Ganarse la vida cazando ranas en la laguna

Por Aarón Estrada

Domingo 26 de mayo de 2019

Juan José se gana la vida en la laguna de Cajititlán, su trabajo es poco común entre los múltiples oficios que podrían darse en esa zona del municipio, su labor consiste en embarcar por la noche, remar, llegar hasta los tules de la laguna y comenzar a cazar ranas, ese singular anfibio que al caer el sol hace un ruido estruendoso, y que suele alcanzar apenas los 30 centímetros de altura.
Con chinchorros, redes e incluso algunas trampas rudimentarias, es como Juan José atrapa ranas entre los tules, en la zona de Cuexcomatitlán -lugar del embalse que estudios recientes técnicos ubican como el que contiene menor cantidad de oxígeno en el agua y mayor materia orgánica-, colindante a unos metros del área de descarga de agua de la planta de tratamiento de San Miguel Cuyutlán.
“Salimos dos siempre, un primo y yo, nos vamos como eso de las 08:00 a 10:00 de la noche, a veces nos va bien y atrapamos hasta 10 kilos, en otras, como hoy fueron apenas seis kilos, al día siguiente que las atrapamos, las pelamos aquí mismo en la laguna, las limpiamos y dejamos la carne lista, yo vendo por kilo, los doy en 100 a 80 pesos, depende, pero pues aquí la friega no es atraparlas, sino pelarlas”, describe el hombre sobre su oficio.

WhatsApp Image 2019-05-21 at 10.07.10 AM
Con experiencia, ellos dedican hasta 2 horas para pelar unos 10 kilos de rana, que son en promedio de 30 a 40 especies, su delgada piel del anfibio se pega a las manos como si fuera un pedazo de piel más en el humano. El proceso de pelar y limpiar es tan perfecto, que dejan sin piel hasta la punta de las extremidades de estas ranas.
Históricamente en Cuexcomatitlán siempre se han atrapado ranas, anteriormente eran más personas las que se dedicaban a esta actividad, había igual número de familias que pescadores en la caza de estos anfibios, con el paso del tiempo se perdió esa actividad económica, ahora son pocos como Juan José que se ganan la vida así, dentro de la laguna.
“Siempre ha habido ranas, dicen que la laguna está contaminada, que no sirve, pero aquí siempre ha habido y la verdad, la carne de rana es muy buena, es mejor que comer otros animales, aquí se ponen a azar, en algunos lugares un platillo de estos cuesta hasta 300 pesos; las ranas salen de aquí, si hubiera contaminación como dicen, no vivirían ni estos animales”, consideró el oriundo Cuexcomatitlán.
Estas ranas las comercializan casa por casa en la delegación ribereña, en algunos lugares ya tienen sus pedidos y en otros casos, las ofrecen a quienes pasan por el malecón.

  • En una buena noche logran recolectar hasta más de 10 kilos de este anfibio; se encuentran en la zona de tules en Cuexcomatitlán
  • “Siempre ha habido ranas, dicen que la laguna está contaminada, que no sirve, pero aquí siempre ha habido y la verdad, la carne de rana es muy buena”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s