‘‘San Lucas Evangelista. Legado de una tierra’’ a 100 años del ejido

Por Octavio Guevara

Es la obra coordinada por un servidor, colaborando en ella los historiadores Jesús Aguilar y Rey Orozco. Es el primer ejido del Estado de Jalisco en celebrar su centenario, en cuyos festejos tuvo lugar este libro conmemorativo en que se plasma la vida agrarista en un antes y un después de 1918, recorriendo un amplio panorama de la vida de San Lucas Evangelista. La presentación tuvo lugar el miércoles 29 de agosto de 2018, en la casa ejidal de la población, en punto de las 12:00 pm, y el mismo día en el Museo de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, en punto de las 8:00 pm. Ahora bien, ¿Qué es un ejido? ¿Qué se celebra con este triunfo obtenido el 29 de agosto de 1918? ¿Por qué se estudia en un antes y un después a dicho año?
Un ejido era considerado como el lugar de uso común, donde no se labraba la tierra, sino que era especial para pastar ganado o el aprovechamiento de otros recursos. Con la Revolución Mexicana se transforma el significado del ejido mexicano como el lugar amplio que integra en sí las tierras, aguas y bosques.
San Lucas Evangelista es una población que tuvo origen en el pueblo de San Miguel Cuyutlán, y después de 1569 se erigió como pueblo de indios. Se ubicó al oriente del pueblo de origen, para de ahí internarse hacia el sur, donde estaban los yacimientos de basalto necesarios para trabajar el labrado de metates. En 1644, la hacienda de San Lucas (después llamada La Joya), que rodeaba la población por el sur, norte y oriente, decidió medir sus tierras conforme a su merced real otorgada en 1569, resultando que, de llevarse a cabo las medidas exactas, parte del pueblo quedaría dentro de la propiedad, por lo que decidió reconocerles sus límites. En 1773, otro dueño decidió pelear las medidas exactas, en graves perjuicios de la población, quedando las metateras dentro de la hacienda y provocando que los habitantes de San Lucas crearan tratos para acceder al yacimiento, convenio que duraría 150 años.
Los gobiernos liberales del siglo XIX legislaron sobre la tierra, poniendo énfasis en la figura del propietario individual, actuando en consecuencia contra las corporaciones civiles y religiosas en cuanto a la tenencia de la tierra. En 1834, los terrenos comunales de San Lucas se dividieron entre sus habitantes, y quienes no pudieron adaptarse al cambio en el sistema de trabajo (de comunal a individual) vendieron sus fracciones a las grandes propiedades, hasta reducir considerablemente la extensión territorial de la población. En plena Revolución Mexicana, se expidió la Ley de 06 de enero de 1915 que restituía las tierras a sus legítimos propietarios, siempre y cuando cumplieran con los requisitos, de lo contrario se les beneficiaba con la dotación de ejido.
El 15 de agosto de 1915 los vecinos solicitaron la restitución de sus tierras, pero no pudieron comprobar el despojo ilícito, a pesar de sí presentar sus títulos comunales de 1731 (estaban mutilados y no era suficiente). De esa forma, por resolución presidencial de 29 de agosto de 1918, fueron dotados con 125 hectáreas de tierras tomadas de la hacienda de La Joya, propiedad de Isidro Orozco, mermando la propiedad junto con otros ejidos, hasta su desaparición en 1997. Recuperaron las ‘‘metateras’’ y, ya con una economía un poco estable, pudieron algunos hombres aventurarse en otros oficios, resultando en ello el origen “Mariachero” en San Lucas Evangelista, quien orgullosamente celebra 100 años de triunfo, aunque inaugura una etapa de enfrentamiento con otros enemigos de rostro diferente al hacendado.

IMAGEN COLUMNA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s