Alfonso García Sevilla

Trabajadores de la salud son agredidos por personas, desde tirarles el café encima en una tienda de conveniencia, correrlos prácticamente de su casa por vecinos que la amenazan, bañarlos de cloro, negarles el acceso al transporte público, entre otras, por miedo a que puedan infectarlos con el coronavirus. Los que tienen el deber de luchar por la salud y la vida de los mexicanos son vistos con miedo y recelo, cuando deberían de ser considerados como héroes al arriesgar su vida en el combate a la pandemia.

Por otro lado, tenemos gente que, furiosa y con la impotencia de que se les impide llegar a destinos turísticos, ofenden a servidores públicos con insultos tales “como tú no tienes otra puta casa más que en la que duermes”, abarrotan las salidas de las ciudades para ser regresados a sus lugares de origen sin alcanzar la anhelada meta.

Asimismo, las tradiciones propias de estas fechas hicieron que miles de mexicanos dejaran la cuarentena por la imperiosa necesidad de comer mariscos, los mercados especializados en esto se vieron abarrotados sin tomar las medidas pertinentes para evitar riesgos de contagio, a la vez de que muchas comunidades dejaron las casas para en tumultos, festejar sus fiestas patronales, en un abierto desafío al frágil sistema de salud mexicano, que antes de la emergencia había demostrado sus carencias y atrasos.

Por otra parte, los gobiernos han dilatado en dar apoyos a los más necesitados, cosa que aprovechan los cárteles de la droga para entregar despensas y apoyos en zonas populares del país.

Esto pasa en un país cuya sociedad no termina de entender la gravedad de la situación que enfrentamos, y que tampoco es consciente de la crisis económica que viene de la mano.

Gobiernos incapaces, ausencia de liderazgos y una sociedad desarticulada, con padecimientos crónicos y desobediente, son caldo de cultivo para generar una crisis sin precedentes en la historia del país. Esperemos que, ante este escenario, los saldos negativos no sean catastróficos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: