Una fosa llamada México y un plan de seguridad

Por Aarón Estrada

“México País de fosas” es el título del reportaje elaborado por una red de periodistas independientes, a través de la plataforma Quinto Elemento Lab, quienes documentan la existencia de casi dos mil fosas clandestinas en lo amplio y ancho de todo el territorio nacional en un periodo de 10 años, de 2006 a 2016, halladas en 24 estados del País.
En esas mil 978 fosas clandestinas halladas, se han encontrado 22 mil 79 restos óseos, dos mil 884 cuerpos, 324 cráneos, 217 osamentas y miles de restos de fragmentos de huesos, donde sólo 16 víctimas han sido identificadas, mas no se ha hecho justicia.
Ese es el resultado del trabajo de investigación del reporte “México País de fosas” elaborado por 15 periodistas de distintos estados, una de ellas, como coordinadora, es la jalisciense Alejandra Guillén, quienes trabajaron por el periodo de 2 años en esa investigación periodística que asoma el tamaño de la barbarie de la violencia que impera en México, desde que en diciembre de 2006 el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa declaró la guerra contra el narcotráfico.
En Jalisco, en 10 años -de 2006 a 2016- se documentó el hallazgo de 214 cuerpos en 137 fosas clandestinas, de las cuales en su mayoría se encontraron en municipios del Área Metropolitana de Guadalajara, siendo Tlajomulco uno de los municipios del País con mayor número de fosas documentadas.
En el vecino Estado de Colima, en esa misma década (2006-2016) se hallaron 39 fosas, donde exhumaron 59 cuerpos, en su mayoría hombres. En la actualidad, de 2017 a la fecha, de acuerdo a estadísticas del Alto Comisionado de Seguridad Pública, Colima es la entidad con mayores indicadores de violencia, registrando más de 6 homicidios dolosos por cada mil habitantes.
La barbarie de violencia que azota a todo el territorio nacional desde 2006, esta imparable, en el contexto emergente de cesar esa violencia, el pasado miércoles 14 de noviembre, Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México presentó su Plan Nacional de Seguridad Pública.
A grandes rasgos, el plan de AMLO establece la creación de una Guardia Nacional, encabezada por altos rangos militares, integrantes de la Marina Armada de México y la Policía Federal, quienes serán los encargados de la seguridad pública del País, además de la creación de este cuerpo elite de seguridad pública.
Para llevar a cabo la conformación de la Guardia Nacional se requiere una reforma constitucional diferente a la presentada por Enrique Peña Nieto, reforma que deberá pasar por el Congreso de la Unión -Cámara de Senadores y Cámara de Diputados- donde tiene mayoría Morena, el partido de AMLO.
Pero también prevé el desarrollo de políticas sociales, principalmente becas enfocadas a los niños, adolescentes y jóvenes, donde se destinarán más de 15 mil millones de pesos anuales, con la finalidad de que ningún mexicano en el rango de esas edades, se queden sin estudios y se incorporen al campo laboral, o a una actividad deportiva y artística. Por primera vez, se vincula desde el poder federal, un proyecto de seguridad con labores de atención a la juventud, de manera directa.
La propuesta de mandar militares a la nueva Guardia Nacional, ha sido criticada por distintos sectores, actores políticos y expertos en temas de seguridad, argumentando el incremento militarizado en el País, como única solución en dar seguridad a la ciudadanía. Lo que resulta asombroso e incongruente es que algunos críticos de la militarización del plan de seguridad de AMLO, son actores políticos que aplaudieron la presencia de mandos castrenses en las labores operativas de comisarías municipales.
El antídoto para disminuir la violencia llamado Guardia Nacional, es ver que tanto saldrá favorable para recuperar la paz en México o que tanto podrá potencializarla. Eso no se verá el 01 de diciembre cuando Andrés Manuel López Obrador asuma la presidencia de la república, sino será paulatina a los primeros 10 meses de su gobierno cuando se ponga en marcha dicho proyecto de nación. Mientras eso sucede, en algún rincón del territorio llamado patria, hay cuerpos y restos óseos, que son buscados por familiares víctimas de la violencia desatada desde hace más de 12 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s