Linea 4, más que una ampliación de tren

Por Víctor Hugo Ornelas

Dentro de la serie de promesas asumidas por los gobiernos entrantes, en sus tres niveles, sin lugar a duda el tema de la seguridad resulta ser el más importante en todo el País, y ya enfocándonos en cuestiones locales, la creación de la Línea 4 del Tren Ligero es sin lugar a duda lo que más llama la atención para los ciudadanos de Tlajomulco y parte importante del Área Metropolitana de Guadalajara.
El desarrollo de este proyecto es una posibilidad sumamente sólida, puesto que en él se deposita la coincidencia de las intenciones que tiene el Gobierno Federal y el Gobierno Estatal, además de la relevancia que representa para el Gobierno Municipal, pues el desarrollo de una cuarta línea del tren ligero hacia Tlajomulco podría ser la acción más relevante en mucho tiempo para la demarcación.
Todos recordamos que en 2015 existió un debate en la ciudad con respecto al trazo que debería tener la Línea 3 y que finalmente por razones, más políticas que de otra índole, se planificó para correr por los municipios de Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque, dejando fuera al municipio con la mayor tasa decrecimiento poblacional en los últimos 20 años.
Como en todo, el tiempo termina por poner las cosas en su lugar y el tiempo nos ha mostrado que no fue la mejor decisión perforar las entrañas del centro de la ciudad para construir la línea férrea y sus estaciones por los problemas técnicos que ha enfrentado la obra y que todavía no se pueden solventar, lo que ha generado un retraso de más de un año en el desarrollo de la misma, al grado de que ya es oficial que la operación de la Línea 3 iniciará entre abril y mayo de 2019.
El tiempo también nos ha enseñado que esa tercera línea de tren debió haber tenido como destino el sur de la metrópoli dónde es un auténtico calvario para los ciudadanos lidiar con el servicio de transporte público, porque las rutas de camión y su parque vehicular resultan insuficientes para dar un servicio adecuado a sus usuarios.
Sin embargo el tiempo abrió nuevas posibilidades, las cuales parecen que a final de cuentas serán benéficas para el municipio, pues el proyecto inicial de una línea a Tlajomulco contemplaba un trazo que iniciaría en la estación Tesoro de la Línea 1 y concluiría en la Zona del Valle a la altura del fraccionamiento Santa Fe.
Para la Línea 4 el proyecto ha sufrido algunas modificaciones que parecen ser bastante atractivas, debido a que se contempla una ampliación adicional en la ruta y está llegaría hasta la cabecera municipal.
No podemos decir que el proyecto llega a buen tiempo, simplemente podemos decir que llega y que sin lugar a duda vendrá a aportar una parte importante de la solución que urge encontrar para atender los problemas de transporte y movilidad, que servirá para cortar tiempos de traslado y para desahogar algunas vialidades.
Lo que una línea de tren ligero le puede aportar al municipio va todavía más allá de lo mencionado, esta abrirá una oportunidad para el desarrollo económico y hasta para la reconstrucción del tejido social que se ve afectado, en principio, por lo dispersas que son las familias actualmente, conformadas por integrantes que en su mayoría utilizan su casa sólo para dormir y tienen una convivencia reducida con los demás habitantes del hogar.
Tlajomulco tiene la oportunidad de que a partir de este momento pueda diseñar una serie de proyectos paralelos a esa tan anhelada linea de Tren Ligero para sacarle todo el provecho posible y hacer lo que otros municipios no han logrado con los trazos que ya corren por su territorio, es momento entonces de pensar a lo grande y aprovechar todas las circunstancias para que el protagonismo que tiene Tlajomulco en el Área Metropolitana no sea únicamente por sus casas abandonadas, el colapso urbano y otros problemas, sino que se convierta en uno de los mayores atractivos de esta Metrópoli.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: