Pirata, de asesino a héroe

Por Víctor Hugo Ornelas

Viernes 31 de mayo de 2019

El caso de Pirata, un perro de la raza pitbull que mató a una persona que aparentemente había ingresado a un domicilio a robar, sin percatarse que ahí se encontraba el can, es un evento que reabre el debate público sobre las acciones extrajudiciales como los linchamientos, o en este caso la muerte de un presunto delincuente.
El lunes se dio a conocer el fallecimiento del sujeto a causa de la agresión del canino dentro de la casa en la colonia Lomas de Oblatos, en Guadalajara. Hasta ese momento, cuando se supo que el perro agresor era de la raza pitbull, el sentir social reflejaba el prejuicio que existe contra los animales de ese tipo, que, para muchos, sigue siendo una especie violenta que está destinada a las peleas.
Pero al momento en que salió a relucir que la víctima era un supuesto delincuente que había querido ingresar a robar en el domicilio particular donde se encontraba Pirata, el sentir social dio un giro de 180 grados y el sentido de las opiniones cambiaron de manera importante, en algunos sectores no dudaron en celebrar lo que a su consideración fue una hazaña por parte del perro.
El asunto se puso todavía más intenso cuando se especuló que las autoridades habían retenido al can y que debido a la violencia con la que había actuado, procederían a sacrificarlo. Algunas personas se volcaron a las redes sociales para pedir no solamente que se conservara con vida al perro, sino que además lo entreguen a sus dueños, incluso hubo quienes elevaron al animalito a la condición de “héroe”, por haber enfrentado y detenido a un delincuente.
Es cierto que existe un nivel de frustración y enojo entre la sociedad por el tema de la inseguridad, lo que nos ha mostrado a su vez, que esos episodios en donde la gente cobra justicia por mano propia puedan llegar a ser bien vistos, incluso aplaudidos por la mayoría.
Esto se debe principalmente a que el ciudadano ha dejado de creer en el sistema judicial como una herramienta para la impartición de justicia, ante los múltiples casos de impunidad, la disfuncionalidad de autoridades que se ven rebasadas por los altos índices delictivos en cuanto al robo en todas sus modalidades se refiere, así como en la violencia. Pues nada le duele más a una persona, que les toquen a sus seres queridos o que le despojen de sus cosas, aquellas que con tanto trabajo y esfuerzo lograron conseguir.
Es posible que una parte de cada uno de nosotros simpatice con este tipo de acciones, pero la realidad es que tenemos que entender que la vida humana es el más importante elemento en este planeta, y que, para lograr un correcto entendimiento y convivencia social, se requiere del respeto pleno de la misma.
Este supuesto delincuente que falleció en las mandíbulas de un animal que no entendía lo que estaba haciendo y que solamente actuó por instinto al intentar defender el espacio que considera suyo, se vino a convertir en una víctima de la que pocos hablan, pues toda la atención se ha centrado en Pirata, ese animal que mientras mueve la cola, pareciera sonreír a las cámaras que lo enfocan, pues no comprende el mundo de los humanos más allá de lo que esa “raza superior” le ha podido enseñar.
En lo que se refiere a la ley, si un perro agrede a un ser humano, el propietario del animal tendría que responder por dichos actos y sobre él recaerían las implicaciones legales, sin embargo, el caso de Pirata fue diferente al determinarse que hubo una invasión por parte del fallecido y eso propició la respuesta del cuadrúpedo, que se encontraba adecuadamente en resguardo y no representaba un riesgo para las personas, además no muestra conductas agresivas y los propietarios han manifestado su intención de mantenerlo en casa.
El animal estará algunos días en observación bajo custodia del municipio tapatío, posteriormente será entregado a sus dueños, quienes, como única medida, deberán colocar un letrero que advierta de la presencia del perro en su casa, uno que ahora se volvió en emblema de todos aquellos a quienes la frustración y el enojo por las condiciones en materia de inseguridad, lo han llevado a convertirlo en héroe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s