Metrópoli

Nuestra dignidad no está en venta.

Fabiola Serratos

A más de un mes de que iniciara la pandemia muchos son los escenarios que se han creado, entre ellos el más destacado y el que vale la pena recalcar y dar a conocer “El social” en las comunidades donde los servicios básicos y la marginación son las características principales, la rebeldía y la autonomía vinieron hacer los valores necesarios para garantizar la estabilidad económica de las personas que ahí habitan. No es un secreto que en nuestro municipio el gobierno brilla por su ausencia y su incapacidad de lidiar con los problemas más esenciales y que tienen años afectandonos y es que la bandera de buenos samaritanos no es suficiente para lidiar con las condiciones de zonas con las que una despensa no basta. No se ha desperdiciado un solo momento para realizar campaña e incluso muchos ciudadanos denunciaron el haber tenido que firmar un documento que compromete al trabajo comunitario. Algunos artesanos se preguntaron si dicho trabajo tendría el compromiso de realizar campaña en el debido tiempo o realmente hacer algún tipo de labor que beneficiara a su comunidad.

Hace un par de días tuve oportunidad de entrevistarme con el activista e investigador Yu Chen ( Doctor en filosofía y ciencias sociales por The University of Texas at Austin) quién realizó su tesis sobre políticas de vivienda y desarrollo social en el municipio de Tlajomulco, ambos relatábamos muchas de nuestras experiencias en actividades sociales y desarrollo comunitario. En nuestra conversación surgen muchas interrogantes que para ambos han sido de gran reflexión.
¿Por qué existiendo tanta labor comunitaria no logramos ver una estabilidad en la comunidad?

La respuesta es sencilla, la razón principal es porque muchas de las asociaciones civiles o participación social se encuentra condicionadas, las relaciones de compromiso, los convenios y las amistades, muchos líderes sociales que compartían con sus vecinos el ideal de crecimiento y seguridad terminan sujetos a la relación con su trabajo. Basta con ver las reuniones vecinales donde lejos de dar soluciones se exponen justificaciones y una súplica cínica de comprensión por no poder solucionar problemáticas y así pasan los años y las administraciones, siendo infinitamente incorregibles.
Entre las premisas del Dr. Yu se encuentran la falta de condiciones que dieran armonía a la ciudadanía y de la qué por supuesto sí es obligación del gobierno crear. Recalcó con emoción la iniciativa de los verdaderos líderes sociales y vino a mi mente cómo es que estas últimas semanas la participación de los activistas ha sido más necesaria y relevante que las de los mismos gobiernos que continúan creando protocolos que beneficien sus próximas campañas pero no garantizan la seguridad de sus municipios.

En muchos territorios la rebeldía ha comenzado a darse, hay comunidades dónde parece no vivirse la cuarentena y no por gusto sino porque el comercio es la principal fuente económica y en su mayoría han sido cerrados de manera prepotente (Y a la prepotencia e imposición un pueblo siempre reaccionará con rebeldía). Cuando un gobierno no tiene la seguridad ni el control de lo que hace, es ahí dónde nos corresponde comenzar a generar nuestros propios escenarios, al final somos nosotros quienes aquí viven y quienes estamos padeciendo los golpes más duros de la pandemia, grupos sociales independientes, vecinos y jóvenes estudiantes han generado espacios y campañas que promueven el QUEDATE EN CASA pero con las medidas necesarias para poder pedir tal cosa, medicina, alimentos y herramientas de estudio, mientras ciudadanos ven la forma de apoyar a otras familias el gobierno toma el castigo como única medida de entendimiento.

Hemos visto una participación civil muy unida. La solidaridad ha sido uno de los principios que como habitantes de Tlajomulco hemos desarrollado pero éste acto tan noble que muchos líderes han tomado para ser de apoyo en sus comunidades debe ser digno, con memoria, sin precio, sin vanagloriar o comprometer a las personas pues no están obligadas a corresponder con labores políticas y mucho menos compromete su voto. Hemos mostrado autonomía, dignidad y que somos capaces de cuidarnos a nosotros mismos, ahora solo sigue el exigir al gobierno que realice su trabajo y que las actividades de altruismo dejen de ser su bandera de gobierno exitoso. Porque como exponía el Dr. Yu en nuestra entrevista sobre activismo a nivel mundial.

China no experimenta esta unión civil porque sabe que su gobierno tiene la responsabilidad de velar por los ciudadanos y aunque para nosotros como mexicanos nos encanta la unión en todos los sentidos esta no debería ser para resolver los problemas en los que nos estancan los mismos gobernantes. Y no, no todo es responsabilidad de quienes nos someten, hemos demostrado tener una fuerza de voluntad increíble de la cual estoy segura si nos aferramos podremos poco a poco ver un verdadero cambio social.

Somos una sociedad de trabajo largo y salario corto, dónde la mayoría de los vecinos nos conocemos y convivimos al cuidado unos de otros, sabemos lo que aqueja al de a lado y estamos ahí para aquellos que la están pasando mal. No nos renunciemos a esto que hoy ha surgido, qué los principios que la pandemia ha traído sean para fortalecer nuestros lazos como comunidad y no soltarnos nunca.

Los buenos somos más, pero en silencio nadie nos escucha…

Fabiola Serratos

Muchos hemos perdido la cuenta de día de cuarentena que estamos viviendo, hemos aprendido hacer nuevas rutinas y es que somos tan adaptables que nuestra historia es el relato mágico de todo lo que hemos sido capaces de soportar.

Hoy quisiera relatarles de una forma más personal mí vivencia como activista en esta pandemia, he decidido escribir una nota cómo un llamado de auxilio y conciencia a todos mis colegas activistas del país, que aunque breve nos comunicamos sabemos que de la mano vamos por el ideal de un país justo e inclusivo, es cierto que nuestros anhelos parecieran una utopía difícil de alcanzar pues nos han robado mucha de la esperanza que teníamos.

Hace días escribí para ustedes una nota titulada “Nuestro tóxico gobierno” deseaba exponer la relación más tóxica vivida en México, esa que tiene a millones de mexicanos sumergidos en la dependencia y un abandono dónde en elecciones los detalles vienen a reconquistar la relación que tiene como único interés seguir manteniendo el poder y control de manera indignante. Muchos de los mensajes que habían llegado a mis redes como evidencia de todo lo que desde la pandemia se vive entre gobierno y ciudadanos eran premisa para evidenciar el abuso y oportunismo con el que funcionarios aprovecharon para hacer campaña un año antes de lo establecido.

Mi querida Susana Ochoa ( Líder y vocera política) exponía en una conferencia la doble moral e intención con la que funcionarios estaban negociando su capital político a través de la entrega de despensas y programas sociales. Yo hice algo similar en mis últimas columnas trayendo consigo infinidad de advertencias y amenazas por evidenciar tales cosas y es que muchos funcionarios quizá NO han comprendido su posición con respecto a la política, su trabajo no consiste en amedrentar activistas que amenacen con su popularidad y la forma en la que se busca entablar una relación con la ciudadanía en la que siendo la causa primera de la pobreza en el país también se conciban a sí mismos como la solución.

Desde la presentación de Diana (Mi última novela) me prometí que jamás censuraría mis letras por aquellos que por hipócritas se ofendieran. La libertad es para mí la virtud más sagrada a la que cualquier escritor o pensador puede aferrarse. Sin embargo y ya decidida a compartir con ustedes lo que no sólo me ocurrió a mí sino a distintos líderes defensores de sus comunidades tuve que pausar mis ideas por algunos días encontrando la reflexión adecuada para ustedes.

Desde hace años en nuestro país se viven intensas agresiones contra activistas, incluso aquellos que se han interpuesto en intereses políticos y/o económicos han sido desaparecidos y con ellos la justicia de su representación. Jalisco no ha sido diferente y lo he vivido ejemplos cercanos con algunos colegas de San Gabriel, Puerto Vallarta, Ahualulco y ahora en mi Tlajomulco.

No todos los activistas han recibido amenazas o advertencias de formas explícitas o directas, perfiles falsos con los que generan este tipo de actos son bastos, incluyendo en comentarios en los que participan seguidores o asistentes de funcionarios. Dudé mucho en exponer el tema, pero también me recordé que pertenezco a una generación dónde ignorar o callar nuestra voz no es una virtud y que al ser representante y expositora de la

No violencia contra las mujeres hacerme amante del miedo me convierte en cómplice de la violencia, qué por amor a la filosofía y las artes sería terrible hacer intrascendente la historia trasparente de nuestro país. Me negué rotundamente a ser quién calla y aunque esto recién inicia tengo un compromiso conmigo y con mi sociedad, no cómo una héroe sino cómo mujer y ciudadana.

No es un secreto que en nuestro país hablar de política tiene como sinónimo la palabra corrupción, nadie tiene algún referente armonioso de ésta y aunque la juventud representa una posibilidad de cambiar la situación de la política actual, hay un panorama demasiado violento que parece imposible de cambiar; pues en algunas comunidades se continúa creyendo que un buen funcionario es el que “Roba pero deja robar” y la dignidad de nuestra humanidad se ve doblegada por una despensa o programa social, pero esto no es culpa de quienes se ven obligados a ceder por recibir cuando la pobreza y la necesidad pesan más que cualquier otra cosa.

Comprendase que esas mismas personas que hoy parece brindan auxilio tienen desde su posición la decisión o no de cambiar las condiciones de millones de mexicanos y qué a nosotros los que tenemos una labor dentro de la comunicación y la reflexión se nos viene buscando formas de desprestigio que no irrumpan con la oportunidad de hacer su campaña política.

Hasta hace unos días iba únicamente a enfocarme en aquellos mensajes de ciudadanos acosados para que mostraran su gratitud públicamente o que bien callaran alguna de sus públicas quejas contra los ayuntamientos. Pero después de ventilar algunas irregularidades vinieron hacia mí persona contantes acosos de perfiles falsos y comentarios incomodos por parte de asistentes de funcionarios. Incluso mensajes a colegas y compañeros de trabajo donde con engaños intentaron desprestigiar mi labor como activista y columnista. Una de las casas comunitarias que presido se vio agredida, además de que los números personales de varias voluntarias en mi colectivo fueron exhibidos en redes y más tarde los acosos se hicieran vía whatsapp. Cómo a muchos activistas las advertencias han comenzado de formas sutiles, indicando que las posibilidades de una guerra sucia puede aproximarse de no detener nuestras letras.

En México existen dos causas importantes de desapariciones “las mujeres y los activistas” y como es notorio soy ambas, en una lucha constante por probar que nadie debería ser sometido por el miedo y por quienes se supone están para garantizar el crecimiento y desarrollo de una ciudadanía. Por eso exhorto a todas y todos mis compañeros del activismo a lo largo del país, con quienes los vínculos por distintas luchas han hecho desde lo posible nuestro país tenga un poco de libertad. Los invito desde el inicio de cualquier tipo de acoso se exponga el riesgo, ningún tipo de violencia debe ser tolerado ni silenciado. ¡Es una gran mentira que guardar silencio es un acto de prudencia! cuándo somos en Americalatina uno de los países con mas desaparecidos. ¡Si uno alza la voz, que se unan todas! y en un acto de rebeldía con quienes por años nos han manipulado que todas la luchas sociales se vuelvan una, pues dispersas solo han permitido que los tiranos ejerzan más violencia al intentar a pagar los deseos de justicia de muchos ciudadanos y luchadores sociales.
“Hasta que la dignidad se nos haga costumbre y la libertad una virtud de todos”

Prestará UdeG computadoras a alumnos

Karen Ortega/Guadalajara

Las clases virtuales en la Universidad de Guadalajara se encuentran activas desde el pasado 17 de marzo, sin embargo muchos alumnos de educación Media Superior y Superior no han podido estar activos en esta modalidad por falta de equipo de cómputo e incluso de internet, herramientas que en estos tiempos se han vuelto esenciales.

La universidad dio a conocer el Programa “Desde casa”, mismo que tendrá como principal función el préstamo de  equipo de cómputo a estudiantes que lo requieran y de esta forma puedan concluir satisfactoriamente el semestre 2020 A.

El Rector, Ricardo Villanueva Lomelí, Rector General, informó que el 32% de los estudiantes de la Universidad de Guadalajara no tienen computadora y que la Institución debía sensibilizarse con ellos, es por esto que con este programa de apoyo se distribuirán 500 iPads y 1000 laptops, dando prioridad a las escuelas con mayor cantidad de alumnos que requieran de este beneficio, abarcando los centros Universitarios Temáticos, Regionales, Preparatorias y UDG Virtual.

Para conocer los requisitos de este programa, se debe ingresar a la página web de la Gaceta de la U de G : http://www.gaceta.udg.mx/  donde se desglosa un directorio institucional, en base a esto, los alumnos tendrán que ponerse en contacto con el / la representante del área responsable para llevar a cabo el préstamo. 

Oscurantismo en la Modernidad

Alfonso García Sevilla

Hay muchas lecciones que nos está dejando la emergencia sanitaria por el Coronavirus, empezando porque ha exhibido a una sociedad cada vez más adolescente, donde los creeres rebasan impresionantemente a los saberes y la necesidad de conocer de primera mano información objetiva, científica y seria, que genere la conciencia del nivel de gravedad al que nos enfrentamos.

La polaridad se sigue viviendo en el escenario político confrontando a la sociedad en dos bandos, los amlovers y sus detractores, los buenos y los malos, los chairos y los fifís, los honestos y los corruptos, el pueblo bueno contra la mafia del poder, etc. Todo esto bajo la ausencia de un liderazgo que, en plena crisis, sea capaz de unificar a todos los mexicanos y con una figura presidencial a la que solo le importa conservar la popularidad de sus incondicionales.

Asimismo, en los estados los gobernantes discrepan con la federación, en medio de la crisis de la pandemia, juegan a las vencidas políticas e incluso amagan con abandonar el pacto federal, ante la ausencia de recursos que alegan, no se les hace llegar para fortalecer al sector salud local. No hay capacidad de dialogo y negociación ante la amenaza a la salud de los mexicanos.

Nos ha demostrado una sociedad de pensamiento oscurantista, que agrede desde orinar a trabajadores de la salud, hasta la agresión física a través de golpes o arrojarles productos químicos al cuerpo por la creencia de que son un foco de infección del Conavid-19, pero al mismo tiempo desecha en la vía pública guantes y cubrebocas, donde abarrotaron las salidas de destinos turísticos y mercados del mar los días santos y no obedecen al cien las medidas dictadas por la autoridad con el argumento de que es un mito, un invento del gobierno o mil teorías de la conspiración.

También ha mostrado una clase alta empresarial voraz, a la que poco le importa que sus giros sean “no esenciales” y por la ley de sus pistolas los mantengan abiertos y obliguen a sus empleados a acudir a laborar, con el alto riesgo de contagio existente.

Mientras existe una población que vive al día y que tiene que tomar el riesgo de salir a trabajar y exponerse al contagio, la cual ha pasado de noche a los políticos, me pregunto ¿Realmente es más caro garantizarles el sustento que las funestas consecuencias económicas, políticas y sociales de exponer a la quiebra el precario sistema de salud que tenemos?

Estos botones de muestra solo dejan ver que seguimos siendo un México bárbaro con la enorme necesidad de reforzar la educación en todos los niveles, en aras de consolidar una sociedad más crítica y tolerante…misma que hemos sido incapaces de lograr desde el nacimiento de este país, hace ya más de 200 años.

Somos lo qué compartimos -Fake News-


México es considerado uno de los países con más noticias falsas compartidas en redes. No es de sentir orgulloso que la mayoría de nuestros logros evidencien la falta de cultura y educación que como sociedad tenemos.

Aunque la mayoría de las personas podemos quizá distinguir entre lo que es una noticia sarcástica y una noticia con un tinte amarillista que tiene la finalidad de generar pánico para mover en cierta dirección política los grupos de personas con menos comprensión y análisis social, la realidad es que gran parte de nuestros hábitos los atesoramos por cómodos.

Siempre hemos peleado el que la educación define mucho la condición social, porque lamentablemente muchos de nuestros gobiernos continúan manteniendo en ignorancia ciertos sectores sociales a los que han acostumbrado a la comodidad por que representan una gran ventaja política.

Es sencillo vender una idea cuando no se razona o reflexiona sobre ella y se sabe que con facilidad se podrá manejar. Lo lamentable es aceptar que nuestra debilidad lectora no solo proviene de los intereses de quienes saborean y se enrriquecen con la ignorancia sino desde nuestros propios intereses y nuestra habilidad para educarnos.

Es desafiante y quizá también uno de los retos más importantes de la vida reconocer nuestra propia carencia y poner en practica hábitos y decisiones que nos encaminen a salir de ella. A pesar de que las condiciones en las que nos desenvolvemos no siempre son las adecuadas, los medios no nos imposibilitan del todo para generar una conciencia personal y social.
Los mexicanos tenemos infinidad de caracterizticas positivas que nos hacen ser un país maravilloso, pero la mayoría de nuestras pesímas desiciones (elegir representantes políticos por ejemplo) surgen a partir del desinteres por cultivarnos en los sectores más importantes “la educación y la cultura.”

“Hay que leer”
De entre todas las cosas que pudieran decirse sobre las causas por las cuales somos uno de los países más destacados al compartir noticias falsas, lo real es aceptar que el origen de aquello es la mala costumbre de no leer. A muchos les basta solo con leer el encabezado trágico y engañoso para decidir compartir en grupos y redes sin conocer su contenido o el origen de éste.

Me ha sido sumamente interesante y hasta he reído de la cantidad de noticias falsas que incluso funcionarios públicos comparten y aunque ya sabemos que gran parte de ellos son elegidos por su facilidad de jalar personas y no por su intelecto, el impacto que llega a tener una noticia compartida por un funcionario o figura pública garantiza que miles de personas consideraran como real tal cosa y tendremos una pandemia de ignorancia circulando por las redes.

Desconocemos tanto nuestra persona que el solo hecho de educarnos nos genera conflicto, es más sencillo responsabilizar a otros de nuestras decisiones personales y esto tiene reflejo en esta clase de situaciones que creamos.

Podemos reflexionar cómo por medio de lo que se comparte se conoce mucho de nosotros, podemos por ejemplo entender que no existen líderes sino gente jalando gente a conveniencia de otros. No es un líder quien nos consciente una necesidad, un capricho, o nuestra holgazanería sino quienes nos hacen responsables de nuestra propia conciencia e integridad.

Al hablar de noticias falsas nos damos cuenta que hay un sinfín de situaciones sociales que las envuelven, su impacto y su razón de ser compartidas por ejemplo. En redes sociales es tan sencillo saltar a la fama como también ser desprestigiado si algún loco lo desea. Es tan sencillo poder difundir un buen acontecimiento, como es aún más sencillo difundir una falsa noticia.

Nuestro interés depende del juicio que desarrollemos de acuerdo al carácter crítico de una persona. Es evidente que eso expone mucho de lo que como personas somos. Pero al ser uno de los países con menos hábitos de lectura, tambén somos de los más crédulos e ingenuos, nos interesa el morbo, el escandalo, el pánico y cualquier cosa que cause entretenimiento pero no reflexión. “Pensar” causa pereza además de que nos obliga de alguna manera a ser responsables de temas como la violencia y la ignorancia.

La educación no habla solo de la preparación academica, el sentido lógico y crítico también existe en personas sin acceso a la educación básica o superior, pues ciertos sentidos se desarrollan al educar también los intereses personales. Somos lo que elegimos y en conjunto eso tiene impacto en la sociedad que formamos.

Para darles una idea de como la condición puede ser rota si nos vamos generando mejor relación con respcto a la educación. Tomo como reseña uno de mis cortometrajes más reflexivos y sencillos de entender.
“Mi amigo Nietzsche” que nos narra la historia de un niño de bajos recuersos que parece condenado a las reglas y creencias que da por sentada una sociedad con miles de carencias. El joven encuentra un libro, quizá el primero que ha leído en su vida, pero lo lleva a una introspectiva sobre su condición como sujeto, el niño comienza a desafiar sus propias creencias y es que la filosofía es simplemente magnífica, exquisita y sumergirse en ella es uno de los caminos más liberadores.

El protagonista experimenta una conciencia que todos como ciudadanos deberíamos en algún momento sentir, reconocer que por individual que sea nuestra esencia tiene un impacto en sociedad. Somos una parte de lo que conforma un conjunto, nuestros actos alrededor de los otros tienen relevancia.

Hablar del súper hombre, ser el súper hombre desde una sociedad que ignora y que se aferra a la comodidad de “ser sin ser” de ser parte de un acarreo masivo, pero no quienes construyen desde sí su carácter para después comprender su participación en sociedad.

Rescato para ustedes la responsabilidad de crecer, de informarnos, de leer para tener la certeza de la realidad y lo confuso, de encaminar con determinación a nuestra sociedad.
Seamos integros, leales, pero sobre todo críticos para aceptar otros puntos de vista y determinar que lo único no aceptable es la ignorancia.

Ciclo escolar, seguirá de manera virtual

U de G presenta nuevas medidas académicas

Karen Ortega

La Universidad de Guadalajara dio a conocer que el regreso a clases del periodo vacacional de primavera será el próximo lunes 20 de abril, sin embargo las aulas en los Centros Universitarios y Preparatorias continuarán vacías y los cursos virtuales seguirán siendo la herramienta principal para los docentes y alumnos, esto con el fin de culminar el plan de estudios vigente en este calendario escolar 2020-A. Se dio a conocer que las materias “practicas” que requieren la presencia del estudiante se llevarán a cabo en el verano, suprimiendo de esta manera las clases regulares que se agendan para este periodo.

Dentro de esta medida preventiva para poder continuar con el aislamiento social extendido por el Gobierno Federal hasta el 30 de mayo, se anunció también la nueva fecha de aplicación del examen de admisión para el ciclo escolar 2020-B a Nivel Media Superior y Licenciaturas.

La nueva fecha en la que los aspirantes presenten la Prueba de Aptitud Académica (PAA), para licenciaturas será el lunes 10 de agosto y el examen Piense II para nivel preparatoria será aplicado el miércoles 12 de agosto en la Zona Metropolitana de Guadalajara y para las preparatorias regionales será el  viernes 14 de agosto.

El Dr. Ricardo Villanueva Lomelí, rector de esta casa de estudios, solicitó a los aspirantes estar al tanto de sus correos electrónicos para recibir noticias acerca de esta modificación, comunicando a su vez que toda persona que haya realizado su solicitud podrá asistir a su examen de admisión sin ningún problema, aun cuando éste no tenga la “Credencial de Aspirante” que les es entregada cuando acuden al Centro Universitario o Preparatoria a la que esperan ingresar, esto como parte del proceso administrativo.

Los resultados del dictamen de admitidos será publicado el miércoles 02 de septiembre para dar inicio al ciclo escolar 2020-B el lunes 07 de septiembre.

Colección de árboles en Centro Tapatío

Karen Ortega/Guadalajara

El Centro Histórico de Guadalajara luce diferente, el número de personas que transitan por sus calles es mínimo, esto por la contingencia sanitaria ante la que se enfrenta todo el territorio nacional, pero algo más sucede en la Plaza de Armas, ubicada a un costado de Catedral y es que el arbolado que decoraba este espacio público despareció.

Dentro del plan de recuperación de espacios públicos y cuidado del medio ambiente del Gobierno Municipal, se destinó un poco más de 1 millón de pesos para crear un Museo de Árboles. Con este proyecto se busca rescatar la imagen urbana colocando en este punto de la ciudad especies regionales de arbolado para crear un espacio más estético y fresco para los visitantes, una vez que la contingencia se haya superado.

Cabe señalar que la Plaza de Armas forma parte de la Cruz de Plazas (obra del Arquitecto Ignacio Díaz Morales), misma que se complementa con la Plaza Guadalajara, La Rotonda de los Jaliscienses Ilustres y la Plaza Liberación y que en la actualidad es un lugar icónico de la Ciudad de Guadalajara.  

Los 64 árboles de las 17 especies regionales que comenzaron a ser plantados son:

1. Pino Maxi

2. Pino Michoacano

3. Camichín

4. Cojoba

5. Sabino

6. Jinicuil

7. Calabazate

8. Arrayán

9. Cacalosúchil

10. Rosamorada

11. Tezcalame

12. Mezquite       

13. Copal

14. Copalillo

15. Clavellina

16. Primavera

17. Papelillo

La Dirección del Centro del INAH Jalisco, así como la Dirección de Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Jalisco y la Academia Nacional de Arquitectura Capítulo Guadalajara, son quienes avalan este proyecto para que, a pesar de esta intervención urbana la identidad del Centro Histórico no se vea afectada.

El país del revés

Alfonso García Sevilla

Trabajadores de la salud son agredidos por personas, desde tirarles el café encima en una tienda de conveniencia, correrlos prácticamente de su casa por vecinos que la amenazan, bañarlos de cloro, negarles el acceso al transporte público, entre otras, por miedo a que puedan infectarlos con el coronavirus. Los que tienen el deber de luchar por la salud y la vida de los mexicanos son vistos con miedo y recelo, cuando deberían de ser considerados como héroes al arriesgar su vida en el combate a la pandemia.

Por otro lado, tenemos gente que, furiosa y con la impotencia de que se les impide llegar a destinos turísticos, ofenden a servidores públicos con insultos tales “como tú no tienes otra puta casa más que en la que duermes”, abarrotan las salidas de las ciudades para ser regresados a sus lugares de origen sin alcanzar la anhelada meta.

Asimismo, las tradiciones propias de estas fechas hicieron que miles de mexicanos dejaran la cuarentena por la imperiosa necesidad de comer mariscos, los mercados especializados en esto se vieron abarrotados sin tomar las medidas pertinentes para evitar riesgos de contagio, a la vez de que muchas comunidades dejaron las casas para en tumultos, festejar sus fiestas patronales, en un abierto desafío al frágil sistema de salud mexicano, que antes de la emergencia había demostrado sus carencias y atrasos.

Por otra parte, los gobiernos han dilatado en dar apoyos a los más necesitados, cosa que aprovechan los cárteles de la droga para entregar despensas y apoyos en zonas populares del país.

Esto pasa en un país cuya sociedad no termina de entender la gravedad de la situación que enfrentamos, y que tampoco es consciente de la crisis económica que viene de la mano.

Gobiernos incapaces, ausencia de liderazgos y una sociedad desarticulada, con padecimientos crónicos y desobediente, son caldo de cultivo para generar una crisis sin precedentes en la historia del país. Esperemos que, ante este escenario, los saldos negativos no sean catastróficos.

Así será la semana Santa por Covid – 19

Karen OrtegaGuadalajara

El catolicismo es la religión con más adeptos en Jalisco, tal como ocurre en México entero, donde nos encontramos a escasas horas deque inicien las celebraciones correspondientes a la semana santa, sin embargo, este 2020 todo será diferente debido a la pandemia por el COVID-19.

Cuando todas las medidas de prevención a la propagación del virus en nuestra ciudad entraron en vigor, se tomó la decisión de suspender las misas presenciales, esto con el fin de evitar la concentración de grupos considerables de personas y el Arzobispado ha tenido que buscar herramientas para continuar con los rituales religiosos, tal como la transmisión por radio, televisión e incluso internet de las misas en horarios establecidos.

Los templos permanecen abiertos en un horario reducido, manteniendo a su vez la vigilancia de que el número de personas que ingresen no permanezcan por mucho tiempo o bien generen aglomeraciones.

En días recientes se dio a conocer que el “Domingo de ramos”, evento con el que se da inicio a la celebración más importante para los católicos, será inédita en la historia moderna debido a la ausencia en fieles, es por esto que la petición del Cardenal Robles Ortega es que los creyentes acompañen de manera espiritual y desde sus casas cada acto religioso que será transmitido en algunos canales de televisión abierta y en la redes sociales de la Arquidiócesis con los siguientes horarios:

  • Jueves Santo: 18:00 hrs.
  • Viernes Santo (Celebración de la Pasión): 17:00 hrs.
  • Sábado Santo (Vigilia Pascual): 20:30 hrs.
  • Todos los Domingos: 12:00 hrs.

El reto más grande sin duda será el jueves, día en que se celebra la “Visita a los siete templos”, ya que ahí se expondrá el nivel de conciencia que poseen los tapatíos, en el que puede existir la posibilidad de que salgan de casa para “cumplir” con la tradición de acudir a las iglesias de la Zona Centro creyendo que está solo y se genere una ruptura a la cuarentena.

Empleados de sector salud y la discriminación en medio de una pandemia

Karen Ortega/Guadalajara

El COVID-19 está sacando lo mejor y peor de las personas alrededor del mundo, mientras que en Europa se ha podido observar cómo los ciudadanos se reúnen a distancia con sus vecinos y desde sus balcones escuchan música, cantan y hasta bailan para alegrar por instantes todo este ambiente lleno de incertidumbre, el panorama en América Latina es muy distinto.

México está siendo un foco de atención para los demás países, pues se ha tomado a la ligera por parte de la población la manera de enfrentar una pandemia mundial. Sin duda, nuestro país se caracteriza por ser alegre ante cualquier adversidad, pero en este caso se debe mantener una postura de compromiso social para evitar la propagación y afectaciones que puedan detonar en una crisis peor a la que se está padeciendo.

Por redes sociales han circulado videos en los que los habitantes del extranjero aplauden el esfuerzo de los médicos, enfermeras y de todas las personas que laboran en los sectores de salud, pero en Guadalajara, todo fue diferente. Las noticias a nivel nacional destacaron actos discriminatorios, en los que principalmente enfermeras habían sido víctimas de ataques con “baños de cloro” y les negaron el servicio de transporte público en algunas rutas de camión, esto por el miedo de algunos ciudadanos, que tienen la creencia de que el COVID-19 lo portan quienes se dedican a salvaguardar la salud de los tapatíos.

Por tal razón la Comisión Interinstitucional de Enfermeras de Jalisco solicitó el apoyo de las autoridades para erradicar esta situación. De inicio, la primer respuesta de apoyo la obtuvieron de algunos taxistas, pues ellos se ofrecieron a otorgar transporte gratuito, tanto a enfermeras como a doctores, teniendo como argumento que se está viviendo un momento en el que la población debe de estar unida y apoyar a quienes están luchando contra este virus.

El pasado viernes 03 de abril el gobernador del Estado Enrique Alfaro, presentó un proyecto de trasporte gratuito para personal del sector salud, teniendo como inicio 17 unidades identificadas con la leyenda “Transporte Conexión Médica” mismas que podrán ser abordadas por el personal médico que se dirija a hospitales y clínicas de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Algunas rutas del transporte público se solidarizaron con este proyecto y también ofrecerán sus servicios de manera gratuita.  Para que los médicos y enfermeras puedan disponer de cualquiera de estos apoyos, únicamente tendrán que mostrar la credencial que les otorga su centro de trabajo para identificarlos como parte del personal.

A %d blogueros les gusta esto: