CENTENARIO DE LA MUERTE DE EMILIANO ZAPATA. ¡ZAPATA VIVE Y LA LUCHA DEL EJIDO EL ZAPOTE SIGUE!

Por: Quirino Velázquez 

Sábado 13 de abril de 2019

“NOSOTROS NO CELEBRAMOS ESTE AÑO 2019 EL CENTENARIO DE LA MUERTE DE EMILIANO ZAPATA, CELEBRAMOS SU LUCHA Y SU COMPROMISO” -Nicolás Vega-

Con miras a enaltecer su legado por la justicia, la tierra y la libertad, así como rendir homenaje en el centenario de su fallecimiento, el Gobierno de México decretó: 2019 AÑO DEL CAUDILLO DEL SUR, EMILIANO ZAPATA SALAZAR. En la ceremonia de la firma del decreto (13 de enero 2019) el Presidente López Obrador señalo: “…[Zapata] comenzó el movimiento revolucionario para restituir las tierras que las haciendas les habían arrebatado a los pueblos de Morelos y a los pueblos de todo México. Esa es una enseñanza mayor: No al abuso, no a la prepotencia; sí a la justicia, sí a la justicia”. En su intervención, el Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Román Meyer Falcón, pronunció: “Tenemos la oportunidad de replantar nuestra relación con los ejidos y las comunidades, que, a pesar de representar más de la mitad del territorio nacional, se encuentran sumidos en la pobreza, la marginación y el abandono…”.
Ojalá no quede en pura palabrería (como lo hacían los gobiernos priístas y panistas) lo dicho por el Presidente AMLO y por el secretario Meyer. Así las cosas, el pasado miércoles 10 de abril se cumplieron cien años del asesinato del “Caudillo del Sur”. A un centenario de su muerte, se sigue honrando la memoria y el legado del revolucionario, su nombre es símbolo de la Revolución Mexicana y de la lucha campesina, que se resume en la siguiente frase: “El campesino tenía hambre, padecía miseria, sufría explotación y si se levantó en armas fue para obtener el pan que la avidez del rico le negaba. Se lanzó a la revuelta NO para conquistar ilusorios derechos políticos que no dan de comer, sino para procurar el pedazo de tierra que ha de proporcionarle alimento y libertad, un hogar dichoso y un porvenir de independencia”.
En el marco de la conmemoración del centenario de la muerte de Zapata, les cuento que, ya en la era de la “4ta Trasformación Nacional” y la “Refundación de Jalisco” la historia de oprobio gubernamental y la digna lucha del Ejido El Zapote, sobre las 307 hectáreas en las que se ubican parte de las instalaciones del Aeropuerto Internación de Guadalajara, sigue. Esta disputa tiene origen desde hace 70 años cuando les fueron ilegalmente arrebatas, parte de sus tierras. En efecto, en 1949 el Gobierno Federal ocupó (ilegalmente) una superficie aproximada de 247-53-97 hectáreas de terrenos propiedad del Ejido El Zapote, para la construcción del Aeropuerto Civil Federal de la ciudad de Guadalajara, según consta en el expediente número SOP/408 que se encuentra en los archivos de la SCT. El 21 de julio 1950 el Periódico El Informador publicó una nota informativa donde da cuenta “del inicio de la construcción del nuevo aeropuerto, en un predio de 250 hectáreas del Ejido El Zapote y el fracc. Asturias. El aeropuerto Las Ánimas tendría dos pistas”. Desde aquella época el ejido El Zapote ha sufrido varias sustracciones ilegales de porciones de sus tierras por parte del gobierno federal (priísta). Pero la mayor y quizá las más traumática por su enorme ilegalidad y tamaño de superficie es la que hoy usurpa con una también ilegal concesión el Grupo Aeroportuario del Pacifico, S.A.B. de C. V. (GAP) operado por “gachupines”.
La lucha del ejido por recobrar sus tierras siempre ha sido una lucha desigual, porque gobierno y GAP siempre han estado en ominoso contubernio, basta con que sepamos que el actual Director General del GAP Lic. Raúl Revuelta Musalem “fue Subdirector de finanzas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) por seis años en donde participó en diferentes procesos de privatización en el sector comunicaciones y transportes y tiene una amplia experiencia en concesiones federales” (información tomada de la página oficial del GAP). Y otro ejemplo de esa aciaga confabulación entre el gobierno (priísta y panista) y el GAP es que el Lic. Sergio Flores Ochoa actual Director Jurídico del GAP fue anteriormente Gerente de lo Contencioso y Administrativo de la Dirección General Adjunta de Asuntos Jurídicos de ASA y Subprocurador de Justicia de la Ciudad de México, además de haber sido Jefe del Departamento Legal del INFONAVIT y Gerente Jurídico de NAFINSA (información tomada de la página oficial del GAP).
Así, dada la mescolanza entre Gobierno y GAP y no obstante que han pasado 70 años del ilícito despojo de esas tierras y que el ejido ya ganó en lo jurídico el pago por ellas, y a pesar de que el año pasado, el Gobernador Enrique Alfaro (en ese tiempo electo), se reuniera con el líder moral del Ejido El Zapote Nicolás Vega y expresara (en su Twitter) que “su lucha es legítima” y anunciara que se comprometía a hacer su parte “para que se haga justicia y el Gobierno Federal salde esta deuda histórica”, y donde “dejó claro el compromiso de los ejidatarios para empujar una agenda de trabajo” para lograr el Aeropuerto que merecemos y se pronunciara para “resolver la legítima demanda de los ejidatarios, que han ganado todos los juicios en todas las instancias, es ya un compromiso del nuevo gobierno”, aún no les pagan a los ejidatarios las tierras donde se asienta parte (estacionamiento, parte de pistas, hangares, terminal, etc.) del aeropuerto internacional de la ciudad de Guadalajara.
Cabe señalar que el GAP cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y en la Bolsa de Valores de New York (NYSE) bajo el símbolo “GAP B” y “PAC” respectivamente, y opera, administra y desarrolla 12 aeropuertos internacionales en las regiones del pacífico y centro de México y uno en el Caribe (Jamaica) y tiene como socio a la empresa AENA Internacional que es una sociedad propiedad de Estado español que administra todas las operaciones aeroportuarias en España, lo que la convierte en una de las operadoras de aeropuertos más grandes del mundo. AENA Internacional es uno de los tres socios clave de GAP, actuando como su socio operador (ni así nos quieren pedir perdón los “gachupines” por los saqueos de la conquista).
El Consejo de Administración del GAP es presidido por la señora Laura Díez Barroso Azcárraga quien es una de las personas más acaudaladas de México y prima hermana del magnate Emilio Azcárraga Jean dueño de Televisa. Se deja así evidencia de la desigual lucha entre el ejido de El Zapote y el binomio en contubernio GAP-gobierno, y ojalá los actuales mandatarios (federal y estatal) terminen con esa infame componenda. Al tiempo que se desea que ahora sí se haga realidad lo dicho por el Presidente de la República “No al abuso, no a la prepotencia; sí a la justicia, sí a la justicia” y lo pronunciado por el Gobernador del Estado para “resolver la legítima demanda de los ejidatarios, que han ganado todos los juicios en todas las instancias, es ya un compromiso del nuevo gobierno”: Para concluir les cuento que “¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!”. “¡Si Zapata viviera, con nosotros estuviera!” son dos gritos que en toda manifestación o movilización del ejido El Zapote se repiten y se seguirán repitiendo mientras tanto el gobierno-GAP no le pagues sus tierras.
El trabajo y las acciones del ejido El Zapote coinciden con la frase de su líder moral, mi amigo y compadre, Nicolás Vega: “NOSOTROS NO CELEBRAMOS ESTE AÑO 2019 EL CENTENARIO DE LA MUERTE DE EMILIANO ZAPATA, CELEBRAMOS SU LUCHA Y SU COMPROMISO”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s