Terruños de Tlajomulco

Por Octavio Guevara

Martes 04 de junio de 2019

Estimado lector, recordando ahora cómo hemos avanzado en el conocimiento sobre el pasado tlajomulquense, que no ha sido mucho, pero sí un paso importante, he recordado el año de 2017. Dos puntos importantes publiqué el viernes 27 de octubre del citado año: la riqueza del estudio microhistórico sobre los terruños y la necesidad de preservar la identidad de los ‘‘pueblos’’ tlajomulquenses, a raíz de la llegada de los grandes fraccionamientos y el increíble aumento de población, cifras sin precedente.
Así nació la obra ‘‘Terruños de Tlajomulco’’ en este Semanario, que el 10 de noviembre del citado año comenzó su primera entrega con la delegación-pueblo de San Sebastián el Grande. Era evidente que, para un solo historiador, sería una obra gigantesca realizar el propósito original: ‘‘una compilación de datos, sucesos, personajes y lugares en torno a los terruños o pueblos, delegaciones y agencias municipales que comprenden el actual municipio de Tlajomulco, Jalisco’’. También se dividió el estudio acorde a las zonas en que se divide el municipio, zona Corredor López Mateos, zona Cabecera Municipal, zona Ribera de Cajititlán, zona Valles y zona Corredor Carretera a Chapala. Todo esto era más complejo, si se trataba de rescatar la identidad de cada población porque cada una era diferente, así que este trabajo no se hizo desde un escritorio solamente ni por un solo individuo.
Habría que recorrer el municipio para conocer nuestro sujeto de estudio. En este primer paso se contactó con algunos colaboradores, principalmente (en su mayoría) con los agentes y delegados municipales, o el coordinador. En esta labor conocí a personajes ilustres de cada población, quienes compartieron su memoria y algunas obras publicadas en que plasmaban su devoción a la tierra que les vio nacer o que les recibió como suyos. También, en ese andar, conocí a algunos colaboradores que estuvieron al tanto de la investigación y redacción, en especial Agustín Moya, Jacqueline Salcedo y Rey Orozco, en atención a su etapa de estudios en la licenciatura en Historia por la Universidad de Guadalajara. Teniendo la esencia de la población y datos históricos nunca antes tomados en cuenta, ¿cómo plasmar en una imagen ese sentir, esa magia sin igual? El complemento fueron unas magníficas obras en acuarela del artista Arturo Bustamante, quien capturaba en una imagen lo primordial de cada terruño, entendiendo que también se inspiraba con los resultados de la investigación y al conocer el lugar.
Ese trabajo constante terminó el 20 de julio de 2018, con la publicación del terruño Tulipanes. Con ese ritmo escribimos la historia de Tlajomulco, muchas veces topándonos con pueblos ya muy estudiados que, sin embargo, requerían o una actualización en el contenido o menciones importantes del presente que hoy viven. Del mismo modo, nos encontramos con poblaciones que apenas se sabía de ellas, pero que nos sorprendieron por su origen y desarrollo, como sucedió con la problemática respecto a la construcción del Aeropuerto Internacional ‘‘Miguel Hidalgo’’ y los terruños afectados. Conocer de cerca a la gente de Tlajomulco fue el mejor medio para profundizar en la riqueza histórica, de comprender que no es un municipio únicamente de Ruta Franciscana o de haciendas y rancherías; que no es un Tlajomulco, sino muchos más, únicos y potenciales.
Queda más que entendido que no es una labor ya concluida, la historia nunca deja de escribirse y nadie conoce el futuro. Si hoy la escritura del pasado tlajomulquense tuvo como necesidad el rescate y preservación de la identidad, mañana quizá se acentúe o tenga otras necesidades todavía más urgentes. El espacio fue poco para escribir mil y un maravillas, pero hemos dejado un antecedente a todo curioso, a modo de estado de la cuestión o introducción al trabajo de investigación. Terruños fue arte, historia, crónicas: historia oral, investigación, reconocimiento del terreno, inspiración, pintura y letras; el resultado final: la satisfacción del trabajo y el amor a este municipio de Tlajomulco.

Un comentario

  • Heliodoro Ocegueda Abarca

    Maestro y Licenciado Octavio Guevara Rubio. Le felicito por ser el primer interesado en dar a conocer un gran municipio que hasta antes del día 10 de noviembre de 2017, NADIE SE HABIA INTERESADO en dar a conocer hasta el màs pequeño rincón de nuestro Tlajomulco.

    Fue, y sigue siendo una tarea compleja sacar a la luz lo que encierra este gran TERRUÑO que es nuestro municipio, pero usted con la tenacidad que lo caracteriza y coordinando a las personas que le apoyan, iràn dando a conocer aun màs algo de lo que esta enterrado en muchos rincones de nuestra tierra y en el corazón y mente de nuestra gente.

    Nuevamente le felicito, reciba de un servidor un fuerte abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s