Hand open empty an wallet. Poor or personal financial problem concept.

Alberto Reveles/Guadalajara

Si eres de las personas que suelen gastar más de lo que ganan, entonces las siguientes líneas seguro te van a ayudar. Lo primero que se debe hacer es identificar si tienes alguna de las características siguientes:

  • Compras compulsivas.
  • Dificultad para retener el dinero.
  • Cuentas con tarjeta de crédito al tope.
  • Sientes que el dinero no te alcanza.
  • Derrochas el dinero en salidas con amistades o colegas del trabajo.

Si cumples con cualquiera de las anteriores y tienes el deseo de cambiar tus hábitos financieros, entonces comienza por registrar todos los gastos que tienes durante un mes, en ese mes deberás registrar absolutamente todo lo que gastas, se recomienda registrar los gastos en tres columnas, concepto, cantidad y fecha; diversos autores en finanzas personales sugieren que ese presupuesto mensual signifique por máximo el 90% de tus ingresos para que puedas ahorrar el resto.

A continuación, debes identificar en ese listado los gastos que pertenecen a necesidades, gustos, deseos y caprichos. Necesidades: son todos aquellos indispensables para vivir, ejemplo, comida, casa, vestido, salud, por mencionar algunos. Gustos: son aquellos por los que se manifiesta interés, por ejemplo, la ropa de marcas reconocidas ya que los costos de esos productos son más altos, comer en un restaurante especifico, acudir a algún espectáculo de entretenimiento en lugares cercanos del escenario, etc. Deseos: son aquellos gustos potenciados que representan más un estilo de vida por encima del actual o anhelos adquiridos por influencia del consumismo, por ejemplo, los cruceros por el caribe, la SmarTv de 70 pulgadas, el automóvil de lujo, etc. Caprichos: Son todos aquellos productos o servicios que se pagan para sentir que pertenecen a un grupo social especifico o para que se les considere “exitosos”, pueden ser autos Premium, Residencias, Gimnasios exclusivos, Joyería excesiva, esa bicicleta para subir la montaña que termina por no ser usada.

A partir de hoy debes de eliminar algunos gastos para que tengas un sobrante de tus ingresos y puedas canalizarlo en algo productivo para tiempos futuros. Dejar de pagar las suscripciones a aplicaciones que en suma representan una cantidad considerable, dejar de cambiar el Smartphone cada año, controlar los gastos de las salidas de los fines de semana, son algunos de los gastos que puedes eliminar, el salir en familia y gastar no significa que se dé tiempo de calidad, existen múltiples actividades que se pueden llevar a cabo como convivio e integración familiar sin necesidad de gastar.

Por último, el autor Francisco González recomienda que una vez que inicies con el registro de todos los gastos y recortes el presupuesto de tal forma que te sobre dinero de lo que generaste, abras una cuenta bancaria de tu preferencia para ahorrar el sobrante y en los tres meses siguientes tendrás a tu favor la cantidad de dinero resultado del ajuste, para después definir más mecanismos de finanzas personales como aumentar los ingresos, optimizar el recurso existente y planear los gastos vacacionales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: