Guadalajara baja la guardia

Karen Ortega/Guadalajara

En días pasados se destacó el compromiso de los ciudadanos de Guadalajara ante la prevención de la propagación del COVID- 19, sin embargo el panorama que hoy se aprecia en la zona Centro es totalmente diferente a pesar de que los comercios se encuentran cerrados.

Desde temprana hora y por la noche, los policías realizan patrullajes llamando a la población a que si no es necesario estar en las calles regresen a sus casas, mensaje que es ignorado o criticado por la mayoría de quienes los ven pasar, teniendo como argumento que si no salen no tendrán que comer, exponiendo entonces su  “resistencia” a las medidas de prevención.

A lo largo del día se pueden observar a familias paseando por las calles de la zona, niños corriendo, jóvenes en grupo jugando videojuegos o personas en solitario sentados en las plazas públicas observando el panorama desértico y aunque sin duda el número de transeúntes es reducido no es el ideal para la situación de emergencia que se está enfrentando.

Algunos de los pocos negocios que se encuentra abiertos han implementado estrategias de venta, tal es el caso de algunas papelerías, en las que ofrecen papel higiénico o gel antibacterial, productos que en las tiendas o farmacias de las grandes cadenas comerciales es casi imposible de encontrar.

En algunos supermercados, a partir de hoy tomaron la medida de sólo dejar ingresar a dos clientes por familia, ya que se pudo detectar que desde que se ordenó el cierre de comercios no esenciales, algunas personas acudían a estos lugares a pasear, acompañados de menores de edad y sin mantener las medidas de prevención activas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: