Una planta venenosa alerta a vecinos

Por Noemí Figueroa

Martes 26 de marzo de 2019

Lo que podría tratarse de la presencia de una posible planta conocida como hiedra venenosa, ha causado serias afectaciones en familias del fraccionamiento El Colibrí, colindante con Lomas del Sur.
Desde hace un par de semanas, vecinos pertenecientes a la calle Jazmín Blanco del conjunto habitacional han mostrado erupciones en la piel que podrían ser a causa de la sustancia de una planta de este tipo, la misma que ha crecido al interior de una vivienda particular que se encuentra en abandono sobre la mencionada vialidad.

“El primero fue mi niño, tiene pus en varias partes del cuerpo y creemos que viene de esa planta porque tendemos la ropa en la parte de afuera, y con el aire se ha contaminado, (…) yo después de eso también empecé a notar comezón en la piel y ahora mi esposa y algunos vecinos tenemos las mismas características, no sabemos qué hacer, porque por lo que veo es una planta peligrosa”, expuso para este medio un vecino de dicha calle, quien pidió la omisión de su nombre.
En busca de una posible solución, los colonos acudieron al gobierno de Tlajomulco para exponer su caso y pedir que la planta sea retirada de la finca aledaña, llamado que fue atendido por personal de la Fiscalía Ambiental, quienes cortaron la planta, pero no la retiraron del sitio, aseguran denunciantes.
“Sí vinieron y cortaron la planta, pero la dejaron aquí, nos sigue picando la piel y a mí de solo ver a mi hijo, mejor nos vamos a cambiar de casa, vamos a tirar toda la ropa porque nos pica, no sabemos cómo curar al niño, pero tiene ampollas especialmente en sus brazos, piernas y partes nobles, todo desde que tendimos la ropa afuera (…) Queremos que vengan médicos y nos revisen”, añadió uno de los vecinos mayormente afectados.
La planta que rebasó más del 1.30 metros de altura, está ubicada en finca marcada con el número 408 de la calle Jazmín, en el fraccionamiento El Colibrí.

dermatitis-venenosa

¿Cómo identificar una hiedra venenosa?

La hiedra venenosa posee hojas que crecen en ramilletes de tres; esta conformación aparece con una hoja central que presenta un largo tallo.
Las hojas son alternas, de forma alargada. La hoja central, ordinariamente es más grande que las dos laterales, aunque estas últimas presentan un tallo más prolongado.
Durante la primavera, presentan un color verde brillante y en otoño se vuelven rojizas. Sin embargo, a pesar del cambio de color, las hojas de la hiedra venenosa conservan su poder irritante.
El contacto de la piel con esta planta provoca irritación y erupciones cutáneas y en algunos casos, puede requerir el uso de medicamentos para combatir sus efectos. Pese a ello, la hiedra venenosa no está catalogada como una planta mortal.

Las erupciones en la piel que han presentado varias familias de El Colibrí, los mantiene alertas; piden intervención de las autoridades

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: