El desabasto en Tlajomulco

Por Aarón Estrada

Viernes 03 de mayo de 2019

El abasto eficiente de agua potable para todos los habitantes del municipio, es una problemática que se agudiza año con año, sobre todo en cada temporada de estiaje, que comprende los primeros cinco meses del año.
El no tener agua en casa, es una de las cosas que más molesta a un ciudadano, principalmente cuando no se les avisa sobre estos tandeos, pero cuando este desabasto se prolonga por más de una semana, la situación irrita al poblador.
Esta temporada de estiaje ha sido una en las que más se han dado estos cortes, el desabasto se ha agudizado a razón de que la totalidad del agua que usa el municipio para sus ciudadanos proviene de acuíferos, en específico dos, el de Toluquilla y el de Cajititlán.
El acuífero de Toluquilla es el que surte a la mayor parte de los pozos de abasto del municipio, principalmente a la zona valle, pero es también uno de los acuíferos más sobreexplotados de toda la metrópoli y Jalisco.
El crecimiento inmobiliario desordenado que se ha dado en los últimos 25 años en el municipio, fue el detonante de agudizar esa problemática; a mayor habitantes, más demanda de ese servicio, que se extrae de las mismas fuentes de abasto, las cuales tienen un mal manejo, para recargar las aguas pluviales.
Aunque se han hecho esfuerzos en los últimos años y meses por paliar esta problemática, ha sido más el crecimiento urbano, que el desarrollo de redes hídricas. Culpa de los gobiernos que nunca pre-vieron los servicios, antes que el crecimiento, pero lo mismo sucede en otras latitudes del Estado, el norte de Zapopan, el oriente de Tonalá, El Salto y Zapotlanejo, por mencionar algunas similitudes
Resolver el problema de desabasto no será ni en un mes, ni en un año, ni tal vez en toda una administración, se requieren recursos federales y estatales para paliar esa problemática, se está avanzado con la planta potabilizadora de El Zapote, con mejorar las redes de abasto en las principales comunidades y mejorar la atención ciudadana al respecto, que se informe a pronto de estos cortes, para que se prevengan.
Garantizar el agua a un habitante de este planeta, esté donde esté es un derecho universal humano, ninguna autoridad debe violentar esa garantía.
El Gobernador, Enrique Alfaro ha refrendado su compromiso de resolver el desabasto de agua en Tlajomulco, al igual que Salvador Zamora; al igual que con la laguna de Cajititlán, ambos no tienen dere-cho de fallarle a los ciudadanos con esta demanda histórica. Aunque no se resolverá pronto, sí deben empezar ya y sobre todo tener el pulso ciudadano del malestar que se tienen en un hogar por no tener agua ni para lavarse el rostro.

59362541-867c-4706-b4e9-973829e42954

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: