Fabiola Serratos

Entre miles de manifestaciones en todo el mundo, vivimos el 2018 como algo que se queda a lo largo de la historia en las luchas femeninas.

Así como en muchas de las olas del movimiento de nuestras antecesoras feministas la búsqueda de la libertad y la independencia parece no terminar. Entre más se consigue transformar los derechos igualitarios más crece la violencia en nuestra contra.

Desde los malos chistes y considerar que la tradición y la cultura son tan fundamentales que dentro de aquellos asuntos que nombramos valores normalizamos muchos de los aspectos que dan origen a la violencia.

El 2020 sin duda será de desarrollo para las mujeres, a quienes esperamos ver en puestos relevantes desde la política, la cultura y el arte. Sobre todo que dentro de los centros educativos podamos encontrar principios realmente justos y equitativos.

Las mujeres tienen grandes retos, dejar para la historia un legado tan profundo que para las futuras generaciones sean la libertad y la seguridad una forma de vida y no un anhelo.

Para ello sin duda esperamos nuevas líderes surjan y que de la mano de la justicia sin compasión por la violencia y quienes la generen nos representen de formas íntegras.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: