guardia Nacional, de un grupo de personas que tenían armas y grupo táctico en su poder, así como a ocho individuos privados de la libertad en una bodega de Toluquilla, municipio de Tlaquepaque, la cual se llevó a cabo el 06 de noviembre pasado.

Posterior a ello la Fiscalía del Estado ha informado sobre cada uno de los trabajos de búsqueda que han dado como resultado que en el Zapote fueron localizados los restos de 31 personas, en tanto que en la primera finca del poblado El Mirador, lograron localizar los cuerpos de 50 personas fallecidas, mientras que en el tercer lugar en que se lleva a cabo la búsqueda, también localizado en El Mirador, las autoridades han informado que hasta el momento suman 48 víctimas.

Los trabajos de búsqueda en el Mirador continúan de acuerdo al último informe emitido por la Fiscalía Estatal, pues existen indicios de que podría ser extraído un mayor número de partes anatómicas, no obstante, ninguna institución ha ofrecido información adicional a la localización de restos, por lo que aún se espera conocer datos sobre el posible grupo operador responsable de dichas muertes así como la forma en que operaba.

Bienvenido 2020

Tiempo de contar…

“No se puede cambiar el curso de la historia a base de cambiar los retratos colgados en la pared”.-Sri Pandit Jawaharlal Nehru-

Quirino Velázquez

En el 2019 trascurrió el primer año de los gobiernos de la cuarta trasformación del país y de la refundación de jalisco, fue de ensayo y error. Un año en el que el presidente López Obrador y el gobernador Enrique Alfaro decidieron probar límites y “pilotear” muchas de sus ideas y conceptos sobre la tarea de gobernar. En ambos casos, para muchos, el saldo deja que desear.

El 2020 es el segundo año de los gobiernos federal y estatal, para los expertos debe ser el año de empezar a dar resultados. El país en general y Jalisco en particular han tenido un 2019 muy complicado en muchos aspectos, si bien todo primer año de cualquier gobierno es de aprendizaje, el del presidente López Obrador y el del gobernador Enrique Alfaro han generado muchas expectativas y desencantos entre la población, porque siguen sin concretarse algunos de los muchos compromisos de sus respectivas campañas electorales.

El 2020 es un año bisagra, está llamado a ser el momento de consolidación de los nuevos gobiernos. Es la oportunidad para que la alternancia a nivel federal y estatal comience a rendir frutos en lo social, lo económico y lo político. Pero también y no hay que perder de vista que abre la posibilidad de profundizar yerros, aferrarse en equívocos y seguir buscando en los críticos al presunto enemigo y al culpable de los tropiezos.

Una cosa es segura, este 2020 es el preámbulo de la gran elección de 2021, en la que Morena y López Obrador; y Movimiento Ciudadano y Enrique Alfaro deberán someterse al escrutinio de las urnas. Será un año de preparación para refrendar la confianza depositada en los proyectos de país y de estado que ambos propusieron y abanderan, o para engrosar las filas de los decepcionados. Es el año que pidió el presidente en su discurso del 1 de diciembre de 2019, para que los resultados del nuevo régimen comiencen a verse y sentirse. Es el año en el que gobernador de Jalisco tendrá que demostrar lo mismo.

2020 es el año en el que la curva de aprendizaje deberá superase ya en todas las dependencias tanto federales como las del estado. Un año para dejar de buscar justificaciones en el pasado y comenzar a vislumbrar un mejor futuro. Este año la agenda de lo previsible marca momentos de atención obligada; además, habrá que hacerse cargo de los imprevistos, que en el país y en Jalisco son cosa de todos los días.

Por ejemplo, en el combate a la corrupción, si bien se reconoce que hay avances a nivel federal, y a nivel estado un poco más rezagados, estamos lejos de tener un Estado de derecho. ¿Dónde está el dinero de los políticos que supuestamente han robado a México y a Jalisco? ¿Cuántos estarán en la cárcel? Son interrogantes que las personas van a comenzar a preguntarse en el 2020 porque para eso fueron electos estos nuevos gobiernos. Se necesita, que el presidente y el gobernador, den señales claras de que tendremos un Estado de derecho.

Otra de las grandes interrogantes que nos quedan para el 2020, es la inseguridad. No se vio ningún cambio radical en el 2019 en este tema porque todos los días hay violencia, terror, inseguridad y muerte en el país y desde luego en nuestra entidad federativa. Es un tema delicado, pero en el 2020, la Guardia Nacional, principal estrategia de la política de seguridad del presidente López Obrador, deberá entregar resultados tangibles para la población en materia de combate a la violencia y mejora de la seguridad. También la iniciativa del gobernador de construir y organizar la Policía de la Zona Metropolitana de Guadalajara que fue proyectada como la gran apuesta de las autoridades locales para reducir los índices delictivos, deberá ya implementarse con éxito en las calles. Por ello, estas nuevas corporaciones y los mandatarios federal y estatal estarán bajo escrutinio permanente.

En lo político el año al que inicia es trascendental, pues es la antesala del 2021, se espera que sea un reto para Morena y para MC y para que la oposición de ambos resuelva sus dilemas. Aunque a decir verdad a nivel federal no se nota fuerza en la oposición y en Jalisco menos.

Los ajustes en el tablero político 2020 serán determinantes para el gobierno federal y el gobierno estatal, así como para la oposición.

Los escenarios de los espectros políticos son diversos, van cabalgando en este recién inaugurado 2020, lleno de incertidumbre y perplejidad. Éste es un año decisivo y de enormes retos que deberán sortear todos aquellos que buscan ampliar su espacio dentro del tablero de la política nacional y local.

El proyecto de la Cuarta transformación y el de la refundación de Jalisco tienen el desafío gigante de posicionarse, de darse a entender más allá de la figura de los dos hombres que ya lograron el poder AMLO y Alfaro. La 4T y la RJ como se entienden son la idea de trascender políticamente, incluso de cambiar el curso de la historia, una estrategia que el presidente López Obrador y el gobernador Alfaro siempre han pensado para que su, respectiva, idea de gobierno no se quede estancada en los únicos seis años que podrán gobernar el país y el estado.

Por eso, tanto Morena como MC tienen que demostrar que son más que la figura presidencial y la del gobernador e incluso que son más que el triunfo electoral del 2018. El año al que entramos es trascendental para ello, pues como ya lo dijimos es la antesala del 2021, las elecciones más grandes y coincidentes de la historia, cuando en una sola jornada se vote por miles de candidatos.

A pesar de que no es tan alarmante la caída en las encuestas en el caso del presidente y más pronunciada en el caso del gobernador, el que no participen ni uno ni otro en las boletas si pudiera significar un duro golpe electoral al lopezobradorismo y al alfarismo, por lo que este 2020 es un año de fortalecimiento en cuanto a sus estructuras políticas-partidistas y no sólo atenerse al clientelismo electoral obtenido por lo programas sociales o por las estructuras (pagadas) disfrazadas de comités de participación ciudadana.

Por su parte, la oposición en México es un sol de invierno, ahí está, pero no calienta, no funciona. Este 2020 deberán de recomponer su imagen e ir más allá de las vergonzosas “marchas fifís”. Nuevos rostros deberán de aparecer, pues los del 2018 y 2019 no solo no fueron suficientes, sino que más allá de que los chairos los odiasen, muchos de los personajes opositores son vistos con malos ojos por su funestos antecedentes. Y si bien, ya se habla que los partidos de oposición (PRI, PAN, PRD, MC y quizá el de Calderón Margarita) a Morena, buscarán formar una gran coalición electoral (por cierto, a propuesta del “bembo” de Vicente Fox) existen muchas dudas si se lograra y sobre todo de su posible efectivada electoral.    

En Jalisco, tampoco se ve ni se siente la oposición (es más ni existe) a MC o mejor dicho al alfarismo. El partido Morena (en Jalisco) se encuentra en etapa de desarrollo, pero lo que es peor sin bruja aún y sin el liderazgo necesario que marque el rumbo que los pueda llevar a confrontar electoralmente con éxito a MC (alfarismo) y su coalición de facto. Por cierto, se oye en los corrillos políticos que, en Jalisco, para la elección local del 2021, se prepara una gran coalición electoral conformada por (MC, PAN, PRI, PRD, empresariado, etc, etc,) para enfrentar el posible sunami que representan el lopezobradorismo (que no morena) y sus programas sociales. Qué curioso, en Jalisco una coalición opositora pero no al gobierno del estado, de ser cierto corroboraría lo dicho: no existe oposición a MC.     

Sin duda este segundo año es definitorio para el resto del sexenio del gobierno federal y del gobierno del estado, con las experiencias del primer año se darán cuenta (espero que sí) de que hay muchas cosas que cambiar para sacar al país y a Jalisco del terrible bache en que los tomaron, o este año podría marcar el principio del declive de Morena y de la cuarta trasformación del país; y de Movimiento Ciudadano y de la Refundación de Jalisco.

Lo que, si es cierto y bien lo decía el político indio Sri Pandit Jawaharlal Nehru, es que: “No se puede cambiar el curso de la historia a base de cambiar los retratos colgados en la pared”. Bienvenido 2020.

PD. Nuestros paisanos del Ejido El Zapote siguen este año 2020 bien y de buenas respecto al conflicto (sobre las tierras de su propiedad donde se asienta parte del aeropuerto internacional de Guadalajara) que aún persiste (pero en vías ya de solucionarse) con el Gobierno Federal. El pasado día 15 de los corrientes representantes del ejido encabezados por su líder moral Nicolas Vega Pedroza y dos de los abogados estuvieron en la ciudad de México en la Secretaría de Gobernación y al parecer sigue aumentando la luz al final del túnel donde se vislumbra una solución definitiva a ese añejo conflicto. Ojalá el GAP y la “zopilotera política” que ya ronda por eso rumbos no entorpezcan la posible solución.       

Mueren dos menores tras incendio en casa de San Sebastián.

Los pequeños fueron trasladados al hospital por su madre, pero nada pudieron hacer por ellos debido a las lesiones que presentaban.

Víctor Hugo Ornelas/Guadalajara

Dos niños de apenas un año y 2 años siete meses, fallecieron tras las lesiones ocasionadas por un incendio en casa habitación en San Sebastián, aunque fueron trasladados al hospital 180 para su atención, ninguno de los dos logró sobrevivir.

El incendio se generó en una vivienda de la calle Privada la Ciénega en la delegación San Sebastián el Grande y aunque no se conocen aun las causas del mismo, ya interviene el ministerio público, pues según información del área de comunicación de la policía municipal, el siniestro pudo haber sido provocado.

Al domicilio, se trasladaron elementos de Protección Civil y Bomberos, así como personal de los Servicios Médicos Municipales y seguridad pública, sin embargo, no encontraron a persona alguna al interior de la vivienda, pues la madre de los menores, una mujer de 25 años de edad, fue la que trasladó por su propia cuenta a los pequeños al nosocomio mencionado.

Cuando los oficiales aún se encontraban en el domicilio afectado, recibieron el reporte vía radio sobre el fallecimiento de dos menores de edad al interior del Hospital 180 del IMSS, posteriormente corroboraron que se trataba de los mismos niños que habitaban la vivienda.

De acuerdo al reporte médico, el pequeño de un año de edad llegó ya sin signos vitales al nosocomio y con quemaduras de tercer grado en toda su economía corporal, en tanto que su hermano, de 2 años y 7 meses, fue intervenido y durante más de 30 minutos los médicos intentaron reanimarlo, no obteniendo resultados favorables.

A %d blogueros les gusta esto: