Se les agota el lujo y calidad a los River

Por Noemí Figueroa

Algunas unidades muestran deterioro en ventanas, asientos y lámparas; usuarios se quejan del mal servicio

A cuatro años de haber ingresado las primeras unidades de servicio de transporte público pertenecientes a la empresa transportista River, algunos camiones ya muestran los estragos del tiempo.
Dichas unidades que brindan su servicio partiendo de la cabecera municipal de Tlajomulco con destino a la antigua central camionera ubicada en la zona centro de Guadalajara, comenzaron a circular cobrando 10 pesos por pasaje, bajo el argumento de brindar un servicio de alta calidad y comodidad para el pasajero, además de asegurar un asiento y contar con aire acondicionado y conexión wi-fi gratuita.
De lo mencionado anteriormente, las redes de wi-fi de estos camiones no han estado en funcionamiento desde que iniciaron labores la ruta River, además algunas unidades ya presentan daños en sus asientos, lámparas estrelladas y fuera de función y algunas otras unidades no brindan el servicio de aire acondicionado.
Así mismo, el servicio que brindan a los pasajeros deja mucho que desear, pues en diversas ocasiones, las quejas de los usuarios están relacionadas con el pésimo conducir de los operadores.
Ejemplo de ello ocurrió la tarde del pasado martes 16 de octubre, fecha en la que un accidente que colapsó el tráfico de carretera Santa Fe – Tlajomulco, ocasionó contratiempos para quienes viajaban a bordo de una unidad de transporte de la empresa River.

Y es que luego de que la carretera fuera cerrada de manera temporal, las unidades de transporte público se vieron obligadas a circular por la prolongación Jesús Michel González con rumbo hacia el fraccionamiento Lomas del Sur, en donde los cerca de 20 pasajeros que viajaban a bordo fueron trasladados a una unidad de la ruta 187 sin previo aviso, cuya ruta minutos más tarde, dejó a los pasajeros varados a mitad de dicha unidad habitacional. “Resulta que al camión que nos cambiaron que además era un 187, iba de nuevo a la cabecera, entonces nos tuvimos que bajar, porque el chófer dijo que él no estaba enterado, que a él le dijo el del camión River que se detuviera para pasarle el pasaje (…) Tuvimos que pagar a otro camión y perdimos 20 minutos en hacerlo”, compartió la señora Fátima, quien dijo residir en el municipio de Tlaquepaque.
A dicha denuncia se sumó el evidente deterioro en algunas unidades, mismos que a simple vista se reflejan en ventanas y puertas estrelladas “cobran 11 pesos, no tienen una frecuencia de paso regular y para acabarla de joder (sic) sus camiones ya no son tan de lujo como los presumen, vamos de mal en peor”, finalizaron los pasajeros afectados.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s