1 Año del Gobierno de AMLO

Tiempo de contar…
“Hemos avanzado mucho, se han sentado las bases para llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública de nuestro país, ya hay un marco legal distinto, se hicieron reformas a la Constitución, en el sentido estricto, práctico, real, ya hay una nueva Constitución que combate la corrupción, que promueve la justicia, que impulsa la democracia». -Andrés Manuel López Obrador-

Quirino Velazquez

Este domingo 1° de diciembre Andrés Manuel López Obrador cumple su primer año como presidente de México.Ha sido un período inédito, dicen los especialistas, no solo porque es el primer gobierno de izquierda en la historia del país, sino por algunas decisiones de la administración pública le han valido críticas, pero también reconocimientos.

Ha sido un año de claroscuros, dice Jaime Cárdenas, académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Por un lado, parece existir «un buen ánimo del presidente y de sus funcionarios» para concretar sus proyectos de gobierno. Pero al mismo tiempo hay resistencias, dice. Hay desconfianza de algunos sectores sociales y desde organizaciones empresariales.

Enseguida, les cuento en seis puntos algo sobre este primer año del gobierno del presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

1- Violencia histórica

El 1 de diciembre de 2018 López Obrador recibió al país con la mayor ola de violencia de su historia reciente.

Más de 36.000 personas fueron asesinadas violentamente ese año, de acuerdo con el gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi). Una violencia con elementos distintos a otros años. En el pasado la mayor parte de la violencia era generada por la guerra contra y entre carteles de narcotráfico.

Ahora, parte de los homicidios e inseguridad es provocada por bandas de extorsión y robo de combustible, según especialistas como Guillermo Valdés, exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Para combatir la violencia, AMLO modificó la estrategia de gobiernos anteriores, basada fundamentalmente en operaciones militares. El nuevo plan contempla atacar las causas de la delincuencia con programas de becas y empleo a jóvenes, así como un amplio programa contra las adicciones. También se creó la Guardia Nacional, integrada por policías militares y navales para sustituir a la Policía Federal.

Parte del plan fue una operación especial contra el robo de combustible, conocido como «huachicoleo» y que es uno de los principales desafíos a las autoridades dicen especialistas.

La estrategia contra la inseguridad, sin embargo, no ha logrado contener la violencia. En lo que va de este año se han cometido más de 29.000 homicidios, según el Inegi. Es un tema que debe revisarse dice el investigador Cárdenas Gracia. «En la política de seguridad el gobierno no ha sido exitoso. Tal vez convenga hacer ajustes a la estrategia».

López Obrador reconoce que es un tema pendiente. «No son buenos los resultados» dijo en su primer informe de gobierno. «Constituye nuestro principal desafío».

2- Economía estancada

Según especialistas, la economía mexicana está virtualmente estancada. Hay varias razones:

Por un lado, está un «complejo entorno internacional», marcado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Esto provocó una reducción en la inversión a nivel global que afectó al país, aunque también existen factores internos.

Por ejemplo, la política de austeridad del gobierno, que canceló contratos de servicios y de obra pública, como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Esto, a decir de algunos, aceleró la crisis que padece la industria de la construcción desde hace varios años. Se trata de uno de los sectores que más población emplea en el país.

Además de la reducción en el gasto público, también bajó el ritmo de la inversión privada, reconocen consultoras como el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico.

Pero, al mismo tiempo, existen indicadores positivos. Por ejemplo, hasta octubre pasado la inversión extranjera directa superó los US$26.000 millones, un aumento de 7,8%. La tasa de inflación para este año se espera que sea de 3,8%, menor a la registrada en 2018 que fue de 4,9% Y los pronósticos de desempleo indican una cifra de 3,4% este año, similar al del período anterior (3,2%).

3- El desafío del T-MEC

Días después de ganar la elección presidencial el 1 de julio de 2018, Andrés Manuel López Obrador enfrentó su primer desafío: la renegociación el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El presidente Donald Trump había amagado con sacar a su país del acuerdo, lo cual significaba su posible cancelación.

Casi toda la economía mexicana depende de la relación comercial con Estados Unidos. El intercambio de mercancías es de US$549.000 millones al año, en promedio.

Del TLCAN depende el 25% del PIB de México, según datos oficiales. Las consecuencias de su cancelación hubieran sido graves.

El equipo de López Obrador participó en las negociaciones, y en octubre de 2018 se concretó un nuevo acuerdo llamado Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Más de un año después, el convenio comercial todavía no ha entrado en vigor, porque solo México lo ha ratificado. El proceso en Estados Unidos está detenido el enfrentamiento entre Donald Trump y legisladores del Partido Demócrata. Canadá espera la ratificación estadounidense. El gobierno mexicano confía en que el T-MEC entre en vigor en 2020.

4- El polémico acuerdo migratorio

Otro de los problemas que AMLO enfrentó desde el primer día de su gobierno fue el éxodo de miles de personas procedentes de Centroamérica, quienes cruzaron la frontera sur de México en numerosas caravanas en su camino hacia EE.UU.

Al principio el gobierno de López Obrador ofreció permisos de residencia y empleo a los migrantes. Pero en pocos meses cambió la estrategia.

En junio pasado, Donald Trump amenazó con imponer aranceles de 5% a las importaciones mexicanas si no se reducía significativamente el número de migrantes que cruzan irregularmente la frontera estadounidense. Para evitar estos aranceles, el gobierno mexicano estableció un plan de 90 días en el que desplegó 6.000 elementos de la Guardia Nacional para controlar el flujo migratorio en sus fronteras. También aceptó albergar en su territorio a miles de migrantes mientras esperan una resolución a su petición de asilo en cortes estadounidenses.

El plan redujo el número de migrantes irregulares, según datos del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

«Se pudo pactar de otra forma», dice el académico Jaime Cárdenas. «Trump no parece aportar lo mismo que México».

5- AMLO y Latinoamérica

El desafío más reciente del gobierno de López Obrador ha sido el asilo al expresidente de Bolivia, Evo Morales.

Es una decisión que internamente fue cuestionada, pero que, de acuerdo con especialistas, es parte de la política exterior de AMLO, que pretende acercarse a América Latina.

En este camino se encuentra el Mecanismo de Montevideo promovido por México con Uruguay, Barbados y Trinidad de Tobago. El acuerdo busca un diálogo en Venezuela entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

Lo mismo sucede con el plan de ayuda e inversión en el Triángulo Norte de Centroamérica, formado por Honduras, Guatemala y El Salvador.

Con ello México recupera el protagonismo de la diplomacia que tuvo hasta el inicio de los años 90, dice a BBC Mundo el exembajador Eduardo Navarrete.

El inesperado protagonismo de México en la crisis de Bolivia al conceder asilo a Evo Morales «Es el ejercicio de una tradición bien plantada que no es vieja ni obsoleta», recuerda.

6- Popularidad de AMLO

Una encuesta reveló que el nivel de aprobación para el presidente López Obrador bajó del 80% del que gozaba l cumplir 100 días de mandato a 68% al acercarse el primer aniversario del inicio de su gestión, de acuerdo con una encuesta divulgada este lunes pasado (18 de nov/2019).

Otros indicadores, entre ellos su imagen, también han mostrado algunos cambios significativos, pues actualmente, 65% de los mexicanos tienen una imagen positiva de él. Esto representa una baja de 15 puntos porcentuales respecto a la primera evaluación.

De igual manera, la calificación de su trabajo a lo largo del último año ha ido cambiando. A los 100 días de gobierno, 42% le dieron calificaciones de 8 a 9. Hoy, a casi un año de haber sido nombrado presidente, 40% le otorgan estas calificaciones (bajó el 2%).

Respecto a las características con las que identifican a López Obrador, 72% creen que es una persona sincera, 79% que es un líder, 80% lo consideran una persona cercana a la gente, 73% lo ven como alguien que tiene experiencia para gobernar, 67 % tiene la percepción de que es alguien capaz de resolver problemas y 7 % consideran que toma sus propias decisiones.

La ciudadanía considera que a lo largo de este último año ha habido avances importantes en temas como libertad de expresión (67%), combate a la corrupción (58%), combate a la pobreza (58%) educación pública (55%), creación de empleos (49%) y servicios de salud pública (45%).

Por otra parte, 52% de los mexicanos aseguran que, con la llegada de López Obrador al poder el 1 de diciembre de 2018, ellos y sus familias están mejor que antes.

De las Heras realizó el estudio del 21 al 22 de noviembre por medio de mil encuestas telefónicas a personas mayores de 18 años seleccionadas mediante un muestreo aleatorio sobre el listado de teléfonos del país, y cuenta con un 95 % de confianza y error estadístico de 3,2 %.

Finalmente, les cuento que a través de sus redes sociales el presidente Andrés Manuel López Obrador compartió un video en el que invita a todos los ciudadanos a que asistan al Informe que dará el domingo 1 de diciembre en el Zócalo de la Ciudad de México, para conmemorar un año del inicio de su gobierno constitucional.

En dicho video, el Primer Mandatario señala que la cita para dicho evento será a las 11:00 horas. “Hemos avanzado mucho, se han sentado las bases para llevar a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública de nuestro país, ya hay un marco legal distinto, se hicieron reformas a la Constitución, en el sentido estricto, práctico, real, ya hay una nueva Constitución que combate la corrupción, que promueve la justicia, que impulsa la democracia», destaca el mensaje del presidente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: