La primera labor de Zamora

Por Víctor Hugo Ornelas

En un mes, el alcalde electo Salvador Zamora tomará posesión del cargo y comenzará una administración que se convertirá en la cuarta que gana las elecciones a través de una misma corriente política. Sus antecesores, son los protagonistas de la vida política del Estado, por lo que la expectativa es alta para este nuevo gobierno.
Enrique Alfaro es nada más y nada menos que el gobernador electo de Jalisco y líder de un movimiento político que ahora es primera fuerza en la entidad, mientras que Ismael del Toro, quien también fue alcalde de Tlajomulco, fue presidente de la mesa directiva del Congreso del Estado y ahora presidente municipal electo de la capital del Estado, Guadalajara.
Alberto Uribe por su parte, aunque se separó de este grupo político, logró mantenerse en los más altos niveles de la esfera pública al coordinar la campaña del presidente electo de la república en Jalisco, además, los próximos seis años integrará el gabinete federal y el mismo Andrés Manuel López Obrador, lo considera el candidato natural para pelear la gubernatura de Jalisco por Morena en 2024, y si eso no fuera suficiente, goza de toda la confianza de Marcelo Ebrad, que buscará ser el sucesor de AMLO en Palacio Nacional.
Sin lugar a dudas, la presidencia municipal de Tlajomulco es una de las más cotizadas para aquellos que quieren trascender en la política de nuestro Estado, por lo que pinta una oportunidad de oro para Salvador Zamora, que de hacer un buen trabajo, podría consolidar su carrera política y buscar otros espacios que le permitan estar en los primeros lugares de la palestra política en la entidad.
Sin embargo, antes de pensar en ello, el alcalde electo tiene que resolver algunos temas de suma importancia. Primero que nada deberá lograr que algunos de los servidores públicos que se mantengan dentro de su gobierno salgan del estado de relajación en el que se encuentran, esta administración necesita reactivarse de manera importante y los servidores públicos entender que no se trata de sentarse a gozar los próximos tres años, sino de desquitar el salario y demostrar porqué están ahí.
También deberá lidiar y apaciguar a todos aquellos que desde estos momentos están tratando de colocar a la amante en un espacio laboral, o los que comienzan a tomar venganza política y hacen movimientos para castigar a los que apoyaron a otro proyecto político en la pasada campaña.
El comenzar la administración con orden, disciplina y compromiso por parte de los funcionarios, le permitirá enfrentar algunos problemas de mayor calado, pues cualquiera puede meter en cintura a estas criaturas que se alimentan del erario público, pero mantener el orden en la calle es muy distinto.
Desde la Cabecera Municipal se debe de mandar un mensaje de autoridad, un mensaje donde el ciudadano sepa que existe el estado de derecho y no veamos barbaridades como la de una persona que es asesinada al interior de los Servicios Médicos Municipales por sujetos armados que sin el mayor empacho ingresaron a terminar el trabajo que no lograron hacer en la calle.
También para que dejemos de ver videos de vecinos propinando golpizas y desnudando en la vía pública a presuntos delincuentes, pues en una de esas, matarán a alguien y entonces vamos a conocer realmente lo que es amar a dios en tierra ajena, pues si eso ocurre, significará que la situación se les fue de las manos y no estará garantizada la gobernanza.
No podemos darnos el lujo de que en un bar de la cabecera, al que ingresan menores de edad, también ingresen personas con armas y no pase nada, no podemos hacernos los ciegos a que a plena luz del día, en calles de la cabecera, un grupo armado y encapuchado prive de la libertad de manera ilegal a una persona.
La tarea inicial tendrá sin lugar a dudas que ser mandar un mensaje de orden y de autoridad, de constitucionalidad, de estado de derecho, si eso se logra, entonces que piensen en grande, porque podrán mirar al horizonte que quieran, de lo contrario, cómo dice la señora de la esquina, que “Dios nos agarre confesados porque esto, se convertirá en una fiesta, de esas que hacen los ratones cuando saben que el gato no está”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s