Recuento de una protesta que reclamó justicia

Karen Ortega

La activación social en la ciudad de Guadalajara ha tenido un fuerte impacto en las últimas horas y se ha convertido en noticia a nivel nacional e incluso internacional, pues las protestas que dieron inicio el pasado 04 de junio exigiendo Justicia para Giovanni, han llegado a remover todos y cada uno de los actos de injusticia e impunidad de los que los mexicanos han sido testigos en los últimos tiempos.

Con la sentencia de “Esto apenas comienza”, el Palacio de Gobierno ubicado en la Plaza de Armas del Centro Histórico de la ciudad de Guadalajara, fue el principal afectado con las pintas en sus muros, sumados a la destrucción de puertas, ventanas y vitrales. El día de hoy este recinto se convirtió en el centro de atención para los transeúntes, mismos que con celular en mano registraban la evidencia de una de las protestas más violentas que se habían presentado en el estado y los trabajos de limpieza y restauración daban inicio. Algunos otros puntos del centro histórico presentaron también daños materiales, como lo son:

•Recaudadora 00

•Consejo de la Judicatura

•La rotonda de los Jaliscienses ilustres

•Palacio Municipal

•Catedral Metropolitana

•Plaza de la Liberación

•Comercios varios

Se suma a estos sucesos en el primer día de protestas, la quema de dos patrullas de la Policía del Estado y cinco motocicletas que se encontraban ubicadas sobre la calle Morelos, a un costado del palacio de Gobierno, así como la agresión sobre avenida Juárez hacia un elemento de la policía de Guadalajara, quien resultó con quemaduras de segundo grado al haber sido rociado con solvente y acto seguido le encendiera fuego uno de los manifestantes.

Cabe señalar que la columna vertebral de estas protestas, tiene como base el acto de abuso de autoridad protagonizado por elementos de la policía municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos el pasado 04 de mayo hacia Giovanni López. Sin embargo, el punto crucial de la indignación ciudadana, es que esta noticia salió a la luz casi un mes después, cuando el hermano de la víctima relató que la detención sucedió de noche, cuando se encontraban a las afueras de su hogar y elementos de la policía los detuvieron por no portar cubre bocas, complementando esta denuncia se relata que Giovanni fue golpeado por al menos diez policías y cuando la familia acudió a la fiscalía del municipio sólo les entregaron el cadáver del joven sin dar alguna explicación.

En las últimas horas, la Fiscalía del Estado ha recalcado que las investigaciones en este caso se están llevando a cabo y que el peso de la ley caerá sobre los responsables, sin embargo el hartazgo de los ciudadanos tal parece ser que llego a su límite, es por esto que las convocatorias en redes sociales han seguido en activo para los próximos días.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: