El conflicto del Aeropuerto de Guadalajara, las mentiras o medias verdades del director del GAP -parte 1-

Quirino Velázquez

Mucho se ha dicho y escrito (así lo han documentad y dan testimonio diversos medios de comunicación local y nacional) sobre el añejo conflicto que priva por las tierras donde se encuentra parte del aeropuerto internación de Guadalajara. De ese conflicto han sido principales protagonistas el gobierno federal (SCT) los ejidos de El Zapote del Valle y de Santa Cruz del Valle y un tercero interesado la concesionaría de los servicios (aeroportuarios en el que incluye complementarios y comerciales) y de los bienes (bienes del dominio público) la sociedad mercantil denominada Aeropuerto de Guadalajara, S.A. de C. V. (subsidiaria del GAP Grupo Aeroportuario del Pacifico, S.A.B. de C.V.)

Lo más destacado de las noticias al respecto, se dio el pasado día 05 de febrero en el marco de la “comida de gala” (a la que por cierto el Gobernador Alfaro llego sin ropa apropiada y se disculpó) que denominaron “LO MEJOR ESTSA POR VENIR” organizada por el GAP en la que, en voz de la Presidenta del Consejo de Administración, la Señora Laura Diez Barroso Azcarraga, el GAP anunció una inversión de 25 mil millones de pesos (MDP) en los próximos cinco años en la ampliación y modernización de su red de 12 terminales aéreas concesionadas. De ese monto, 11 mil millones se destinarán para el aeropuerto tapatío y otros cuatro mil millones para el aeropuerto de Puerto Vallarta. Más de la mitad de los recursos del Plan Maestro de Desarrollo del Grupo Aeroportuario del Pacífico 2020-2024 serán para Jalisco, informaron ese día.

Hasta aquí todo bien y ojalá esta vez sí cumpla el GAP (yo tengo mis reservas por los antecedentes de cómo actúa la concesionaría y sobre todo si no se soluciona el conflicto con el ejido El Zapote) con la inversión anunciada y con la tan esperada ampliación (construcción de nueva terminal, segunda pista, estacionamientos y hotel, entre otros) del tan “llevado y traído” aeropuerto.

La verdad sea dicha, el aeropuerto de Guadalajara (desde que fue concesionado en el año 1999) ha dejado mucho que desear para sus usuarios. Al grado tal que, en mayo de 2018, el hoy gobernador de Jalisco (en ese entonces candidato a gobernador) Enrique Alfaro durante su participación en The Construction Summit, que organizó en Expo Guadalajara la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Jalisco, exactamente dijo: «Si el Gobierno federal no puede, entonces vamos a tener que ver cómo resolverlo. ¿Qué pasa con el Aeropuerto Internacional de Guadalajara?, ¿nos vamos a quedar esperando cuántos años más a que el Grupo Aeroportuario del Pacífico, que es una de las empresas con mayores utilidades en todo el país, con mayores porcentajes de ganancia, haga la infraestructura que requerimos para tener un aeropuerto digno para la segunda ciudad más grande de México o nos vamos a poner de acuerdo todos para ponerle un alto a ese abuso?», cuestionó. «Decirle al Gobierno federal que, o aprieta al Grupo Aeroportuario del Pacífico o vamos a ir todos juntos a revocar esa concesión, porque no es posible que tengamos un aeropuerto como el que tenemos». Momentos después en entrevista comentó que ya también se debe de solucionar el problema con los ejidatarios de El Zapote, para que se libere la parte de la construcción de la segunda pista.

Pero entrando al tema que hoy nos ocupa, el Director General del Grupo Aeroportuario del Pacifico, S.A.B. de C.V. Lic. Raúl Revuelta Musalem, al término aquel suntuoso evento (en el que se hizo el anuncio de la inversión) en entrevista con diversos medios (de la cual tengo grabación en mi poder) expresó (cito textual): “…el único dueño de los terrenos (del aeropuerto) es el gobierno federal, el único dueño…”. (1er mentira o media verdad).

Al respecto puedo afirmar que el Director del GAP miente o por lo menos dice una media verdad. En lo tocante a las casi 307 hectáreas (donde se asienta la avenida de ingreso, la gasolinera, el estacionamiento, los locales comerciales y renta de autos y el edificio de la terminal aérea, entre otros) es hasta este momento propiedad del Ejido El Zapote, en virtud de la sentencia, que en abril del 2016, emitió el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito, en la que confirmó la concesión del amparo y la protección de la Justicia de la Unión en cuanto ve al decreto expropiatorio emitido en el año de 1975. La sentencia referida literalmente dice: “CUARTO. Se CONFIRMA la concesión del amparo y la protección de la Justicia de la Unión al quejoso, poblado «EL ZAPOTE», del Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, por cuanto ve al decreto expropiatorio reclamado, con el consecuente pago de la indemnización con motivo de la expropiación…». 

El Director del GAP ciertamente no es abogado (es economista) pero sus asesores o el director jurídico del GAP (Lic. Sergio Enrique Flores Ochoa) le debieron informar (para que no dijera mentiras o medias verdades) que, si se concedió el amparo al Ejido El Zapote, el efecto inmediato de ese amparo será nulificar la validez jurídica del Decreto Expropiatorio, por tanto, si no hay Decreto expropiatorio la tierra (casi 307 hectáreas) ya no son bienes del dominio público de la nación, sino que, mientras no de indemnice al ejido El Zapote, esa tierra pertenece al ejido. Para ilustración véase la jurisprudencia de rubro: “SENTENCIA QUE OTORGA EL AMPARO. TIENE COMO CONSECUENCIA INMEDIATA Y DIRECTA LA INSUBSISTENCIA DEL ACTO VIOLATORIO DE GARANTÍAS”, que en su texto dice: “Los efectos de una sentencia de amparo que establece la inconstitucionalidad de un determinado acto no están supeditados a que la autoridad realice alguna declaratoria formal sobre la insubsistencia del acto; por el contrario, el acto deja de surtir efectos legales desde que se pronuncia la ejecutoria correspondiente.”. Además, le debieron informar al Director del GAP que en el recurso de revisión 196/2019 tramitado en el Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito, relativo al juicio de amparo indirecto 2/2019) en  el que el GAP fue parte, en la ejecutoria (sentencia) respectiva se estableció textual: “… si en virtud de aquella concesión de amparo, el procedimiento de expropiación se estimó inconstitucional es evidente que el bien inmueble (las casi 307 hectáreas) no se desincorporó del régimen ejidal con independencia de que no se haya dejado sin efecto la concesión (del GAP) a virtud de la imposibilidad material de restituir al ejido quejoso del cito inmueble,…” (párrafo 22)  

También, es de explorado derecho (eso lo saben los abogados del GAP) que, si el amparo se concede contra actos reclamados de carácter positivo (cómo el amparo concedido del ejido El Zapote), es decir, que impliquen un hacer de la autoridad responsable, la sentencia que concede el amparo al quejoso tiene por objeto restituir al agraviado en el pleno goce de la garantía individual violada, restableciendo las cosas al estado que guardaban antes de la violación, lo que implica que la autoridad responsable deje insubsistente su acto que fue declarado inconstitucional. Cierto, de acuerdo con lo establecido en el artículo 77 fracción I de la Ley de Amparo en vigor (80 fracción I de la Ley de Amparo anterior) y en la tesis de jurisprudencia número 174, publicada en la página 297 de la Octava Parte del Apéndice al Semanario Judicial de la Federación de 1975: “El efecto jurídico de la sentencia definitiva que se pronuncie en el juicio constitucional, concediendo el amparo, es volver las cosas al estado que tenía antes de la violación de garantías, nulificando el acto reclamado y los subsecuentes que de él se deriven.

En esa misma entrevista el Director del GAP dice: “nosotros ni siquiera somos participes de las demandas (del ejido El Zapote) nosotros no somos parte de las demandas…” (2da mentira o media verdad).

El Director del GAP o está mal informado o es o se hace… ya que en todos los juicios en los que el ejido El Zapote ha sido parte en defensa de las tierras donde se asienta el aeropuerto, el GAP (a través de su subsidiaria Aeropuerto de Guadalajara, S.A. de C. V.)   ha intervenido como tercer interesado, sólo mencionare dos ejemplos: Juicio de Amparo Indirecto 1788/2009 Juzgado Tercero de Distrito en Materia de Administrativa y del Trabajo; y Revisión Principal 298/2015 Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito.

Asimismo, en la entrevista citada el Director del GAP afirmó: “…tiene mucho que ver con la adquisición que hicimos por 750 millones de pesos al ejido Santa Cruz del Valle el año pasado…” (3er mentira o media verdad).

Para atreverse a decir lo anterior, seguramente al Director del GAP le dieron otro concepto y otras cifras sus abogados, ya que el GAP no adquirió nada, por 750 millones de pesos, al ejido Santa Cruz del Valle. Lo que realmente hizo el GAP fue que el 10 de julio de 2019 firmó, a través de su directos jurídico y apoderado legal de su filial Aeropuerto de Guadalajara, S.A. de C.V. (Lic. Sergio Enrique Flores Ochoa), un CONVENIO de cumplimiento de la ejecutoria de amparo dictada en el juicio 598/1997 tramitado por el Ejido Santa Cruz del Valle en el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa, Civil y del Trabajo en el estado de Jalisco, junto con gobierno federal a través de la SCT representada por Lic. Rodrigo Vásquez Colmenares Guzmán en su carácter de Director General de Aeronáutica Civil (hoy Agencia Federal de Aviación Civil) y el presidente, secretario y tesorero del comisariado del ejido Santa Cruz del Valle (Jorge Flores Soledad, Ángel Fierros Magdaleno y Severo López Quezada respectivamente). En el Convenio referido, se pactó una INDEMNIZACIÓN CONSTITUCIONAL en su modalidad de “COMPLEMENTARÍA Y DEFINITIVA” para el ejido Santa Cruz del Valle por la cantidad de $657’290,027.46 (seiscientos cincuenta y siete millones doscientos noventa mil veintisiete pesos 46/100 m.n.) que fue aportada por GAP, pero que seguramente, de alguna manera u otra, recuperará esa aportación (en otra colaboración les cuento). Pero que quede claro, el GAP no adquirir por 750 millones absolutamente nada del Ejido Santa Cruz del Valle.         

En la entrevista relatada el Director del GAP manifestó: “…la realidad es que nuestra relación con el ejido Santa Cruz del Valle es espectacular… la seguridad de los nuevos terrenos que compramos a Santa Cruz del Valle la están prestando ejidatarios…”(4ta mentira o media verdad).

Insisto el Director de GAP no sabe por qué no le informan bien o se hace o es un mentiroso, cualesquiera de las tres cosas creo que son delicadas ya que dirige una importante empresa que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (GAP BMV) y en la Bolsa de Valores de Nueva York (PAC NYSE) imagínese que si los compradores de acciones o inversionistas se enteran de las falacias o de lo mal informado que esta el Director del GAP… Bueno lo cierto como ya lo dije es que el GAP NO ha comprado terrenos al Ejido de Santa Cruz del Valle, sólo financió con sus recursos la INDEMNIZACIÓN CONSTITUCIONAL en su modalidad de “COMPLEMENTARÍA Y DEFINITIVA” que le entregaron a ejido Santa Cruz del Vallea través del convenio del 10 de julio de 2019 que antes mencione. Y en cuanto la relación espectacular que dice que tiene con el ejido la verdad es que aún no encuentro a ningún ejidatario que diga que lo conoce o que diga que tiene relación con él, y lo que sí es espectacular es que extrañamente se han desaparecido documentos (actas de asamblea) y hasta el exsecretario del ejido (Ángel Fierros Magdaleno) no aparece a raíz del convenio de marras (luego contare más al respecto). Además, si fuera de verdad una relación espectacular con el ejido Santa Cruz del Valle, yo creo por cortesía los hubieran invitado a la “comida de gala”(aquella del 5 de febrero) aunque no hubieran ido los ejidatarios (porque no todos tienen “tacuche”).  

Lo que sí es cierto y no es una media verdad, es que no obstante, que ya existe una sentencia ejecutoriada (es una resolución que alcanzó la categoría de cosa juzgada // que no puede ser ya combatida por algún medio legal) que obliga al consecuente pago de la indemnización con motivo de la expropiación a favor del Ejido El Zapote, la historia, de oprobio gubernamental (en contubernios con el Grupo Aeroportuario del Pacifico GAP) y la digna lucha de nuestros(as) paisanos(as) ejidatarios(as) de El Zapote, sigue.

Que lamentable que el decepcionante actual gobierno federal (SCT) aún no resuelva ese añejo problema, a pesar de contar con todos los antecedentes y documentos atinentes. Pero no se trate de indemnizar a las grandes empresas porque hasta maravillas hacen (véase el problema del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México) al igual que lo hacían los mal recordados gobiernos del PRIAN.

Concluyo diciendo que no hay peor individuo que el que hace uso constante de mentiras o medias verdades. Porque quien conjuga las medias verdad con la falsedad, tarde o temprano evidencia la mentira completa. Porque los engaños camuflados con buenas maneras son dañinos y desgastantes. Además, tienden a salir a flote, al igual que las mentiras enteras.

Mentir o decir verdades a medias es la estrategia más familiar que he visto en casi todas las declaraciones del GAP en la esfera del conflicto del ejido El Zapote por las tierras donde se asienta parte del aeropuerto internacional de Guadalajara.

En la próxima colaboración seguiré contándoles sobre las mentiras o medias verdades del Director del GAP en torno a ese conflicto.

1 pensamiento sobre “El conflicto del Aeropuerto de Guadalajara, las mentiras o medias verdades del director del GAP -parte 1-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: