Las precampañas que no son, comienza el hartazgo

1457737_723089131052000_212429783_nPor Aarón Estrada

El lunes 14 de enero se cumple un mes de precampañas. Honestamente para el electorado no ha sido nada nuevo, en el discurso, acciones y sobre todo en el escenario nacional, se ha visto un hartazgo hacía los tres principales precandidatos. Mensajes huecos, incluso uso de redes sociales con fotografías tan banales y comunes por los tres referentes nacionales, José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador.
Veamos. Desde diciembre pasado en vísperas de Navidad, las redes sociales fueron testigos de tweets absurdos y banales de parte de estos candidatos, con la complacencia y complicidad de ciertos comunicadores de prestigio. Es el caso de Joaquín López Dóriga con su ridículo tweet sobre que Juana, la esposa de Meade, estaba haciendo las compras para la cena de Nochebuena. Lejos de conseguir simpatía ese mensaje de 140 caracteres con la foto de la mujer del ex Secretario de Hacienda, desató burlas, memes y en los casos más inteligentes, asomó indignación y reflejo de que no hay mucha materia gris.
Otra joya del tweetazo, se lo aventó hace unos días Ricardo Anaya, en publicar una selfie, donde decía que acompañaba a su hijo a la escuela. Lejos de generar simpatiza, la publicación generó burlas en las redes, incluso se creó el tema (hashtag) #HazañasDeAnaya, donde los usuarios daban cuenta de cosas cotidianas de ellos y las presumían como logros.
Y también, López Obrador, tiene lo suyo. Subiendo su video en redes sociales sobre una peluquería, donde solo informa de su gira por Veracruz, lo más importante que dijo, fue eso, su gira por municipios de ese Estado de la República.
Las precampañas, donde se supone sólo deben hacer difusión interna a los militantes y simpatizantes de los partidos políticos, para ganar su confianza como precandidatos, conversos de que los eligen como sus candidatos y posteriormente para hacer campañas electorales generales. Ha sido sólo un membrete de discurso eso del pre-, sin violar la ley (pues son hábiles y conocedores de esos reglamentos), han hecho campañas abiertamente, es decir, las campañas no van iniciar hasta marzo o abril, prácticamente ya ha comenzado, mas no de forma técnica y oficial. Es obvio que ya se sabe quiénes son los principales candidatos a los puestos de elección popular.
En marzo y abril dan inició las campañas, se supone que en esos meses los candidatos ya darán a conocer sus propuestas, su plan de acción de gobierno, agenda legislativa y en el senado. Debemos de pensar que las semanas de los candidatos en campañas serán usadas para ese fin, no para criticar, mentir y difamar al adversario contrario con más popularidad, no usar las redes sociales para finales de guerra sucia u otros sofismas mediáticos.
A 170 días de la elección constitucional del primero de julio, sabemos que para la Presidencia de la República sólo hay tres afrentes. El de la continuidad de Peña Nieto y el PRI, representado por José Antonio Meade; el panista y de la coalición, Ricardo Anaya y el progresista Andrés Manuel López Obrador. Lejos se ven los independientes Jaime Rodríguez, Margarita Zavala y María de Jesús Patricio.
Todos esperan de estos actores, más discursos, menos sofismas, más propuestas y sobre todo, más acordes a lo que requiere México. De lo contrario, el hartazgo será mayúsculo, y sólo favorecerá el desinterés general de acudir a las urnas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: