Reciben en el CENDI terapia asistida con perros

Por Redacción

Miércoles 15 de mayo de 2019

Por primera vez, en el Centro de Estimulación para Personas con Discapacidad Intelectual (CENDI) se trabaja con perros; los canes llegan como apoyo para a través de ellos, ofrecer terapia asistida a pacientes y lograr avances en aspectos psicomotrices, psicológicos, visuales y de aprendizaje.
La semana pasada el centro se llenó de pelos, lengüetazos y alegría: recibió a seis binomios caninos para iniciar el programa -que incluirá 20 casos clínicos en una primera etapa- y acercar a canes y humanos. Así lo explicó la directora de Rescate y Control Animal del municipio, Norma Lizeth González:
“Seis binomios van a estar trabajando con estos 20 casos, son veinte casos que se van a trabajar entre terapeuta humano y terapeuta perro, vienen seis perros a venir trabajando continuamente y los avances se van a ir evaluando de manera sistemática. La primera evaluación se va a realizar al primer semestre y se va a verificar si se continúa con el proceso que se estipuló para ellos o se va a estar modificando el animalito”.
Estos casos, explicó por su parte la directora del CENDI, Gabriela Méndez, se eligieron considerando aquellos que podrían lograr mayores avances en retención de memorias, seguimiento de órdenes, socialización, lenguaje y el aspecto emocional; posteriormente habrá otros alumnos que entrarán al grupo. Además del trabajo con los perritos, se prevé que durante el periodo de la terapia se incluyan otras especies de animales como conejos, cuyos y aves, se informó.
Las sesiones se llevarán a cabo cada quince días, y en cada terapia participa el usuario, el perro y su dueño, la terapeuta y la madre o padre del beneficiado.

580b57fbd9996e24bc43bbd7

Los beneficios

Los canes voluntarios forman parte de la asociación Patitas de Ayuda; la voluntaria de terapia asistida, Gabriela Chávez, explica cómo la presencia de los animales y cómo el simple acercamiento de los amigos de cuatro patas, beneficia a las personas con alguna discapacidad.
“Un perro tiene muchos beneficios, uno de ellos es romper el hielo del ambiente cotidiano porque siempre es la misma gente, el mismo lugar. Otro es, si al niño le agradan los animales, el hecho de ver un animalito genera endorfinas en su cuerpo, sonríe, está emocionado y entonces quiere hacer todas las actividades con el perro, por eso es mucho más fácil hacer la terapia”, señaló.
De hecho, el CENDI destacó avances en la primera sesión. Estos se reflejaron en Abril, pequeña que asiste a terapias de lenguaje sensorial al centro; su mamá, Karen, afirmó que en su primer acercamiento con los perritos, su niña, que generalmente es muy inquieta, estuvo tranquila y atendiendo indicaciones. “Estoy que no me la creo”, dijo. Abril será una de las pacientes que quincenalmente se reunirá con los perritos para trabajar.

Crear conciencia

Además de los múltiples beneficios para los pacientes que se obtienen como resultado de que los perritos trabajen en el CENDI, con estas terapias también se busca visibilizar el poder que tienen los animalitos y crear una conciencia de respeto hacia ellos.
El centro de estimulación compartió que de los seis perros que asistieron al primer acercamiento, cuatro fueron rescatados y adoptados.
Los caninos que participan son Reyna, de seis años; Lucy de 6 años también; Reny, de siete años; Rina, de cuatro; Balu de dos años; y Eddie, que también tiene apenas dos años.

20 personas serán tratadas en aspectos psicomotrices, psicológicos, visuales y de aprendizaje

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: