“Fífis” contra “Chairos”, el extraño enemigo

Por Aarón Estrada

En redes sociales cada vez hay menos debate, más crítica sin propuesta, discursos con calificativos discriminatorios y sólo dos contrastes, cuando se refiere a opiniones a favor o en contra de las acciones que está tomando el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
Los “Fífis” contra “Chairos”. Sólo hay de dos, Los “Fifis”, según los “Chairos”, son aquellos ricos o clase media alta, afines a los negocios tranzas de los gobiernos priístas y panistas, que critican desde un punto de vista elitista las nuevas formas de hacer política desde el poder a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pero los “Chairos”, según los “Fifis”, son aquellos pobres, clase media, ignorantes, holgazanes, salidos de escuelas públicas, en su mayoría de ciencias sociales, que desean ser mantenidos por el Estado, sin trabajar, que aplauden cualquiera acción o propuesta de AMLO, sin saber que trae algún perjuicio para el futuro económico de México.
Tras la consulta del destino del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) se agudizó este debate crítico, principalmente en redes sociales, entre “Fifis” versus “Chairos”. La polarización, entre el rico, gandalla, tranza, derechairo, contra el pobre, flojo y socialista de la vieja guarda, retomando nuestro entorno mediático.
Ver a la historia en blanco o negro, malos y buenos, ha sumergido a la identidad nacional, en un discurso de ciegos e ignorantes, que lejos de fomentar el interés por nuestra historia nacional, por conocer de manera más humana a los personajes que forman parte importante en este País, referente de punto de partida para una nueva conciencia colectiva y tomar decisiones trascendentales para México, nos ha sumido más en el discurso en espiral sin final, de ricos contra pobres, los ladrones contra los mártires; los de izquierda idealista y desorganizados contra la derecha doble moral y voráz.
Pensar en que una discusión se impone, por ver quien insulta más al otro, viceversa, o quien usa más descalificativos discriminatorios contra los otros grupos, o ve una opinión sólo con un ojo, de que es a favor o en contra de un personaje en general, lejos de decir que eso tenga el significado de debate, genera un ruido altamente contaminantes en redes sociales y abona a que el común de los mexicanos, desinformados, se alejen más de espacios de información y análisis.
Todos los culpables ante esa polarización absurda en un País, cuyos principales problemas no es si hay más ricos y pobres a favor o en contra del próximo presidente de México, o si un aeropuerto es el apocalipsis de la economía nacional. El verdadero problema que sigue padeciendo México es la inseguridad, antropofagia animal que vivimos con tanta violencia y sobre todo la deshumanización de la sociedad exhibida en casos como el “Monstruo de Ecatepec” -aquel individuo que confesó haber matado a cerca de 20 mujeres, que previamente violó, degolló, descuartizo, hizo filete parte de su cuerpo e incluso asó y dio de comer a sus perros-, es ahí, en esa imparable violencia, lo común de ver cuerpos envueltos en bolsas, donde está el verdadero riesgo del País.
El extraño enemigo no son ciudadanos marchando en favor de un proyecto aeroportuario, tampoco los que defienden en redes sociales todo lo que hace y dice AMLO. El extraño enemigo es el que desata violencia sin freno, deshumanizante y sigue a la alza, con o sin elecciones de por medio. A ese deben hacer frente “Fifis”, “Chairos” y quienes tampoco votaron el 01 de julio pasado, que son algo así como más de 40 millones de mexicanos.

c0e0b137-89fb-4da6-a951-5a2956d8764f

1 pensamiento sobre ““Fífis” contra “Chairos”, el extraño enemigo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: