Ya no hay pretextos

Por Aarón Estrada

Viernes 29 de marzo de 2019

El saneamiento integral de la laguna de Cajititlán debe ser ya. Se acabaron las excusas y emprendimientos legales y económicos para no limpiar el embalse, recuperarlo y dignificar la vida de los habitantes de la zona.
Ahora se tiene todo a favor, un Gobernador que conoce la problemática, y cuenta con la capacidad jurídica y técnica para sanear la laguna; un alcalde que es oriundo de la ribera, conocedor del agravante ambiental y que ha hecho un gran compromiso de campaña para recuperar el embalse; ambos pertenecientes a una misma fuerza política que tiene la mayoría en el Congreso del Estado. Por eso no hay pretexto.
Los foros, mesas, asambleas, todo lo que se ha puesto en Cajititlán desde 2013 -a partir de la masiva mortandad de popochas- han servido de mucho en el escritorio, pero de poco en los hechos. La contaminación sigue.
Sí se hicieron plantas de tratamiento, sí se colocaron aireadores, se dio apoyo a los pescadores, pero nada de esto ha mejorado sustancialmente el entorno; pocos resultados, pero el problema continúa.
Se han hecho diversos estudios por universidades e investigadores, pero las soluciones propuestas en estos proyectos nunca se han aplicado, en tanto la crisis se agrava.
La anterior administración tuvo avances, el problema es el calendario electoral, que frena todo proceso de políticas públicas, se paralizan esos programas y lejos de dar continuidad, se cambiaron las acciones. ¿Servirán o serán nuevamente solo buenas prácticas? lo sabremos hasta el cierre de la administración.
Pero la solución debe ser de fondo, sin titubeos. Caiga quien caiga, deben cerrar la llave a todas las descargas de aguas residuales que llegan a la laguna.
Los responsables de esos proyectos de saneamiento saben bien dónde están esos ingresos de aguas negras, conocen de dónde provienen los contaminantes, de qué fraccionamientos pegados al litoral, de qué empresas colindantes con el lago, descargan de manera directa. Es del conocimiento de estos actores públicos de dónde y quienes han provocado la contaminación en la laguna. Es ahora o nunca
Es el clamor de todos los pobladores de la ribera, exigen soluciones y acciones en concreto, más que discursos y estudios, ya les dieron muchas propuestas, pese a esto, siguen escuchando, pero ya exigen una solución contundente.
La Refundación de Jalisco, si no es un eslogan publicitario y es realmente un proyecto de gobierno, un cambio en el ejercicio público, entonces debe tocar a la laguna de Cajititlán, debe ser el estandarte de reconvertir un embalse y sanearlo. Igual en lo municipal, el “Tlajomulco es nuestro”, debe verse en estos 30 meses que tiene la actual administración.
Ya no puede aguantar más la laguna, ya no hay pretextos, si no se hace en esta administración y en este sexenio, lejos estará una solución real del saneamiento integral. El gobierno de Jalisco y el gobierno municipal no tienen derecho a fallarle a los pobladores de la ribera de Cajititlán, ya no hay pretextos.

WhatsApp Image 2019-03-20 at 5.55.17 PM

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: