Moda andrógina, ¿Qué es?

Por Cynthia Astorga

Viernes 15 de mayo de 2019

Corría el año de 1995, con tan sólo 10 añitos (sin hacer cuentas por favor) veía en un famoso canal de música un vídeo del grupo Mecano, el 7 de septiembre (¡Para ser exacta!).
Recuerdo perfecto la impresión que me dio ver a Ana Torroja con su voz tan melódica y dulce, y con un look súper varonil: pelo cortísimo, ningún arete, maquillaje moderado, su outfit era completo, de cuello alto, color oscuro (aunque no se percibía bien porque el vídeo era tipo blanco negro en una fábrica… un poco raro). Bueno, era una pequeña a la que le había llamado mil lo “diferente”.
Después de eso empecé a poner muchísima atención y me di cuenta que había una serie de artistas con la misma onda; David Bowie, Iggy Pop, Prince, Boy George, Michael Jackson, Brian Molko… todos usaban el mismo look, pero al revés, digamos que se apropiaron de la estética femenina.
¿Qué es andrógino? En palabras facilitas, andrógino es cuando una persona cuyos rasgos externos no corresponden definidamente con los propios de su sexo, debido a su apariencia física mantienen cierta ambigüedad; son hombres y se visten y arreglan como mujer, o viceversa. El término andrógino solamente actúa como un adjetivo, no tiene absolutamente nada que ver con la orientación sexual de las personas. ¿Se entendió? ¡Ok!
En los últimos años, varios modelos andróginos han alcanzado la fama por lo llamativo que resulta que una persona pueda lucir ropa destinada a ambos sexos, son individuos que a simple vista resulta difícil determinar si es hombre o mujer, obviamente esto genera popularidad en la industria de la moda.
¿Qué prendas son consideradas como andróginas? Simple y sencillamente la ropa que no tiene sexo, cada vez vemos más mujeres con look “Tomboy”, prendas con cortes masculinos: camisas, sacos, sudaderas, jeans holgados, vaqueros, todo tipo oversized. También hay prendas un poco más ajustadas, pero con éstas es más difícil lograr el look que queremos.
En caballero tenemos prendas con corte ajustado, a la cintura, estampados de cuadros, colores neutros, chaquetas de cuero, chalecos, pantalones semi cortos (tobillo). Accesorios como corbatas, sombreros, guantes, portafolios, bolsos. Calzado tipo loafers, mocasines, botas Dr. Martens, oxfords… ¡tenemos tantas opciones para lograr un look retador y muy poco común! La clave para lograr un look andrógino es definitivamente no fijarse en si la prenda que ya decidimos comprar es para hombre o para mujer.
Si estás dispuesto a intentarlo, por favor toma muy en cuenta la diferencia de medidas que hay en la línea de caballero y en la de dama, la talla chica de ellos, seguro nos va a quedar grande, ¡pero ese es el look! Y nuestra talla chica, será muy chica para ellos, consideren pedir una o dos tallas más, según quieran su look.
Hoy más que nunca la moda propone una conversación entre lo masculino y lo femenino que rompe con los clichés de género. La androginia no es un juego ni una tendencia, es un estilo de vida que conecta con el ser humano.
Quiero cerrar este tema citando una de las mejores frases de la gran diseñadora Miuccia Prada: “El género es un contexto y el contexto es, a menudo, el género. Siento que lo que debe hacerse ahora es trasladar la misma idea a ambos géneros y a ambos armarios”.
La moda está avanzando tan rápido que es probable que dentro de unos pocos años, la ropa ya no tenga sexo. ¿Ustedes qué opinan?

Ed.945

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s