75 años de la parroquia de Santa Anita

Por Aarón Estrada

Viernes 25 de enero de 2019

Han comenzado las fiestas religiosas de la virgen de Santa Anita, unas de las más importantes de la zona sur de la metrópoli, para celebrar a la patrona del pueblo homólogo, vecino de San Sebastián el Grande y San Agustín.
El pasado domingo 20 de enero las conmemoraciones iniciaron con el famoso convite de carros alegóricos, tradicional desfile que abre las fiestas de la patrona de Santa Anita.
Distintos gremios desfilaron por las principales calles de esa población, como Ramón Corona, Hidalgo, Aquiles Serdán, entre otras; festejando también los 75 años de la declaratoria de la Parroquia de Nuestra Señora de Santa Anita, reconocida en la comunidad católica por sus milagros y cuidado a enfermos.
Las fiestas concluirán el 02 de febrero próximo, con la procesión de la Virgen de Santa Anita por las calles de su pueblo. A la par, celebrarán los 101 años de la curación milagrosa de 1918 con la que se logró beatificar la festejada.

19732307_333324823771236_3267639485739126034_n

Una celebración colonial

La celebración religiosa de la Virgen de Santa Anita data de la colonia, cuando la llegó a ese poblado.
Aunque hay diversas leyendas sobre cómo lo hizo, la historia más fidedigna es la que ha documentado Luis del Refugio Palacio y Basave, historiador y escritor, quien, de acuerdo a investigaciones, concluye que la imagen religiosa arribó a principios de 1560.
Narra que un ermitaño originario de un pueblo de Europa llegó a Atlixtac colectando limosna con la imagen de la Virgen María, pero como se encontraba enfermo acudió a la casa de Agustina, una curandera nativa habitante de la zona que lo intentó salvar sin éxito.
La imagen de la Virgen María se quedó en casa de Agustina, y cuando ella salía a curar enfermos se encomendaba a la figura religiosa, quien supuestamente la apoyaba con milagros para sanar. A raíz de eso, se fue adquiriendo fe y veneración en la imagen, que fue llamada Santa Anita por la devoción de los habitantes del pueblo.
Originalmente la Virgen medía 45 centímetros, tenía una túnica pintada de color verde, el manto color verde mar, esmaltado en fondo oro y mostraba sus brazos. Al fallecer Agustina, la figura fue traslada al Hospital de la Limpia Concepción, hoy conocido como el Santuario de la Virgen de Santa Anita, donde se le cambió su fisonomía a como se conoce actualmente, con estampas en color oro y cargando al niño Jesús.
A mitad del siglo XVII, Fray Ignacio Téllez, cura y ministro de la doctrina de Tlajomulco, por la historia de milagros conocidos por los indígenas de Atlixtac (Santa Anita), decidió celebrar su día el 15 de agosto y así fue durante más de un siglo la celebración por cada año.

  • 1560 llega la Virgen a Santa Anita
  • 1918 se dio la curación milagrosa que beatificó a la virgen de esa población
  • 1944 se declara Parroquía Santa Anita
  • 13 días duran las fiestas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: