¿Reorganización administrativa o estructura electoral?

Por Ángeles Arredondo

Lunes 28 de enero de 2019

Alfaro está promoviendo a nivel estatal y municipal cambios en la estructura de gobierno, entre ellos la desaparición de Organismos Públicos Descentralizados y la creación de nuevas Secretarías, Direcciones y Jefaturas. Como toda reorganización o “refundación” como la denominan, el fin debería ser mejorar aquellas áreas donde no se han reflejado resultados positivos con las políticas públicas aplicadas, el reto es hacer más con recursos limitados y con una pésima relación con el Gobierno Federal producto de las traiciones de Alfaro al hoy Presidente de México, las consecuencias hoy son obvias.
Como ciudadanos debemos de estar atentos de que ésta reorganización no sea una estrategia electoral para compensar apoyos de campaña, sino que realmente abone a mejores servicios públicos para lograr la eficiencia en la administración pública.
Sin embargo, existen señales de que el Gobernador está empezando a cometer errores y contradicciones en sus primeros meses de gobierno, si revisamos algunos puntos relevantes como los salarios y el gasto, donde prometió que este Gobierno le costaría menos a los jaliscienses y asumió el compromiso de que ningún funcionario tendría un sueldo arriba de 108 mil pesos, salario que percibe el Presidente de la República, palpablemente ha roto su promesa, un ejemplo es el polémico Augusto Valencia propuesto como Director en el Gobierno estatal a quien le incrementaron 72 por ciento el salario, subiendo de 87 mil pesos a 150 mil pesos mensuales brutos, otros favorecidos son su amigo Carlos Delgado, Fela Pelayo y una larga lista de funcionarios que gozan de su amistad, los privilegios siguen.
En el tema de la desaparición de OPD´s tomemos como refe-rencia el debate de la eliminación del Instituto Jalisciense de las Mujeres para su transformación en Secretaría, la cual deja muchas dudas, la preocupación de las activistas de que no exista un retroceso y que las ONG´s sean tomadas en cuenta de forma integral es latente, sobre todo si tomamos en cuenta que aunque la nueva Secretaría tiene como nombre de ¨Igualdad Sustantiva¨ ésta no se vio reflejada en el Gabinete de Alfaro, donde declaró que él no tendría reparto de cuotas, cuando son acciones afirmativas a nivel internacional ante un escenario de desigualdad, lo cual refleja su falta de compromiso en el tema.
A partir de esta refundación se han impulsado en los gobiernos municipales de MC, modificaciones a los reglamentos de la administración pública donde podemos darnos cuenta del crecimiento de burocracia y la nómina en cientos de millones de pesos, posiblemente esto no garantice la eficiencia del Gobierno, ni mejore servicios públicos, pero si revive el dilema de que la mayor parte del presupuesto público se va en pago de nómina y no de servicios.
Los primeros meses de gobierno se han convertido en quejas sin resultados, prometió una línea 4 del tren ligero y no puede terminar la línea 3, otro de sus retos será tener apertura, autocritica y tolerancia, un ejemplo claro es el paso a desnivel de Punto Sur, donde a pesar de las quejas las obras siguen.
En resumen, Alfaro sigue impulsando la impunidad, el influyentísimo y los excesos. Lo cierto es que debemos de darle seguimiento al desempeño del Gobierno Estatal y los indicadores sin manipulaciones, para evaluar si efectivamente esta reforma administrativa cumplirá con el reto o se confirmará la teoría de que puede ser solo una estrategia para el pago de sus favores electorales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: