Redes de pánico, violencia y mentiras.

“Cualquiera con tiempo y redes puede generar crisis”

Fabiola Serratos
Esta semana pasamos del pánico feminista al pánico del Coronavirus y es que hemos llegado a la conclusión que cualquiera que sepa manejar redes sociales y tenga demasiado tiempo libre es capaz de generar los contenidos más alarmantes.

Esta semana renuncié a mi participación en grupos de WhatsApp y Facebook al notar la gran cantidad de alarmas, falsedades y violencia que se generan ahí.

En particular la semana se vio dividía en dos temas relevantes y agresivos.
Los primeros días circularon infinidad de videos viejos, fotografías de otros países y noticias que desacreditaron en gran parte el trabajo de muchas mujeres de lucha. En una experiencia personal al reportar a los administradores de un grupo donde además de burlas se hablaba con lenguaje agresivo y donde la violencia con los temas era realmente clara la respuesta fue.

“Todos tenemos derecho a la expresión”
Quizá lo que como ciudadanos NO comprendemos es que la intolerancia y la violencia jamás serán un derecho.

Los grupos se han convertido en canales de ignorancia, brutalidad y fuentes que desinforman y generan pánico. Los administradores no han asumido la responsabilidad de lo que implica administrar fuentes de información y es que la gran desventaja de las redes sociales es que sin conciencia alguna cualquiera puede llenar de contenidos falsos y lastimosos jugando el rol de un periodista.

Con las redes sociales se ha ido deteriorando o minimizando el verdadero valor del periodismo. Basta sólo con ver las verdaderas noticias en medios de comunicación y las notas con intensidad y pánico con respecto al tema que surgieron días después de las marchas.

Hoy hemos despertado sumergidos en la intriga y el pánico del coronavirus.
Nuevamente los grupos evidencian su falta de conocimiento y se reparten por montones noticias y videos de dudosa procedencia.
Como si todo lo anterior no fuera poco, viene la forma en la que se politizan todos los temas, que si de tal partido que sí derecha o izquierda.

Esta semana sin duda vinieron a mi mente mis años en la universidad y la forma en la que nuestro maestro de psicóloga no recalcaba
que mientras no comprendamos que absolutamente todos los temas sociales llegan a nosotros configurados para pensar de manera colectiva. El pánico, la angustia, la desesperación todo lo vivimos y pensamos en conjunto tanto que nos es casi imposible meditar qué tan ciertas o no llegan a ser los casos de forma individual. La desventaja de pensar en conjunto es sin duda es la repartición de males sociales.

Mis problemas son tuyos y tienes obligación de atenderlos.
La solidaridad pasa de ser una armoniosa construcción social a un círculo de dependencia y obligación asfixiante que sí permite ver con claridad que en casos particulares los terrores sociales son usados en beneficio de unos cuantos. Mientras no ordenemos y dignifiquemos nuestros medios y nuestra participación social. Temas irán y vendrán y siempre serán los mismos resultados. Pánico, angustia y una ola de violencia que muy pocas veces traen una nueva construcción social.
¿Qué parte nos toca a nosotros como sociedad para evitar la desinformación ?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: