Se lo llevaron todo y quieren más, Calderon y Deschamps

Por Víctor Hugo Ornelas

Viernes 25 de enero e 2019

La palabra corrupción en México no se puede pronunciar sin ser relacionada con la clase política y los sindicatos, algo que se les debe agradecer a quienes ostentan el poder y hacen un ejercicio inadecuado del mismo. Gente que se embriaga de las bondades que le ofrece su posición y el dinero que puede llegar a sus bolsillos de manera fácil.
Muchos de los que aspiran a cargos públicos, lo que persiguen es una forma sencilla de cambiar su vida, de enriquecerse y de tener poder para el beneficio propio y de sus amigos; muy pocos son los que realmente están persiguiendo el bien común y su objetivo es ayudar a los demás, por ello es que vemos casos de barbarie administrativa en los gobiernos y tenemos líderes sindicales que de la única manera en la que dejan su cargo es cando literalmente se les saca de la oficina con los pies por delante.
El grado de cinismo que manejan estas personas es impresionante y durante esta semana, hay dos figuras que podríamos usar como el ejemplo perfecto, por un lado, el líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, por el otro, el ex presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa.
Deschamps es el heredero de otro cacique histórico de este País, Joaquín Hernández Galicia alías “La Quina”, quien fue su padrino político y básicamente lo adentró en el arte de convertir un sindicato en una empresa particular que genera recursos millonarios no solo con las aportaciones de los trabajadores, sino que saquea y extorsiona a la propia paraestatal con amagos y chantajes, trafica con plazas laborales y según las primeras investigaciones realizadas por el gobierno federal, se trata de una figura que se encuentra ligada a la práctica del huachicoleo.
Desde 1993 Romero Deschamps llegó al sindicato de Pemex y desde entonces se ha aferrado con sus 20 largas uñas a mantenerse como dirigente del mismo, en ese lapso, los dirigentes seccionales afines a él, (porque quien no lo es no llega al poder) han adquirido yates, casas en destinos turísticos, han abierto cuentas en el extranjero, comprado autos lujosos y alcanzado un estilo de vida que resulta una grosería para cualquier trabajador honesto de Petróleos Mexicanos.
Ese hombre, que a todas luces realiza prácticas inadecuadas desde su posición en el poder y que claramente ve tocados sus intereses con la cruzada contra robo de combustible, ha salido a declarar que apoya al presidente y esa estrategia contra el huachicol, el cuál irónicamente tomó fuerza tras pactar con el entonces secretario de energía y a la postre presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa.
Y qué decir de Calderón, un tipo con la cola tan larga que necesita aventar al ruedo a su esposa, Margarita Zavala, para lograr sus propósitos políticos, un ex presidente que tiene fama de borracho, a quien se le atribuye el exponencial crecimiento de la violencia en el País y que si alguien lo recuerda con un adjetivo calificativo de por medio, ese es “espurio” – o sea ilegitimo, pero dicho de una forma que suena más feo – luego de que así le llamaran una y otra vez en diferentes eventos públicos.
Los dos personajes pactaron en uno de los negocios de robo más grandes a la nación, los dos personajes se han querido aferrar al poder de mil y un maneras, Deschamps reeligiéndose como líder sindical, Calderón con su esposa como candidata a la presidencia de la República y ahora la amenaza de construir un nuevo partido político que de una vez lo decimos, está destinado al fracaso.
Los dos tipos son solo un botón de muestra de la infame calidad humana que pueden llegar a tener las personas que reciben la oportunidad de fijar un rumbo para el País y que eligen actuar por intereses propios, de manera voraz, vulgar, desfachatada, y que nos creen tan estúpidos que después de saquearnos, se presentan como si nada hubiera pasado y hablan de valores o peor tantito, de amor al País.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s