Karen Ortega/Guadalajara

Las medidas preventivas  para evitar la propagación del Covid -19 que en el Estado de Jalisco dieron inicio desde el pasado 13 de Marzo con el anuncio de la suspensión de clases en la Universidad de Guadalajara han conllevado a tomar medidas con mayor grado de decisión, pues las clases a nivel básico, así como el cierre a comercios donde tienen gran afluencia de personas y cancelación de eventos masivos, han llevado a cambiar la rutina y el ritmo de vida de las personas en la zona Metropolitana de Guadalajara.

Un claro ejemplo de este momento lleno de incertidumbre, se puede encontrar en el Centro Histórico de la ciudad de Guadalajara. Caminar por sus calles que día a día son transitadas por miles de personas entre ellas turistas, hoy podemos observar una calma que se convierte en un ambiente lleno de tensión, pues la economía podrá verse afectada por el paro laboral obligado.

Es casi nulo ver personal de seguridad, las personas en situación de calle destacan entre las pocas personas que transitan por la zona, mismas que solo tienen como dirección cumplir con su horario laboral que en algunos casos fue disminuido, pues algunos negocios de cadenas comerciales no se han visto obligados a cerrar totalmente.

Sin embargo, los negocios locales muestran su fachada con la cortina abajo acompañado de avisos a su clientela, donde estiman que el día de mañana 25 de marzo todo regresara a la normalidad, pero el panorama que hasta esta hora presenta el país no deja en claro que futuro cercano tiene este.

Sin duda, la mayoría de los tapatíos han demostrado un comportamiento social responsable, pues las medidas sanitarias propuestas por el Gobierno Estatal y de la Secretaria de Salud han tenido aceptación en la población, manteniendo a su vez una actitud positiva ante esta pandemia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: