muerte, dolor y jalisco

Por Víctor Hugo Ornelas

Viernes 03 de mayo de 2019

Sin lugar a dudas la muerte es un proceso natural al que todos los seres humanos se enfrentarán en determinado momento, sin embargo, existen formas de morir y de entre ellas la menos deseada indudablemente es la muerte violenta, pero que lamentablemente comenzó a posicionarse como una de las principales causas de fallecimiento en nuestro País.
La gente con la que he podido hablar sobre el tema, coincide en que su deseo sobre la muerte es que les pueda llegar en tranquilidad y por causas naturales es decir la vejez o quizás alguna enfermedad o padecimiento crónico que les permita la posibilidad de asimilar el proceso que se viene, y despedirse de sus seres queridos.
Por otro lado, el gran temor de las personas es enfrentarse a una muerte accidental, que de manera repentina terminan con la vida, y ese miedo se incrementa cuando hablamos de violencia, porque entonces los últimos sentimientos de vida que invaden a las víctimas de sus circunstancias son el miedo, la desolación, angustia y soledad.
En esta misma semana una mujer de 20 años de edad acudió a un hospital en Zapopan al que llevó a una pequeñita de apenas 12 meses de nacida; la intención de la mujer era que le brindaran atención médica a la menor, sin embargo, los doctores que recibieron el caso se encontraron con que la pequeña presentaba una evolución cadavérica de al menos 14 horas, además de varios golpes en todo su cuerpo.
Días antes de este lamentable acontecimiento se registró otro que también ha sacudido a la sociedad jalisciense, y es el de Vanessa, una mujer que fue asesinada por su esposo, el tipo que con una firma y un juramento prometió respetarla y protegerla ante cualquier situación.
Para agregar elementos que pudieran convertir la muerte de Vanessa en algo todavía más simbólico, su asesinato ocurrió afuera de Casa Jalisco, la residencia oficial del Gobernador del Estado, en donde aparentemente estaba recibiendo atención por parte de los elementos de seguridad a cargo del resguardo de este lugar, algo que a su asesino no le importó, frente a ellos, la arrolló y luego la apuñaló en repetidas ocasiones
De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, en 2017, la muerte violenta se convirtió en la séptima causa de muerte en nuestro País, sin embargo, esta estadística incluye a ciudadanos de todas las edades, pero si reducimos el espectro a personas de entre 17 y 44 años de edad resulta que el asesinato según lo documentó el Instituto, es la primera causa de muerte en México.
Esto quiere decir que actualmente, en México atravesamos por una situación en la que el derecho a la vida no puede ser garantizado.
Seguramente la violencia que se genera a partir de los grupos delictivos arrastra con el mayor porcentaje de muertes en este País, pero hoy nos compete voltear a ver el grado de descomposición social en la que nos encontramos sumergidos.
Nadie tendría que morir invadido por una sensación de angustia, de miedo y soledad, pero eso es lo que tuvimos para ofrecerle ocho millones de Jaliscienses, a Vanessa y a esa pequeña que ni siquiera fue registrada en vida.
Historias como esta solo van cambiando de protagonista y eso es lo que todo un Estado tiene como única garantía para la gente que lo habita. Mientras continuemos así, no hay más.
Vanessa y esa pequeña murieron en manos de alguien que las superaba y que jamás les ofrecieron oportunidad alguna de defenderse.
En sus últimos momentos de vida, no hubo amor ni respeto, no hubo libertad, solo violencia. Hoy se trató de Vanessa, mañana, podría ser otra mujer, podría ser cualquier otra persona, y es algo que debemos dejar de seguir ignorando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s