La violencia en tiempos de Refundación y la 4TA Transformación

Por Aarón Estrada

Viernes 10 de mayo de 2019

México no ha logrado salir del espiral de violencia, contrario a lo que se prometió en campaña por los candidatos que hoy tienen el poder, lejos de bajar los índices de homicidios dolosos y actos delincuencias, estos, en el mejor de los casos se han mantenido, pero en algunos escenarios han aumentado.
En cualquier entidad y municipio del País, en fechas recientes hemos atestiguado mediante los medios, los niveles a los que ha llegado la violencia. Recientemente en Cuernavaca, Morelos, en el centro histórico de esa ciudad, un joven de aproximadamente 25 años, disparó a quemarropa a un empresario transportista, a un líder de comerciantes y dos reporteros, en un acto en el que fallecieron los primeros dos personajes. Tras disparar huyó a pie, minutos después policías lo interceptaron y en las primeras investigaciones se reveló que al joven -de ser estudiante universitario- le habían pagado cinco mil pesos, por cometer los homicidios.
Antes, en el amanecer del pasado sábado 04 de mayo, en Villas de la Hacienda, un grupo de civiles armados, ingresó a una vivienda, abriendo fuego, y en ese cruce, falleció una bebé de tres años de edad; el padre de esta menor fue levantado. Luego fue encontrado con vida, en una finca en San Sebastián el Grande, donde se halló a 12 personas que estaban secuestradas y cuatro cuerpos sin vida, al parecer también habían sido levantados antes.
Días después en el autódromo de Santa Cruz del Valle, en un evento deportivo familiar, al concluir una carrera automovilística, un grupo de civiles armados se dispararon en el sitio, falleciendo una persona en el lugar y dos heridos más, el grupo de sujetos armados se fue del lugar en automóviles de lujo.
Tan solo en una semana, en Tlajomulco se dieron nueve homicidios dolosos, uno de ellos fue el de la menor de tres años de edad, otro, el de una mujer y el resto, hombres, todos por bala. Estos delitos ocurridos en el municipio, son sólo la muestra de una realidad de que está ocurriendo hora tras hora en el resto del País. Parece que la violencia es incontrolable, sin freno, sin pies ni cabeza y no hay autoridad que pueda sacarnos de ese espiral de la barbarie.
No se puede afirmar que la estrategia de seguridad implementada apenas por el Gobierno de México y el Gobierno de Jalisco ya falló, lo que sí es un hecho, es que, en el primer cuatrimestre de este año, no se ha logrado contener la violencia. La Federación y Estado no han encontrado la fórmula para comenzar a ver una disminución en los homicidios dolosos y, sobre todo, regresar la tranquilidad a los ciudadanos y al pueblo, caminar sin miedo por sus calles, caminos y tomar el espacio público.
Por más que parezca una nueva estrategia la de estos gobiernos, en los hechos, los resultados son identificados con sus antecesores en el cargo. Replantear en serio una nueva estrategia, sin mira de colores partidistas, es urgente.
Juzgar a los nuevos gobiernos por lo que se dejó de hacer en materia de seguridad hace 12 años, además de la guerra que declaró Felipe Calderón en 2006 al crimen organizado, es caer en cinismo y conformismos. El reto lo tienen mayor el actual Gobernador y Presidente de la República, pero está en sus manos, que pare la barbarie, antes que descomponga más el tejido social de sus gobernados.
Con tanta muerte y violencia, lo más terrible que nos está pasando a los mexicanos, es que hemos comenzado a ver el infierno en nuestro paraíso cotidiano. Ya no es asombro que en un atentado violento muera una menor de tres años, tampoco que se agarren a balazos en eventos deportivos, ni mucho menos, ver agresiones directas a líderes políticos en plenos centros históricos de capitales de Estados. Parece que nos hemos acostumbrado a vivir con miedo y en la barbarie, entre eslogan de gobiernos que llaman a la Refundación y Transformación, pero cuya autoridad no se ve reflejada en la calle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s