Retrato Hablado, Así te vemos Guadalajara

Foto: Armando Parvool
Texto: Víctor Hugo Ornelas

Un baluarte del barroco y de la historia se encuentra en San Lucas Evangelista, en Tlajomulco, donde reposa una capilla de cantera que se comenzó a edificar en el año 1640.

Los detalles de éste templo que forma parte de la Ruta Franciscana, cuentan parte de la vida de la comunidad que fue conquistada espiritualmente por Franciscanos, pero construida con la fuerza y el sudor de los nacidos en estas tierras.

La estructura se edificó sobre un predio en cuyas entrañas corren mantos acuíferos. Con el tiempo, la pesada piedra comenzó a hundirse y ahora se mantiene con la ayuda de morteros.

Figuras antropomorfas labradas sobre cantera conviven con ángeles, músicos, canteros y un par de toros que sobresalen en la piedra como parte de la narrativa del lugar.

Caminar hacía la entrada del templo en San Lucas Evangelista es andar entre los muertos, pues en el atrio aún se conserva y opera el cementerio de la localidad, característica que le otorga un misticismo único.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: