Día: 30 de septiembre de 2018

Remodelarán vialidades en Cabecera Municipal y Zona Valle

Por Aarón Estrada



Ayuntamiento aprueba la inversión de 13 millones de pesos en tres proyectos de infraestructura urbana




Tres obras de infraestructura urbana para Cabecera Municipal, Valle Dorado, San Sebastián el Grande y la avenida Adolf B. Horn, con una inversión de 13 millones de pesos darán inició en próximos días.
En la Cabecera Municipal se sustituirá el adoquín, redes de drenaje y agua potable de la calle Nicolás Bravo, en donde se colocará concreto hidráulico, con banquetas y señalización por un monto de cuatro millones 647 mil pesos, en el tramo de la calle Constitución a Porfirio Diaz.
En tanto en San Sebastián el Grande, se rehabilitará la red de alumbrado público de la unidad deportiva de esa delegación y calles aledañas a ese espacio público, con un monto de 621 mil pesos, lugar donde se instalarán luminarias tipo led.
En el fraccionamiento Valle Dorado se invertirán cuatro millones 782 mil pesos en el reencarpetamiento de la avenida principal, del tramo que corre de la zona oriente hasta el fraccionamiento Valle de los Robles.
Mientras que en la avenida Adolf B. Horn, se instalarán redes de drenaje y asfalto en la calle Guayabo, de su entronque con esa vialidad hasta la calle La Gigantera, en los límites con Tlaquepaque, con una inversión de dos millones 916 mil pesos.
Este paquete de inversión pública que se desprende de partidas estatales, fue aprobado en la última sesión del Pleno del Ayuntamiento 2015-2018.
Se pretende que dichas obras inicien a la brevedad, durante octubre y noviembre próximo, antes de cerrar el 2018.
Para el próximo sábado 29 de septiembre se inaugurará el ramal de El Chirimoyo en San Sebastián el Grande, vialidad que conecta a esa población con la delegación de Santa Anita en Tlaquepaque, será la última obra que entregue el Gobierno de Alberto Uribe Camacho.

WhatsApp Image 2018-09-25 at 16.16.16

CUYUTLÁN DE SAN MIGUEL -II parte-

Por Octavio Guevara

Continuando con el contenido del libro PUEBLOS ANTIGUOS DE TLAJOMULCO, publicado el 20 de julio de 2018, coordinado por un servidor con la colaboración de los historiadores Jacqueline Salcedo y Rey Orozco, que ahora se encuentra en línea en redes sociales de manera gratuita podemos citar que de acuerdo las Noticias Geográficas y Estadísticas del Departamento de Jalisco, el pueblo de Cuyutlán en el siglo XIX pertenecía al curato de Tlajomulco, contaba con una población de 1,026 habitantes, la mayoría de estos se dedicaban como actividad principal a la agricultura, dentro de esto encontramos la siembra de trigo, maíz y frijol. El clima es algo húmedo. En esta época Cuyutlán, tenía un juzgado de paz y una escuela municipal. En cuanto a su ubicación, distaba de la cabecera del partido a 2 leguas al S.E. lo que actualmente seria a 8.5 kilómetros del centro de Tlajomulco y a 44 kilómetros del centro de la ciudad de Guadalajara.
En el pueblo de San Miguel Cuyutlán está localizado en las faldas del cerro Viejo, la población se dedicaba principalmente a la producción de trigo, maíz, frijol, camote y frutas como el mango y las uvas.
Existen varios casos de despojo en Tlajomulco se localizan por medio de las quejas por conflictos de agua ante el Gobernador del Estado, por la prohibición y abusos de agua de arroyos, lagos y ojos de agua; en febrero de 1908, Hilario Morales y más vecinos del pueblo de Cuyutlán, piden sea solicitado a Francisco Real que no les prohíba el uso del agua de los Laureles de la cual habían hecho uso desde años atrás:
“Que somos dueños y hemos estado disfrutando hace muchos años de una pequeña corriente de agua conocida por el arroyo de los Laureles procedente de una vertiente que brota al sur de dicho pueblo de Cuyutlán. Con tal agua hacemos el riego de nuestras pequeñas huertas, lo cual no hemos podido ejecutar desde el trece de enero pasado, en que Don Francisco Real vecino acomodado del pueblo, de propia autoridad ha desviado la corriente para aprovecharla en sus terrenos”.
En el Archivo Histórico Tlajomulco de Zúñiga, se encuentran varios documentos sobre los problemas entre los campesinos indígenas y los grandes propietarios fueron muy comunes en Tlajomulco. Un documento fechado en la Hacienda de La Concepción el 9 de febrero de 1918, hace constar que los indígenas de Cuyutlán exigían el maíz que el hacendado Isidro Orozco les había arrebatado: 300 hectólitros.
En el Diario Oficial de la Federación, publicación de 27 de mayo de 1921, según consta, el 20 de agosto de 1915, los vecinos de San Miguel Cuyutlán solicitaron al C. Gobernador del Estado de Jalisco la restitución de su ejido. En 1848 este ejido se repartió entre 181 y 191 indígenas, hasta que los hacendados circunvecinos les despojaron violentamente. El C. Gobernador resolvió el 7 de febrero de 1916, otorgarles una posesión provisional de 1,500 hectáreas de tierra.
De los datos recabados, se sostiene que el pueblo de San Miguel Cuyutlán tenía 924 habitantes distribuidos en 259 familias, cuyos jefes eran agricultores; el pueblo contaba con 31 hectáreas de mala calidad. La resolución del Gobernador fue tomada con negativa por los indios, solicitando una nueva revisión.
Por resolución presidencial de 10 de mayo de 1921, dotó al pueblo de San Miguel Cuyutlán con 2,540 hectáreas. Se afectaron las fincas de ‘‘El Recreo’’, ‘‘El Derramadero’’, ‘‘El Membrillal’’, ‘‘La Esperanza’’ y anexas, propiedades del C. Ildefonso Tejeda; ‘‘La Joya’’ y ‘‘Santa Rita’’, propiedad del C. Isidro Orozco, y el resto se tomó de las propiedades de los CC. Jorge Orozco, Cristianino y José María Landino y Francisco del Real.

Salvador Zamora presentará su gabinete hasta el lunes

Por Aarón Estrada



La tesorería quedará a cargo de Irlanda Baumbach, ex jefa de finanzas del gobierno de Guadalajara y la controlaría municipal estará encabezada por José Luis Ochoa González



El Gobierno Municipal de Tlajomulco, encabezado por Salvador Zamora Zamora, tendrá como secretario general del Ayuntamiento a Omar Cervantes Rivera, quien durante los últimos seis años se desempeñó en la dirección y posteriormente fue coordinador de Participación Ciudadana y Construcción de Comunidad del municipio.
Cervantes Rivera es la propuesta que presentará para ese cargo Salvador Zamora al Pleno del Ayuntamiento que iniciará labores el próximo 01 de octubre en la primera sesión ordinaria.
La propuesta de Zamora Zamora para dirigir la Tesorería Municipal es Irlanda Baumbach, quien anteriormente en el trienio 2010-2012 había trabajado en esa misma dependencia como encargada de finanzas y apenas en septiembre pasado, ocupaba ese cargo en la Tesorería de Guadalajara, personaje de confianza y mano derecha del ex tesorero tapatío Juan Partida Morales, futuro Secretario de Administración, Planeación y Finanzas del Gobierno de Jalisco.
La contraloría municipal quedaría bajo la titularidad de José Luis Ochoa González, quien hasta en este momento, laboraba en esa misma dependencia como jefe de responsabilidad administrativa.
Hasta el mediodía de ayer jueves, Salvador Zamora Zamora no había dado a conocer de manera oficial a quienes conformarían su gabinete, se espera que esos anuncios los haga antes de rendir protesta el próximo 30 de septiembre o sea una vez como alcalde en funciones a partir del lunes 01 de octubre. Por ende, no se conocen de manera oficial los nombres de mujeres y hombres que ocuparán los principales cargos en el Gobierno de Tlajomulco para el periodo 2018-2021.
Durante el transcurso de la semana -de lunes 24 al jueves 27 de septiembre – los rumores y menciones de posibles integrantes del gabinete de Zamora Zamora circularon en distintos medios, sin embargo, no se dio nada oficial, pero sí sostuvieron una reunión privada en un salón del hotel Encore, en el corredor Adolfo López Mateos Sur, el pasado martes 25 de septiembre.

Tesorería-Tlajomulco

Liquidan a más de 1000

Desde el viernes 21 hasta ayer jueves 27 de septiembre, se llevó a cabo el proceso de liquidación a más de 920 servidores públicos y funcionarios del gobierno saliente de Tlajomulco, como parte del proceso de conclusión de la próxima administración 2018-2021.
En este proceso de liquidación se les pagó hasta el día 30 de septiembre, se incluyó sus prestaciones a las que fueron acreedores hasta ese día, así como lo correspondiente a su aguinaldo y se les entregó, en algunos casos, el bono por el día del servidor público.
Las liquidaciones se hicieron en tres etapas, la primera, fue aplicada para un grupo de 300 empleados y funcionarios públicos de primer nivel el pasado 21 de septiembre, la segunda se aplicó el 24 y 25 de septiembre a más de 500 trabajadores de confianza y la tercera y última a un grupo superior de 200 funcionarios, ayer jueves.
A cada uno de los finiquitados se les hacía firmar su respectiva renuncia, previo a entregar su cheque con su liquidación, documento que sirve como aval al Gobierno de Tlajomulco, para evitar posibles denuncias por despidos injustificados.

A %d blogueros les gusta esto: