Día: 8 septiembre 2018

Plantel 16 de Cecytej en Santa Cruz de las Flores, obtiene nivel II del SNB

Por Aarón Estrada

El certificado fue otorgado por el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz a los directivos de ese plantel por un periodo de dos años



El plantel 16 del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Jalisco (Cecytej) con sede en Santa Cruz de las Flores, obtuvo en agosto pasado la acreditación del nivel II del Sistema Nacional de Bachillerato (SNB) para un periodo de dos años, ante la Secretaría de Educación Pública.
La entrega del certificado del SNB II al plantel 16 del Cecytej fue otorgado por el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz a los directivos de esa comunidad estudiantil, aplaudió que lograr esa certificación es un reconocimiento a su esfuerzo de directivos, administrativos, maestros y alumnos, por hacer de su escuela una de las primeras de todo el sistema Cecytej de contar con dicha certificación de su calidad educativa.
La maestra Vania Sotomayor Ibarra, directora del plantel 16 de Cecytej, comentó la satisfacción de la comunidad escolar por la obtención de su certificado que los acredita como Nivel II del SNB, porque esta certificación representa todo el esfuerzo fruto del trabajo colegiado de los docentes, administrativos, padres de familia, pero sobre todo de los estudiantes encaminado a ofrecer una educación de calidad. Además, mencionó que el factor determinante para alcanzar estos logros lo ha caracterizado la gestión y el trabajo de liderazgo encabezado por el maestro Javier Romero Mena director general de Cecytej.

El ingreso al SNB es parte de las políticas a largo plazo instrumentadas por la SEP y apoyadas por la Secretaría de Educación Jalisco con el fin de elevar de manera significativa el nivel de calidad en beneficio de los educandos; implica para el Plantel del Cecytej Tlajomulco de Zúñiga que se han atendido aspectos relacionados con los planes y programas ajustados a la educación por competencias y al desarrollo de los campos del conocimiento; que sus docentes reúnen las competencias previstas por la RIEMS; la organización de la vida escolar es apropiada para el proceso de aprendizaje, la seguridad y en general el desarrollo de los alumnos; e instalaciones materiales suficientes para llevar a cabo el proceso de aprendizaje y el desarrollo de competencias.
Esta certificación implica que el plantel ha concretado cambios y proceso de calidad en sus planteles, programas educativos ajustados por competencias y al desarrollo de los campos del conocimiento, que se han determinado necesarios conforme a la Reforma Integral de Educación Media Superior (RIEMS), con docentes que reúnen las competencias del REIMS, organiza la vida escolar apropiada para el proceso de aprendizaje, seguridad y desarrollo general de los alumnos e instalación materiales suficientes para llevar a cabo el proceso de aprendizaje y el desarrollo de competencias.
Por su parte, Javier Romero Mena director general de CECYTEJ invitó a los planteles certificados a llevar siempre el esquema de calidad para que tenga impacto en sus vidas, pero sobre todo en los de los estudiantes, exhortándolo a seguir mejorando y logar el nivel I y para dentro del Sistema Nacional de Bachillerato. Ingresar al SNB es una relevante alternativa que nos brinda la certeza de ejercer un desarrollo institucional que nos permitirá alcanzar la consolidación como institución educativa.

WhatsApp Image 2018-09-06 at 12.08.00-2

Ejército hace campaña de canjear juguetes bélicos por didácticos y deportivos

Por Aarón Estrada

Establecen módulo de canje en la Cabecera Municipal, el cambio de juguetes es gratuito y permanecerá hasta el próximo 11 de septiembre



La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a través de sus distintas zonas militares del País, comenzó desde agosto pasado una campaña de canje de juguetes bélicos y violentos, por otros juguetes didácticos, carros, deportivos, tradicionales y de destreza, en distintos puntos de canje que estableció en los municipios donde se registran mayor índice de violencia delictiva, uno de ellos, Tlajomulco de Zúñiga.
Esta campaña denominada “juguemos sin violencia” tiene un punto de canje de juguetes en la explanada del Jardín Benito Juárez de la Cabecera Municipal, cuyo módulo se instaló desde el pasado 27 de agosto, el cual tiene horario de 09:00 a 15:00 horas de lunes a viernes, siendo atendido por personal militar, el cual cerrará el próximo 11 de septiembre.
Las niñas y niños a través de sus padres de familia, entregan en ese módulo sus juguetes bélicos (armas, soldados, flechas, espadas, escudos, entre otros que hagan alusión a la violencia) y en cambio, según el valor del juguete entregado, la cantidad de juguetes que llevan, se les da otro juguete didáctico, deportivo, recreativo e incluso hasta triciclos por parte del personal militar de manera gratuita, sólo los padres deben llenar un formulario donde hacen constancia que recibieron esos juguetes.

“Es una campaña que comenzó hace meses y se llevan en distintos puntos del País, es similar a la tradicional campaña de canjeo de armas reales por artículos domésticos, nosotros de acuerdo al valor comercial de los juguete bélicos que recibimos, es que les entregamos otros juguetes, es una campaña que ha tenido buena aceptación en la población, es gratuita”, explicó el sargento que lleva a cabo dicha campaña en la Cabecera Municipal.

WhatsApp Image 2018-09-05 at 11.05.55

Los juguetes que otorga la Sedena en esta campaña son donados por empresas particulares, gobiernos estatales, municipales, así como la federación, para que sea atractivo el canje de juguetes.
El personal militar destacó que esta campaña de manera transversal se relaciona al combate de la Sedena en materia del crimen organizado, fomentando una sana convivencia entre la sociedad, la niñez y demostrando que se puede divertir y recrear de forma distinta, sin hacer apología de la violencia y la delincuencia.
Todos los juguetes bélicos y violentos que recolecte en esta campaña el Ejército, serán destruidos, y su plástico será reutilizado.

“La lumbre a los aparejos”

Por Blanca Bravo

¿Cómo está usted mi muy querido y querida Tlajomulca? ¿Qué tal pasó estos días que, como cada día o cada instante, son únicos e irrepetibles? ¿Qué acontecimientos lo estamparon en esta semana? ¿Cuáles fueron las marcas que usted mismo y su paso por las horas dejaron en su camino, en su punto de partida y en la meta del día a día? ¿Qué marca dejó usted en sus compañeros de andar?
En pasados días, tuvo lugar un acontecimiento muy desafortunado, el incendio del Museo Nacional de Río en Brasil. Las llamas que conflagraron, por un tiempo fatal, destruyeron millones de piezas invaluables. Esta casa de Historia, que alguna vez fue visitada por los mismísimos Albert Einstein y Marie Curie, sufrió una pérdida irreparable; la humanidad entera perdió. Las causas del incendio tratáronse de cualquier cosa, pero sobre todo de una: de falta de interés por prevenir, por cuidar… De falta de recursos usados en la preservación de lo valioso.
El gobierno de Brasil, después de mucho (años y gobiernos), autorizó un recurso económico para prevenir incendios en el inmueble, sin embargo, el fuego llegó antes que las mejoras.
Nada reemplazará todo lo perdido: lo que no se hizo en su momento, no hecho está.
Amigo y amiga, ¿se les ha ocurrido pensar que los seres humanos somos como museos? Contenemos grandes cosas, y pequeñas, claro, pero todas valiosas; tenemos y contamos una historia sólo con vernos, escucharnos y estar con nosotros; estamos llenos de conocimientos y sabiduría que podrían pasar por ser lo mismo, pero no lo son.
Los conocimientos vienen de la escuela, de los oficios, de la práctica de una acción o algo comprobable o aplicable.
La sabiduría se hereda y se adquiere en un nivel superior; es “lo que es”. La sabiduría es holística y universal; sobrepasa y trasciende al hombre y a su beneficio.
Somos pues, un cúmulo de saberes alojado en este edificio que es nuestro ser ¿Usted tiene plan de emergencia en caso de incendio –muerte-? Ya sé que tenemos la prevención antifuego de ir al médico, el chorrito de agua que es la medicina, pero y si ya nos llega la hora final; la del fuego total ¿Tenemos plan?
Usted podrá decirme que, ahí pues, ni que hacerle peeeero ¡no! En el caso del Museo Nacional, se perdió la evidencia de los saberes y quedó el cascarón. Cuando sea el momento de nuestra muerte también la materia que nos conforma permanecerá, pero podemos hacer que nuestro yo tampoco desaparezca. ¿Tiene usted algún oficio? ¿Sabe usted tejer, bordar, pintar, hacer música? ¿Escribe bonito o bien? ¿Habla lindo? ¿Conoce cuentos, leyendas, la Historia (nuestra Historia)? ¿Sabe querer bonito? ¿Cocina, labra la tierra, sabe refranes, cosecha jitomates?
Todos tenemos un acervo de sabidurías y conocimientos que para ser eternos habremos de compartirlos. Y no me refiero a hacer imperecederos a los saberes, solamente, sino a nosotros mismos. ¿Quién no tiene un “como decía mi madre”? ¿Quién no recuerda los cuentos de “aparecidos” de su abuelo? ¿No tiene usted en la boca el sabor del platillo que preparaba su tía en las reuniones? ¿No recuerda las palabras de pundonor de su profesor favorito? ¿Acaso ha olvidado el hombro donde llorar de ese amigo incondicional?
En esta vida – la única segura segurísima-, todos andamos sorteando las llamaradas de la enfermedad o la inseguridad. Les sacamos la vuelta y nos las toreamos, pero habrá un inevitalísimo día en que la lumbre nos llegará a los aparejos y la extinción sea inminente y de ella y del olvido nada nos salvará ¿O usted se acuerda del nombre siquiera de su tatarabuelo? Sólo trascenderemos en la medida en que nos demos a los demás. ¡o usted qué opina?

A %d blogueros les gusta esto: