LA VIRGEN DE GUADALUPE

Por Quirino Velázquez

Tiempo de contar…

“No tengas miedo, ¿acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre? Son palabras de Ella (Virgen Santa María de Guadalupe): No tengas miedo” -Papa Francisco-

LA VIRGEN DE GUADALUPE

Muchos mexicanos somos católicos y guadalupanos, pero muchos más son guadalupanos independientemente de la religión que profesan o de sus particulares creencias. La Virgen de Guadalupe es un símbolo de México y, como tal, ha participado, a través de reproducciones del manto en el que quedó plasmada, en incontables marchas, manifestaciones y, muy destacadamente, en los procesos sociales más importantes de nuestro país, como fueron la lucha por la Independencia de México, la Reforma y la Revolución Mexicana.
Yo me declaro guadalupano, guadalupano de corazón, pues quiero y admiro con todas mis fuerzas a mi Virgencita de Guadalupe, cuya imagen siempre está presente en mi casa. Ella es mi madre, me protege, me acompaña, me aconseja, y siempre está cerca de mí.
La historia del culto de Nuestra Señora de Guadalupe podríamos considerarla como un delicado drama de fe y de amor. Actualmente, se han multiplicado las expresiones de apego Guadalupano con la peregrinación, danzas, ofrendas y muchas otras manifestaciones de amor y devoción. Año tras año, el 12 de diciembre millones de mexicanos celebramos a la Virgen de Guadalupe en su santuario en la Ciudad de México y en muchísimos templos y parroquias a lo largo y ancho del país.
En todo México se festeja en esa fecha (12 de diciembre) el día de la Virgen de Guadalupe. Declarada fiesta nacional. la celebración da comienzo desde la víspera del 12 con la interpretación de “Las Mañanitas” como homenaje a la Virgen Morena. La veneración a nuestra Virgen Santa María de Guadalupe tiene origen después de que se apareciera hasta en cuatro ocasiones al indígena chichimeca Juan Diego Cuauhtlatoatzin en 1531 en el Cerro de Tepeyac.
Estos son algunos datos que explican la devoción por la “Morenita del Tepeyac”:
1.- La Basílica de Guadalupe. Este es el segundo centro católico más visitado en el mundo, solo después de la Basílica de San Pedro en Roma. Debido al crecimiento exponencial de los fieles, el 12 de octubre de 2011 se inauguró la plaza Mariana, diseñada para recibir a más de 3.000 peregrinaciones que se realizan anualmente. La Villa, como se conoce a la Basílica aloja uno de los tesoros más importantes de México: la imagen de la Virgen de Guadalupe.
2.- La Virgen de Guadalupe: patrona de América Latina. El papa Juan Pablo II, nombró a la Virgen de Guadalupe “Patrona de América” durante su visita a México en 1999. Pero además también se le conoce como “Emperatriz de las Américas”, “Misionera Celeste del Nuevo Mundo”.
3. ¿Cuántos la visitan en la Basilica? Se calcula que la devoción a la Virgen Guadalupe el 12 de diciembre del presente año, se rompió el récord de personas que lo visitaron, con más de 8 (ocho) millones de peregrinos. Esto sin contar a muchos millones más de devotos guadalupanos que vamos a los diversos templos y parroquias de todo México a visitarla ese día.
4.- ¿Quiénes creen en la Morenita del Tepeyac? Según datos de la encuestadora Kaleidoscopio.mx siete de cada diez mexicanos son devoto de la Virgen de Guadalupe. Es decir, según esta encuesta más de 90 millones de mexicanos somos Guadalupanos.
5.- El misterio de los ojos de la Virgen de Guadalupe. Científicos químicos, investigadores de la NASA y hasta famosos oculistas han tratado de descifrar la técnica de pintura utilizada en el lienzo donde se encuentra la “Morenita del Tepeyac”. La Iglesia mexicana asegura que no se ha podido explicar el origen de los pigmentos que dan color a la imagen, ni la forma en que esta fue pintada y que en sus ojos se podrían observar otras siluetas.
6.- Guadalupe es un nombre propio ambiguo (de hombre y mujer) de origen árabe en su variante en español. Proviene de wad-al-hub, “río de amor”. Su origen está en el río Guadalupe (Extremadura), que dio nombre a una popular advocación mariana, la Virgen de Guadalupe, que posteriormente se trajo a México, donde es muy venerada.
Finalmente y con todo respeto dejo una breve oración: Virgen Santísima de Guadalupe, Madre y Reina de nuestra patria. Aquí nos tienes humildemente postrados ante tu prodigiosa imagen. En Ti ponemos toda nuestra esperanza. Tu eres nuestra vida y consuelo. Estando bajo tu sombra protectora, y en tu maternal regazo, nada podremos temer. Amén.
Bien lo dice el número 266 y actual Papa de la Iglesia Católica Francisco, de nombre secular Jorge Mario Bergoglio: “No tengas miedo, ¿acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre? Son palabras de Ella (Virgen Santa María de Guadalupe): No tengas miedo”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: