El hartazgo de la politiquería

Por Aarón Estrada

Viernes 15 de marzo de 2019

El abrazo entre Enrique Alfaro y Carlos Lomelí, a petición del Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, ocurrido en el acto público de la plaza de la República en Guadalajara, fue una exhibición del poder presidencial, pero además fue un jalón de orejas contra el súper delegado federal en Jalisco.
Antes del abrazo, López Obrador lo dijo tajante que estaba harto de la grilla barata y politiquería, que era momento de sumar esfuerzos y por eso llamó a Lomelí a subirse al estrado y abrazar a Enrique Alfaro.
Lo que no se dijo previo a ese instante, fue que abajo, antes de subir al estrado ese sábado, Andrés Manuel escuchó a una mujer con discapacidad quien le dijo que ya fue censada para obtener un beneficio económico de los programas sociales, pero que no sabía cuándo iba a recibir el apoyo.
El reclamo de la falta de entrega de estos apoyos enojó a AMLO, el Presidente jaló a Carlos Lomelí y lo regañó: “Mira en lugar de estar diciendo que hay pleitos en Jalisco, en lugar de platicarme de la politiquería, lo que importa es que se termine el censo y que pronto se resuelva el apoyo a la gente”.
Este regaño al súper delegado estatal lo reveló el propio AMLO al día siguiente en Puebla, por eso en Guadalajara, antes de llamar a Lomelí para abrazar a Alfaro, reclamó tajante a todos estar hasta el copete de la grilla barata, y no hacer frente a resolver las necesidades de fondo de los ciudadanos.
Carlos Lomelí Bolaños ajustó 100 días como súper delegado estatal en Jalisco, si bien su posicionamiento aceptable en los jaliscienses es en parte por la aprobación del gobierno de AMLO en estos primeros tres meses, lo cierto es que, en el plano del ejercicio de la función pública federal, al doctor le ha quedado corto el cargo. Aún siguen sin nombrar enlaces -anteriormente delegados – de las principales secretarías del Gobierno de la República en el Estado.
En pleno marzo, se siguen sin dar esos nombramientos de enlace, indispensables para llevar a cabo el plan de acción de la llamada Cuarta Transformación en la entidad.
Se le conoce más al súper delegado por los programas sociales -su principal función – pero como AMLO lo exhibió, no hay certeza de cuándo lleguen los apoyos a los nuevos apadronados.
Pero el mal de la grilla en lugar de ejercicio el servicio público, no es exclusivo del súper delegado, lamentablemente en distintos espacios y gobiernos municipales, la inercia de la politiquería prevalece por encima de la atención de servicios públicos.
Algunas áreas del Gobierno de Tlajomulco no son la excepción, prevalece la grilla y politiquería, la cual tiene harto a más de un ciudadano libre y miembro del pueblo sabio. El hartazgo de AMLO ante la grilla barata es general de toda la población, representa a muchos habitantes que esperan más acción de gobiernos, funcionarios federales y menos simulación de cordialidad con abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s