Día: 25 de noviembre de 2018

Tlajomulco colonial: la voz de su gente

Por Octavio Guevara

Es grato anunciarle, querido lector, que en esta columna le remitiremos al pasado virreinal de Tlajomulco. Quizá pensemos en una continuación a las investigaciones sobre la Ruta Franciscana, pero no es así. Mucho hemos conocido sobre el pasado de Tlajomulco, aunque siempre se nos remita a los edificios históricos, costumbres y tradiciones, que, por cierto, debería continuarse a profundidad esa ardua labor.
La Historia parece no tener sentido cuando se nos enseña a entregar resúmenes de libros de texto, a transcribir biografías, a aprender de memoria fechas y acontecimientos, etcétera, sin permitirnos comprender el pasado de manera objetiva. Por eso mismo, hemos pensado en mostrarles un pasado ‘‘vivido’’, sí, vivido; pero no por un político o hijo ilustre del Municipio. No hablaremos de la historia de los pueblos, haciendas y ranchos, sino de sus pobladores, comunes unos y de más prestigio otros.
Esta historia social nos remite a varios ámbitos: vida cotidiana, mentalidades, etc. Veremos algunas situaciones que hoy podrían llamarnos la atención, ¿Cómo reaccionaron los pobladores de Tlajomulco ante una situación, común para nosotros el día de hoy? Siempre hemos escuchado a los mayores decir ‘‘ya no es como antes…en mis tiempos…’’, pero ¿Qué tanto hemos cambiado de mentalidad? Y cuando nos aventuremos a leer los casos, que la próxima semana comienzan a aparecer aquí, nos detendremos a reflexionar esos cambios: qué prevalece entre nosotros, en qué hemos avanzado, cómo explicamos nuestro pasado, y muchas preguntas que dependerán de la curiosidad del lector.
La intención de mostrarles este pasado de Tlajomulco se da con la aportación del historiador Rey Orozco. Él se encuentra realizando una investigación de esta índole, entre varios proyectos en sus estudios universitarios, aceptando compartir con el público parte de estos ‘‘hallazgos’’ que en los archivos históricos suelen suceder. ‘‘Hallazgos’’ porque se encuentran en los acervos documentales menos pensados y con un contenido relevante. Se incluirán también algunos casos abordados por otros autores.
Debemos dejar claro que estos casos fueron atendidos por la Iglesia, a veces en colaboración con las autoridades civiles. Nos encontramos ante una sociedad patriarcal, religiosa (devota), donde se conserva el honor y el prestigio; paternalista (atención a los indios) y jerarquizada, procurando preservar el orden y las buenas costumbres. Emitir un juicio de valor no es recomendable, puesto que hablamos de otro tiempo y espacio: un contexto del que apenas se conservan rastros y las investigaciones tratan de aclararlo; pero sí se recomienda reflexionar nuestro presente. ¿Y el espacio? Esta investigación tomará en cuenta todo caso ocurrido en cualquier punto de la jurisdicción colonial de Tlajomulco. Esperemos que durante algunas semanas pueda usted conocer, interesarse y reflexionar sobre el pasado de Tlajomulco, vivido desde su gente.

octavio.jpg

Gobierno tiende la mano a ejidos del municipio

Por Aarón Estrada

Instalan Consejo de Desarrollo Rural de Tlajomulco, su objetivo será definir prioridades para inversiones en el sector productivo



El alcalde Salvador Zamora Zamora, tendió la mano del Gobierno Municipal a los ejidos asentados en el territorio tlajomulquense, para que de manera general mejoren sus condiciones de producción agrícola e incluso pecuaria, durante los próximos tres años, así lo dejó en claro, durante la instalación del Consejo de Desarrollo Rural de Tlajomulco.
“Tenemos la gran oportunidad de poder trabajar en los siguientes tres años, creo que hoy hay una inmejorable situación para que los ejidos tengan una perfecta comunicación con el Gobierno Municipal, con las diferentes áreas del gobierno y con las diferentes instituciones ligadas de alguna manera con los productores”, indicó Zamora Zamora.
El mediodía del pasado viernes 18 de noviembre, Salvador Zamora tomó protesta a los integrantes del Consejo de Desarrollo Rural de Tlajomulco, órgano que tendrá la tarea de ser una instancia de participación ciudadana con los productores y agentes de la sociedad rural en la definición de prioridades, planeación y coordinación de los recursos dirigidos a inversiones productivas y el desarrollo rural.
En ese contexto, el primer edil de Tlajomulco refirió que su gobierno será de gran compromiso con el sector agropecuario, fomentando el desarrollo económico de esa cadena productiva, siendo un gobierno de amplió compromiso con los productores, ya que conoce desde sus raíces las necesidades que viven, las cuales se pueden convertir en oportunidades para un mayor desarrollo.
El Consejo Municipal de Desarrollo Rural lo preside el alcalde, con un suplente, en este caso el asignado es la dirección general de Desarrollo Agropecuario del Gobierno de Tlajomulco, acompañado del regidor presidente de la comisión edilicia de asuntos agropecuarios, con representantes de la iniciativa privada del sector, representantes de ejidos, cadenas productivas, organizaciones de productores, instituciones educativas y científicos del campo asentados en el municipio, cuyos cargos son honoríficos -sin salario por ocupar dichos puestos- y concluyen hasta septiembre de 2021.

A %d blogueros les gusta esto: