Ruta Franciscana, vestigio colonial de Tlajomulco

Además de su arquitectura en estilo barroco, su trayecto ofrece una gran cantidad de cultura e historia

Alejandra Paredes/Tlajomulco

Como un tesoro de arquitectónico, cultural e histórico, el Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, cuenta con un conjunto de templos y capillas de hospital, los cuales son resguardados por sus delegaciones bajo el nombre de la Ruta Franciscana.

Estos templos y capillas, fueron construidos entre los siglos XVll y XVlll, por los franciscanos, durante la conquista espiritual al pueblo natural de Tlajomulco, mediante el sincretismo, es decir, ocultar a una religión con otra, en este caso la católica.

La Ruta Franciscana, fue edificada en lugares como San Agustín, Santa Anita, Santa Cruz de las Flores, San Sebastián, la Cabecera Municipal, Cajititlán, San Juan y San Lucas Evangelista,  con la llegada de Fray Alonso Ponce en 1587 al territorio tlajomulca.

“Todas fueron construidas en material pobre y eran capillas abiertas, cuando se empiezan a construir, los naturales empiezan a intervenir con su mano de obra, a través del tiempo dejan prestigios hispánicos, lo que muestra qué era lo que adoraban ellos”, mencionó el cronista municipal, José Luis Rodríguez.

Posteriormente con la llegada de las Leyes de Reforma, las cuales fueron decretadas por el entonces Presidente Benito Juárez, estas iglesias comenzaron a quedarse sin dinero para aliviar a los enfermos y auxiliar a los enfermos, ya que los bienes que poseían fueron repartidos al pueblo.

Las iglesias por la falta de recursos económicos, comenzaron a desaparecer, así como también a perder la extensión de tierra con la que contaban, ya que poseían dimensiones de tierra que unía a las capillas con los templos, con cementerios, en lo que hoy se conoce como plazas principales.

“Viendo hacia donde sale el sol, se construye la iglesia de indios y hacia donde se mete el este astro, la iglesia de feligresía y lo que queda al centro son los cementerios o tierra santa. Para 1800 desaparece este tipo de espacios por el fuerte brote de la viruela”

La iglesia de San Sebastián, al igual que la de Santa Cruz de las Flores, quedaron totalmente en ruinas, hasta que se reconstruyeron; estos símbolos de religión, se regían por un tipo de administración indígena conocida como Cofradía. Actualmente el Templo del Hospital, ubicado en la cabecera, es el único que continúa funcionando de esta forma en toda la república.

Para conocer el resto de la Ruta Franciscana, que fue construida por los Monjes Franciscanos desde California hasta Guatemala, no te pierdas las siguientes publicaciones de este semanario.

DATOS

La Ruta:

Capilla de Nuestra Señora del Refugio

Parroquia de Nuestra Señora de la Soledad

Templo de la Santa Cruz

La Capilla del Hospital

Parroquia de San Antonio de Padua

El Templo de San Juan Evangelista

El Templo de San Lucas Evangelista

El Templo de Cuexcomatitlán

La Basílica de los Santos Reyes

El Santuario de Guadalupe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: