Azotó con fuerza, lluvia en Santa Anita

Por Víctor Hugo Ornelas

Domingo 28 de julio de 2019

50 viviendas, algunas vialidades y espacios públicos dañados, el saldo de la lluvia de fin de semana

Aunque el anuncio oficial desde la presidencia municipal previo al temporal 2019, había sido que este año no nos inundaríamos, fraccionamientos y localidades aledañas a la avenida López Mateos han resentido severamente las afectaciones por las precipitaciones, con inundaciones en vivienda y vía pública, arrastre de vehículos y una vialidad destruida.
La afectación más severa se presentó el pasado fin de semana, durante la noche del domingo en El Terrón, Bosques de Santa Anita y el Club de Golf Santa Anita, comunidades que en conjunto registraron daños en 50 viviendas, 32 vialidades y al menos 15 vehículos; lo que llevó a las autoridades a declarar estado de emergencia en la mencionada zona y así poder acceder a recursos estatales.
La lluvia generó estragos que fueron captados por vecinos en videograbaciones que se difundieron a través de redes sociales; imágenes que mostraban la fuerza de la corriente de agua que arrastró masa forestal y escombro de incendios registrados en la parte alta de la primavera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El agua arrastró algunos vehículos, golpeó con fuerza en bardas y muros, incluso, desprendió la carpeta asfáltica de Boulevard Bosques de Santa Anita, vialidad en la que la creciente superó el metro de altura para posteriormente llegar a López Mateos y cruzar hacia la zona de San Agustín, donde se registraron inundaciones en colonias como La Lagunita, La Ciénega y Camino Real, así como un asentamiento identificado como irregular, de nombre Oscar García.
Tras lo acontecido, el alcalde, Salvador Zamora y un grupo de servidores públicos realizaron un recorrido por la zona para conocer las afectaciones y determinar la intervención a realizar, además, el mandatario municipal explicó las condiciones que logró percibir tras un sobrevuelo por la zona: “en la parte alta del Bosque La Primavera tuvimos el mayor arrastre, hay una parte que es la más alta del bosque que es donde los árboles del bosque se quemó a profundidad, es decir, todo el material vegetativo de los árboles está colapsado, está quemado, solamente quedan los troncos y en esa zona específicamente, hay una erosión muy importante”.
Debido a la magnitud de las afectaciones, se requirió la colaboración de al menos 411 elementos de diferentes dependencias que se enfocaron en trabajos de limpieza, desazolve y el retiro de agua de vasos reguladores, para ello, el municipio contó con el apoyo de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Unidad de Protección Civil y Bomberos del Estado, así como elementos de la dirección de bomberos de Guadalajara y Zapopan, entre otros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A lo largo de la semana, las brigadas se han encargado de realizar algunas labores enfocadas en la contención de caída de agua y lodo, entre éstas, la limpieza de vasos reguladores y gaviones, así como el desazolve de los arroyos La Culebra y La Colorada.
El primer edil informó que ante dicha situación se deberán realizar trabajos para contener la caída de agua y lodo cuando se registren precipitaciones. Por eso, continuarán las tareas para desazolvar los arroyos La Culebra y La Colorada, los vasos reguladores y los gaviones.
La inundación generó la molestia de algunos de los afectados que no dudaron en repartir culpas, entre ellas, señalaron que algunas constructoras utilizan un predio ubicado justo frente a las instalaciones del Tec de Monterrey, como tiradero de escombro y basura, la cual aseguran es arrastrada por la corriente durante cada precipitación.
El daño generado por este alud se redujo únicamente a afectaciones materiales, bardas caídas, áreas comunes inundadas, calles destruidas y algunas fincas con afectación en sus enseres debido al nivel que el agua alcanzó en su interior, sin embargo, no se reportaron lesionados o vidas que lamentar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: