El transporte público: anarquía y tragedia

Por Aarón Estrada

Cuando los estudiantes salen a marchar, es que algo anda mal. Los estudiantes deben estar en las aulas. En el sexenio de Aristóteles Sandoval en Jalisco, se han realizado al menos cuatro marchas convocada y encabezadas por estudiantes, principalmente de la Universidad de Guadalajara.
Las demandas han sido claras, alto a la violencia, desapariciones, algo que afecta a toda la República Mexicana, pero en lo particular, en dos ocasiones han salido a manifestarse contra el transporte público que se presta en la entidad, principalmente en la Metrópoli.
En dos ocasiones los estudiantes han exigido un cambio al sistema de transporte público, el cual ha cobrado la vida de al menos 100 personas en cinco años y medio que va del gobierno de Aristóteles Sandoval. Vidas humanas que han sido arrebatadas vinculadas a unidades del transporte público.
El lunes se registró el homicidio de dos alumnas del Centro Universitario de Ciencias Social y Humanidades de la Universidad de Guadalajara (CUCSH), dos mujeres, una por herida de arma blanca, al resistirse a un asalto, estudiante de derecho y otra estudiante falleció víctima del transporte público, cuando conducía su bicicleta, justo a unos metros al salir de ese campus universitario.
La segunda muerte causó que los estudiantes de la Universidad de Guadalajara salieran nuevamente a las calles a manifestarse, 10 mil alumnos otra vez salieron a protestar por el pésimo servicio del transporte público, el cual ya se ha ganado el calificativo de criminal, exigiendo se generen senderos seguros y se ponga un freno al actual servicio.
Tlajomulco aporta dos grandes estandartes al desastroso sistema de transporte público que impera en Jalisco, se trata de la Ruta 186 y 187, quienes han estado involucradas en el 90 por ciento de los homicidios de personas a causa de unidades del transporte público. ¿Pero que les ha pasado?, nada, efímeros castigos, como es quitarles la concesión a unidades, procesos penales, donde en muchas ocasiones los chóferes (si son culpables) lo pagan fuera de una cárcel, y todo, absolutamente todo, sigue igual.
La mejor estampa en nuestro municipio de que el transporte público es un fracaso e impera la anarquía, es la calle Constitución de la Cabecera Municipal. Ahí prevalece la ley de la selva, no hay autoridad vial, no existe. Ya se les pasó la muerte de dos menores de edad de hace un año, ya pasó, ahora retorna el caos. No hay poder Municipal, Estatal o Federal, que ponga orden. Simplemente a nadie le interesa.
El gobernador electo Enrique Alfaro Ramírez presentó su gabinete el pasado miércoles 03 de octubre, en donde aparece Diego Monráz como futuro titular de la Secretaria de Vialidad, alguien quien ya había ocupado ese cargo en la administración de Emilio González Márquez, en cuyo sexenio, no sólo hubo deterioro al sistema de transporte público, sino que fue el comienzo del desastre y anarquía que hoy padecemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s