Disminuye mortandad de peces en Cajititlán

Por Aarón Estrada

Se ha extraído una tonelada de popochas en lo que va del año y podría darse un repunte en próximas semanas

En lo que va del año se ha extraído una tonelada de peces muertos de la especie conocida como popochas de la laguna de Cajititlán, sin embargo, se han pescado vivas cerca de 200 toneladas, las cuales son usadas como insumos para la elaboración de composta orgánica que se otorga a productores de maíz, cuyos campos de cultivos son colindantes con el litoral de ese vaso lacustre.
Durante el 2016 se retiraron 30 toneladas de popochas muertas de la laguna; en 2017 la cantidad fue de 10 toneladas, en contraste, de enero al 08 de agosto pasado, sólo va una tonelada, informó Miguel León Corrales, director de Gestión Ambiental y Cambio Climático de Tlajomulco.
“Ha sido mucho menor la popocha muerta recolectada este año, pero sabemos que puede haber un repunte en próximos días, por razones climatológicas, donde hay bastante precipitación pluvial, intenso calor al mediodía y disminución de temperatura en las noches, lo que genera la muerte de esta especie, que no es apta para consumo humano”, indicó el funcionario.
Recordó que se tiene monitoreo constante en la laguna, con persona de su dependencia y otras áreas del Gobierno de Tlajomulco, para que al observarse mortandad de peces, se comienze el retiró inmediato de estos.
“El mayor retiró que hemos tenido en una jornada ha sido de 120 kilos recolectados de popochas muertas, ese fue hace una semana en la zona de Cuexcomatitlán”, puntualizó.
Como parte de su programa de producción de abono orgánico, para tierras de cultivos de productores de Tlajomulco, en lo que va de este 2018 se han extraído 220 toneladas de popochas vivas, mismas que se mezcla con otros desechos orgánicos (derivados del programa de separación de basura, implementado en el corredor Adolfo López Mateos Sur) y se desarrolla abono orgánico, aproximadamente en 30 toneladas, las cuales tiene un alto potencial en calcio, en beneficio para el desarrollo de los cultivos como maíz y mejora el PH de esas tierras.
En 2017 se recolectaron 250 toneladas de popocha viva en la laguna de Cajititlán, mientras que en 2016 la pesca fue de 300 toneladas, por parte del Gobierno de Tlajomulco.
“Con la experiencia de lo que hemos recolectado en 2016, 2017 y en este 2018, podemos observar ya un nivel de producción de popocha que se tiene en la laguna anual, que ronda entre las 200 toneladas, la cual sino pescábamos, se convertiría en esa cantidad de mortandad”, concluyó León Corrales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: