Alfaro ya es gobernador

Por Víctor Hugo Ornelas

Asumió el cargo tras rendir protesta en sesión solemne en el Congreso del Estado

La “Refundación de Jalisco” es la propuesta de gobierno del nuevo titular del ejecutivo estatal, Enrique Alfaro Ramírez, que la mañana de este jueves rindió protesta al cargo en un evento protocolario en el Congreso del Estado, posteriormente, a las 12:00 del mediodía, emitió un mensaje público a la población desde la plaza liberación, el cual marcó el inicio de la era alfarista como la fuerza política que dirigirá la entidad durante los próximos seis años.
Según lo ha mencionado el propio Enrique Alfaro, llegar a la gubernatura de Jalisco ha sido parte de un proyecto de una década que ha estado marcado por una serie de triunfos y derrotas, que tuvo inicio en Tlajomulco, primer municipio metropolitano en ser gobernado por un partido de izquierda, en ese entonces, el Partido de la Revolución Democrática.
Alfaro llega a la gubernatura del Estado con el respaldo de 1 millón 354 mil 14 personas que representan el 39.05 por ciento del electorado que participó en la elección del primero de julio, pero en conflicto frontal con el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, a quien dice, apoyará en los proyectos que busquen el bien común, pero a quien le recriminó el riesgo de que se rompa el pacto federal con los estados y la imposición de los súper delegados.
El inicio del camino de Enrique Alfaro como gobernador parte en un punto donde la seguridad está marcada como uno de los temas principales, en menos de tres días, siete policías murieron a manos de criminales y los indicadores medidos por colectivos marcan una tendencia a la baja en la percepción de seguridad entre los ciudadanos.
El partido que lo abanderó a partir de este jueves como gobernador de Jalisco, gobierna en ocho de los nueve municipios metropolitanos, además de que es mayoría en el Congreso Local, por lo que todo parece estar servido para garantizar la gobernabilidad en la entidad, en donde como principal propuesta, se encuentra la construcción de una reconciliación entre gobierno y sociedad civil, “un nuevo acuerdo social que reconstruya los lazos de confianza que se han roto y que acabe para siempre con el pacto de impunidad y corrupción del viejo régimen”, uno de los puntos que ha marcado como base para el proceso de refundación de Jalisco.

ec65d0e4-d2ed-4f33-91a2-a7c9e3f1eacf

pag_6

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: