Uribe tiene su “ejército” de defensa ambiental

Por Aarón Estrada

Toman protesta a 300 niñas y niños Guardianes de la Tierra de Tlajomulco


Un grupo de 300 niños tomaron protesta como Guardianes de la Tierra de Tlajomulco, quienes serán promotores de educación ambiental entre los habitantes del Municipio mediante talleres y trabajo comunitario.
El primer edil de Tlajomulco, Alberto Uribe Camacho, fue quien les rindió protesta a este grupo de 300 niñas y niños, de 9 a 12 años de edad, estudiantes de quinto y sexto grado de primaria.

IMG_7420

“Ustedes constituyen la fuerza de un cambio de educación ambiental, suelen tener mayor conciencia en la defensa del medio ambiente, ustedes serán la fortaleza en tareas como reforestación, ustedes saben que la Tierra es un planeta que debemos cuidar todo, tierra, aire, árboles y su agua”, refirió Uribe al rendirles protesta.

Recalcó que este es el primer batallón de un ejército de cuidadores de medio ambiente en Tlajomulco, quienes irán a las casas y colonias a impartir talleres ecológicos y de cultivos orgánicos. La meta es formar un grupo de tres mil niñas y niños procedentes de todos los planteles de educación primaria del Municipio a esta brigada de protectores ambientales.
IMG_7417Cuatro de los 300 Guardianes de la Tierra explicaron al alcalde y regidores del Ayuntamiento, la importancia de cuidar la tierra, comer sanamente y tener consciencia del uso de agua. Erik, uno de estos guardianes, explicó que el consumo de frituras empaquetadas, trae como consecuencia la deforestación de palmeras en selvas y costas mexicanas, para extraer el aceite natural de estas plantas, el cual es utilizado para estos productos comestibles.
Estos primeros Guardianes de la Tierra del 20 de mayo pasado a la fecha recibieron cursos y talleres en sus planteles educativos por parte de personal de la Dirección de Gestión Ambiental, Cambio Climático y Sustentabilidad de Tlajomulco.
Los talleres fueron de agroecología enfocado a la producción de alimentos en huertos urbanos, cultivos orgánicos, los cuales mejoran la alimentación familiar con mayores valores nutricionales, así como el uso racional del agua, los ornatos, árboles frutales y composta de abono orgánico. El segundo taller, nombrado Cajititlán Sustentable consistió en una visita a la laguna por la zona de Cuexcomatitlán, con el desarrollo de ecotécnicas y visitas a los humedales artificiales.
El tercer taller fue de separación de residuos, donde se instruyó a los menores a separar el material orgánico e inorgánico que se encuentra en un bote de basura general de cualquier vivienda, para saber sobre la reutilización de plásticos y botes.
Al concluir estos talleres, lograron su acreditación como Guardianes de la Tierra. Se pretende que estos niños lleven los conocimientos a sus casas y los pongan en práctica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: