Somos lo qué compartimos -Fake News-


México es considerado uno de los países con más noticias falsas compartidas en redes. No es de sentir orgulloso que la mayoría de nuestros logros evidencien la falta de cultura y educación que como sociedad tenemos.

Aunque la mayoría de las personas podemos quizá distinguir entre lo que es una noticia sarcástica y una noticia con un tinte amarillista que tiene la finalidad de generar pánico para mover en cierta dirección política los grupos de personas con menos comprensión y análisis social, la realidad es que gran parte de nuestros hábitos los atesoramos por cómodos.

Siempre hemos peleado el que la educación define mucho la condición social, porque lamentablemente muchos de nuestros gobiernos continúan manteniendo en ignorancia ciertos sectores sociales a los que han acostumbrado a la comodidad por que representan una gran ventaja política.

Es sencillo vender una idea cuando no se razona o reflexiona sobre ella y se sabe que con facilidad se podrá manejar. Lo lamentable es aceptar que nuestra debilidad lectora no solo proviene de los intereses de quienes saborean y se enrriquecen con la ignorancia sino desde nuestros propios intereses y nuestra habilidad para educarnos.

Es desafiante y quizá también uno de los retos más importantes de la vida reconocer nuestra propia carencia y poner en practica hábitos y decisiones que nos encaminen a salir de ella. A pesar de que las condiciones en las que nos desenvolvemos no siempre son las adecuadas, los medios no nos imposibilitan del todo para generar una conciencia personal y social.
Los mexicanos tenemos infinidad de caracterizticas positivas que nos hacen ser un país maravilloso, pero la mayoría de nuestras pesímas desiciones (elegir representantes políticos por ejemplo) surgen a partir del desinteres por cultivarnos en los sectores más importantes “la educación y la cultura.”

“Hay que leer”
De entre todas las cosas que pudieran decirse sobre las causas por las cuales somos uno de los países más destacados al compartir noticias falsas, lo real es aceptar que el origen de aquello es la mala costumbre de no leer. A muchos les basta solo con leer el encabezado trágico y engañoso para decidir compartir en grupos y redes sin conocer su contenido o el origen de éste.

Me ha sido sumamente interesante y hasta he reído de la cantidad de noticias falsas que incluso funcionarios públicos comparten y aunque ya sabemos que gran parte de ellos son elegidos por su facilidad de jalar personas y no por su intelecto, el impacto que llega a tener una noticia compartida por un funcionario o figura pública garantiza que miles de personas consideraran como real tal cosa y tendremos una pandemia de ignorancia circulando por las redes.

Desconocemos tanto nuestra persona que el solo hecho de educarnos nos genera conflicto, es más sencillo responsabilizar a otros de nuestras decisiones personales y esto tiene reflejo en esta clase de situaciones que creamos.

Podemos reflexionar cómo por medio de lo que se comparte se conoce mucho de nosotros, podemos por ejemplo entender que no existen líderes sino gente jalando gente a conveniencia de otros. No es un líder quien nos consciente una necesidad, un capricho, o nuestra holgazanería sino quienes nos hacen responsables de nuestra propia conciencia e integridad.

Al hablar de noticias falsas nos damos cuenta que hay un sinfín de situaciones sociales que las envuelven, su impacto y su razón de ser compartidas por ejemplo. En redes sociales es tan sencillo saltar a la fama como también ser desprestigiado si algún loco lo desea. Es tan sencillo poder difundir un buen acontecimiento, como es aún más sencillo difundir una falsa noticia.

Nuestro interés depende del juicio que desarrollemos de acuerdo al carácter crítico de una persona. Es evidente que eso expone mucho de lo que como personas somos. Pero al ser uno de los países con menos hábitos de lectura, tambén somos de los más crédulos e ingenuos, nos interesa el morbo, el escandalo, el pánico y cualquier cosa que cause entretenimiento pero no reflexión. “Pensar” causa pereza además de que nos obliga de alguna manera a ser responsables de temas como la violencia y la ignorancia.

La educación no habla solo de la preparación academica, el sentido lógico y crítico también existe en personas sin acceso a la educación básica o superior, pues ciertos sentidos se desarrollan al educar también los intereses personales. Somos lo que elegimos y en conjunto eso tiene impacto en la sociedad que formamos.

Para darles una idea de como la condición puede ser rota si nos vamos generando mejor relación con respcto a la educación. Tomo como reseña uno de mis cortometrajes más reflexivos y sencillos de entender.
“Mi amigo Nietzsche” que nos narra la historia de un niño de bajos recuersos que parece condenado a las reglas y creencias que da por sentada una sociedad con miles de carencias. El joven encuentra un libro, quizá el primero que ha leído en su vida, pero lo lleva a una introspectiva sobre su condición como sujeto, el niño comienza a desafiar sus propias creencias y es que la filosofía es simplemente magnífica, exquisita y sumergirse en ella es uno de los caminos más liberadores.

El protagonista experimenta una conciencia que todos como ciudadanos deberíamos en algún momento sentir, reconocer que por individual que sea nuestra esencia tiene un impacto en sociedad. Somos una parte de lo que conforma un conjunto, nuestros actos alrededor de los otros tienen relevancia.

Hablar del súper hombre, ser el súper hombre desde una sociedad que ignora y que se aferra a la comodidad de “ser sin ser” de ser parte de un acarreo masivo, pero no quienes construyen desde sí su carácter para después comprender su participación en sociedad.

Rescato para ustedes la responsabilidad de crecer, de informarnos, de leer para tener la certeza de la realidad y lo confuso, de encaminar con determinación a nuestra sociedad.
Seamos integros, leales, pero sobre todo críticos para aceptar otros puntos de vista y determinar que lo único no aceptable es la ignorancia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: