Se acabó la evasión

Por Ángeles Arredondo

Domingo 26 de mayo de 2019

Existen acciones que son sumamente representativas para el País, durante décadas nos hemos dado cuenta cómo las grandes empresas evadían el pago de impuestos mientras la población perdía una parte fundamental de sus ingresos.
Acaba de ocurrir un acontecimiento de suma trascendencia para los mexicanos, con la eliminación de los privilegios fiscales. Andrés Manuel López Obrador firmó el acuerdo para eliminar las condonaciones a las grandes empresas que evadieron su responsabilidad fiscal, gozando de la protección del gobierno en turno.
Los vínculos entre políticos y empresarios favorecieron este escenario, el intercambio de favores permitieron grandes riquezas y la impunidad.
Las cifras que el Gobierno de México dejó de recaudar, ascienden a los 440 mil millones de pesos, con esta cantidad serían innumerables las obras, las inversiones, los proyectos de infraestructura y las demandas que podrían haber sido cubiertas. La justicia no se aplicó para los mexicanos, miles subsidiaron a muy pocos, a nadie se le pidió opinión, a nadie se le consultó.
Hoy surge una gran oportunidad de que estos miles de millones de pesos que se van a comenzar a recaudar, permitan cubrir y reforzar las necesidades que enfrenta el País, por ejemplo, en materia de salud, educación, desarrollo tecnológico y seguridad.
Este sexenio empieza con grandes carencias pero con estas modificaciones estructurales podrá haber cambios trascendentes y positivos de forma gradual, sin embargo la lluvia de ataques no se hará esperar, me queda claro que cuando trastocas los intereses económicos, los afectados utilizarán todas sus herramientas económicas para, de forma mediática, política y hasta social, desacreditar al gobierno que les está afectando sus intereses, no se puede menospreciar a un emporio económico y político que ha movido a México, repito, durante décadas.
Es sumamente complejo realizar la separación del poder político sobre el económico o viceversa, sin embargo, se debe de avanzar en esta premisa, a través de las diferentes investigaciones, adecuaciones y la reformas en materia fiscal, para que se pueda aplicar uno de los ejes rectores, que es la progresividad.
Al final el único compromiso del gobierno debe de ser el bienestar de la población, no importan los intereses que se interpongan en el camino, la corrupción debe ser eliminada y los privilegios que afecten el desarrollo económico y social del País no pueden seguir existiendo. Todos los mexicanos debemos contribuir con responsabilidad para el desarrollo, toda persona debe de pagar impuestos conforme a los ingresos que perciben, la ley debe aplicarse a todos por igual.
En hora buena por esta reforma, ya solo queda exigir y vigilar que lo recaudado se aplique en las necesidades prioritarias de la población.
Otro dato importante es que ha sido un compromiso trasparentar la información, en los últimos dos sexenios fueron más de 153 mil contribuyentes quienes gozaron de este privilegio, por eso debe de ser el poder Judicial quien después de recibir los datos de los múltiples casos, intervenga conforme a sus atribuciones. En resumen, no más condonaciones excesivas, abusivas e injustas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s