A Morena le irá mejor sin Lomelí

Por Víctor Hugo Ornelas

Viernes 19 de julio de 2019

La renuncia de Carlos Lomelí como delegado del Gobierno Federal en Jalisco es probablemente lo mejor que le pudo haber pasado a Morena de cara a la construcción de la estructura del partido, que va desde la elección de representantes municipales y estatal, hasta la formación de los próximos candidatos para la elección intermedia de 2021.
Sin duda Carlos Lomelí es la figura más fuerte de Morena en Jalisco, pero no necesariamente la que más le puede convenir a los intereses del partido que logró posicionar Andrés Manuel López Obrador como primera fuerza política del País.
El doctor fue candidato a la gubernatura del Estado y en esa elección, en la que perdió ante Enrique Alfaro, la figura de Carlos Lomelí dio todo lo que tenía que dar en materia electoral, porque difícilmente un político que se quedó lejos de representar una verdadera competencia para el ganador y que además viene arrastrando señalamientos de probable corrupción, logré mejorar su rendimiento en las urnas en una elección en la que además no podrá gozar de la cascada de votos que vendrían de la mano de la participación Andrés Manuel López Obrador, tal como ocurrió el pasado primero de julio de 2018.
Carlos Lomelí enfrenta siete investigaciones que realiza la función pública, algo que no es cosa menor y todas tienen relación con un beneficio económico para sus empresas, cosa que realmente le molesta a una población que reclama mejores condiciones de vida y la disminución de esa brecha entre los que tienen y los que no.
Por otra parte, Carlos Lomelí, conocedor de todo lo anterior, buscaba desde su posición como delegado, poder incrementar su fuerza política para que no hubiera nadie dentro del mismo partido qué le pudiera hacer competencia alguna y él se mantuviera como la principal opción para una candidatura en Guadalajara en 2021 y posteriormente buscar de nuevo abanderar la contienda estatal en 2024.
Pero ahora qué se separó del cargo de manera prácticamente obligada, aunque lo intente, el escenario ya no es el mismo porque su fuerza se ha visto disminuida y su posibilidades dependerán totalmente de la resolución que emita la función pública, que por su parte, tiene una oportunidad de oro para demostrarle a todo el País que tienen la intención de trabajar de manera seria y responsable, y como decía Maquiavelo, dar un castigo ejemplar para enviar un mensaje a todos de que la cosa va en serio es decir si encuentran alguna irregularidad en la investigación deberán darla a conocer a plenitud y sancionar ex delegado de la manera que corresponde.
Y si esto sigue ese rumbo entonces las aspiraciones de Carlos Lomelí habrán terminado, por otro lado, si el escenario es distinto y la función pública exonera a Lomelí, es probable que este regresé gritando a los cuatro vientos su inocencia y diciendo que todos se equivocaron al señalarlo, pero sin lugar a dudas en diferentes sectores ya habrá visto afectada su credibilidad.
El panorama entonces abre la posibilidad a muchos que aspiran a tener protagonismo dentro de Morena y que con la presencia de Carlos Lomelí, encuentran un obstáculo para el desarrollo de esas oportunidades, así que como ocurre en la política, cada que alguna figura cae o recibe algún golpe, muchos se frotan las manos y se alistan para poder aprovechar cualquier señal de debilidad de quienes se encuentran en la parte alta de la cadena alimenticia política y así, de paso, Morena tendría una participación más amplia en cuanto a los sectores que conforman su militancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s